Provincia

Los derribos de viviendas ilegales vuelven este lunes a El Palmar

  • Un proceso judicial iniciado en el año 2003 tirará ahora dos casas ubicadas en el camino del Pino

Imagen de archivo del derribo de una vivienda ocurrido en El Palmar en septiembre de 2014. Imagen de archivo del derribo de una vivienda ocurrido en El Palmar en septiembre de 2014.

Imagen de archivo del derribo de una vivienda ocurrido en El Palmar en septiembre de 2014. / manuel aragón pina

Comentarios 4

Las máquinas reaparecerán a primera hora del próximo lunes por la pedanía de El Palmar, en Vejer, para seguir demoliendo casas ilegales. Si la pasada primavera caían tres viviendas ubicadas en las inmediaciones del hostal La Gallega y el restaurante Casa Francisco, ahora las excavadoras de demolición pondrán rumbo al extremo opuesto de El Palmar, en concreto al camino del Pino, que está situado en la zona trasera del bar Los Arcos.

La orden judicial de demolición recae en esta ocasión en tres viviendas, aunque sólo se tirará ahora dos de ellas, las que llevan por nombre 'Ventolera' y 'Casa de Enmedio'. La tercera, que jamás ha tenido nombre, seguirá de momento en pie, aunque esa prórroga apenas durará dos meses, hasta que su propietario, que es alemán, vuelva a Vejer y vacíe previamente el inmueble.

"Que la tiren ya, que esto ha sido muy largo y ya le he perdido cariño a la casa", dice un afectado

Lo curioso de este proceso de demolición es que sus propietarios están deseando que las máquinas hagan ya su trabajo. Así lo reconoce Juan Luis Saucedo, dueño de la finca 'Ventolera', que recuerda que este proceso judicial se inició en el año 2003. "Por mí que la tiren ya, que esto ha sido muy largo y ya hasta le he perdido el cariño a la casa", reflexiona en voz alta este propietario que adquirió esta casa en 1999.

Su vivienda y las otras dos que están igualmente sentenciadas provenían todas de una finca originaria de unos 1.600 metros cuadrados. Cada una de estas casas, por tanto, cuenta con una superficie de entre 400 y 500 metros cuadrados, después de que perdieran terreno por un retranqueo obligatorio que sufrieron para mejorar la carretera que conecta con la playa.

Una vez que las excavadoras hagan el lunes su trabajo, los propietarios afectados continuarán con otro proceso judicial que, en paralelo, dirimirán si la operación de compra-venta de esta casa hace casi dos décadas fue o no legal. Al respecto, Saucedo indica que fue víctima de una estafa "porque yo compré la vivienda en 1999 y el vendedor no me dijo nada de que ya había recibido varios requerimientos judiciales alertando de la ilegalidad de la edificación". Y continúa: "Nada de eso venía reflejado en la nota simple del registro de la propiedad y yo me enteré de todo en 2003, cuatro años después de haber comprado la casa".

Sobre estas órdenes de derribo se pronunció ayer el alcalde de Vejer, José Ortiz, que dejó claro que el expediente de ilegalidad parte de la Junta de Andalucía y no del Ayuntamiento. No obstante, Ortiz se posicionó a favor de respetar las sentencias judiciales, al tiempo que aplaudió los avances en materia de regularización urbanística que ha experimentado El Palmar "gracias al trabajo conjunto de la Junta y El Ayuntamiento".

"En el gobierno municipal tenemos claro que nuestra idea es regularizar el mayor número posible de viviendas y negocios en El Palmar, pero siempre que cumplan con unas mínimas normas urbanísticas", aseveró el alcalde vejeriego. En el polo opuesto se decantó por "actuar con dureza en los casos que concluyan en expedientes sancionadores".

En el caso particular de estas tres viviendas, la Delegación Municipal de Urbanismo confirmó que ninguna de ellas está sujeta a licencia alguna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios