Programación Guía completa del Gran Premio de Motociclismo en Jerez

Un derecho y una obligación

Andalucía tiene perfecto derecho a activar cuantas palancas estén en su mano para dinamizar su economía y atraer inversiones

El anuncio realizado el lunes en el Foro Joly por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, sobre las medidas fiscales que su Gobierno aprobó ayer han abierto, por su trascendencia, un debate nacional sobre la idoneidad de que las comunidades autónomas compitan con bajadas de impuestos. Andalucía ha lanzado la primera piedra y ha removido un estanque que hasta ahora era patrimonio exclusivo de Madrid y de las dos comunidades con régimen foral: País Vasco y Navarra. El debate tiene derivadas económicas, pero también políticas. Es evidente que en el marco de sus competencias las comunidades autónomas tienen perfecto derecho a activar cuantas palancas estén en sus manos para dinamizar su economía y atraer inversiones. Es un derecho y una obligación. Y eso es lo que ha hecho el presidente andaluz asumiendo riesgos que afectan tanto a la gestión como a los recelos de todo tipo que ya se han desatado. Moreno argumenta que su primera legislatura le ha demostrado que bajar impuestos no supone merma de recaudación por el aumento de la actividad económica. Además, aplica unos principios liberales que están demostrando eficacia en la Comunidad de Madrid a la que toma como referencia. Lo que funciona en Madrid debe funcionar en Andalucía, aunque las condiciones de partida sean diferentes. Ni por nivel de renta, ni por territorio, ni por fortaleza del tejido empresarial las dos comunidades presentan grandes semejanzas. Por eso, el empeño de Moreno de convertir a Andalucía en la segunda región de España con menor presión fiscal tiene mucho de reto. Y eso es lo que necesita nuestra Comunidad: objetivos ambiciosos para explorar sus enormes márgenes de mejora. La rebaja en el Impuesto de la Renta y la supresión del de Patrimonio van en esa dirección. Las primeras reacciones del Gobierno de la nación hablan de cortarle las alas a iniciativas de este tipo e ir a una unificación de impuestos. Sería dar pasos atrás inconcebibles en nuestro sistema autonómico. A Andalucía no se le puede poner ahora cortapisas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios