Un brindis por ella

La icónica María Jiménez supo cómo celebrar su cumpleaños: con amigos y vino de Jerez

Bota personalizada de María Jiménez.

Bota personalizada de María Jiménez. / Veneciadores

Este jueves, 7 de septiembre, nos despedimos de una figura única en los escenarios y más allá de ellos. La artista sevillana María Jiménez se ha ido para siempre la 1:00 horas, rodeada de sus seres queridos, a los 73 años en el barrio de Triana de su ciudad natal. El último adiós tendrá lugar este viernes en una misa funeral en la iglesia de Santa Ana.

Su hijo, Alejandro Jiménez, la describe a la perfección en un comunicado: “Un espíritu indomable, una personalidad arrolladora, una mujer fuerte y valiente que luchó contra todas las adversidades más allá de lo imaginable". Y fe de ello da toda la historia de su vida de la que han sido testigo todos sus fans y los asiduos a la prensa del corazón.

La indomable María Jiménez exprimió al máximo cada instante de su vida con valentía suficiente para hacerlo a su manera. En su casa de Chiclana celebró su 70 cumpleaños rodeada de amigos, muchos de ellos personajes muy conocidos. “Entre los invitados se encontraban artistas como Miguel Poveda, con quien acaba de grabar un nuevo trabajo titulado ‘Qué felicidad la mía’, o Pitingo, el torero Fran Rivera y su ex mujer Eugenia Martínez de Irujo”, según publicó venenciadores.com.

Y es que lo festejó con el cariño de las personas que la admiraban y de la mejor manera: con vino de Jerez. “En un momento tan especial no podía faltar un amigo que siempre acompaña a la cantante en estas citas: el venenciador jerezano Jesús Rubiales, propietario de la empresa Venenciadores S.L. que se encargó de servir el vino de Jerez durante la celebración, acompañado de Andrés Romero”, reza en la web de la firma.

Para la ocasión, como acostumbra, el jerezano preparó una bota de jerez personalizada con la imagen de la cantante, así como unos catavinos especiales para la ocasión. Mientras otros famosos firman botas, ella le puso su cara... Así era María Jiménez.

El último brindis

Probablemente, esta cantante revolucionaria que dijo ‘Se acabó’ en uno de sus últimos éxitos, desearía otro brindis más por ella, el último antes del adiós definitivo. "Que todo el mundo levante su copa y brinde por ella", ha pedido su hijo.

Los restos mortales serán trasladados a la capilla ardiente en el Salón Apeadero del Ayuntamiento de Sevilla. María Jiménez dará un paseo póstumo en coche de caballos por su barrio de Triana después de la colocación del féretro en el Ayuntamiento, y se cumplirá así uno de los últimos deseos de la artista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios