Semana Santa 2021 | Martes Santo

El carácter castrense y la saeta vuelven al Martes Santo

  • Menos ambiente en las calles en un día nublado y desapacible

  • Novedad con La Salvación en esta jornada

  • El Amor instala su misterio recreando un Calvario

Las saetas se hicieron presentes ante Jesús de las Penas en San Mateo. Las saetas se hicieron presentes ante Jesús de las Penas en San Mateo.

Las saetas se hicieron presentes ante Jesús de las Penas en San Mateo. / M. Aranda / V. LObo / M. A. González

Cielo encapotado, viento de levante y el Martes Santo presente; real pero a medias. La saeta y los sonidos marciales sí pudieron ser protagonistas este año en los dos enclaves de siempre que, gracias a las menores restricciones en las medidas sanitarias en relación con el pasado año, se recuperaron en Capuchinos y San Mateo. El martes en Jerez ha crecido en su geografía cofrade con la gente de San Benito, Las Torres y San Rafael. De norte a sur la ciudad se dibuja entre advocaciones y nuevas concepciones cofrades que crecen con fuerza, unas con más recorrido en el tiempo que otras. En esta jornada hubiéramos notado la ausencia de Humildad y Paciencia que aún no se ha podido incorporar al Jueves Santo. La mañana fue más tranquila que en los días precedentes. Tal vez la climatología, tal vez las ganas, tal vez estamos llegando al momento en el que vivir todo sin el remate final en la calle lleva al desánimo al personal.

Ofrenda del Ejército al Cristo de la Defensión. Ofrenda del Ejército al Cristo de la Defensión.

Ofrenda del Ejército al Cristo de la Defensión. / Vanesa Lobo

En La Defensión se vivió la jornada de puertas adentro y casi para los hermanos. La misa de ofrenda del Ejército contó con la asistencia de mandos y representación de los cuerpos y fuerzas de seguridad el Estado. Una escuadra de gastadores junto a los portaestandartes pusieron la nota castrense en la celebración ante un altar ocupado por el crucificado de Esteve Bonet, en el centro, y a su lado, La O. En la capilla del Cristo del Amor se recreó un Calvario sobre suelo pedregoso con matices de verdes y flor morada. Los titulares del misterio formaron en el frente, junto a las imágenes secundarias. Un conjunto cuyo estilo está siendo elegido en varias cofradías para ofrecer algo especial en esta Semana Santa sin Semana Santa, entendamos. En la cabecera de la pequeña capilla y bajo dosel se expuso a Jesús Cautivo.

También fue especial el día en La Clemencia que trasladó a sus titulares al colegio del Perpetuo Socorro para situar en la capilla del centro educativo al Señor y a la Virgen de Salud y Esperanza sobre unas pequeñas parihuelas. Y sobre ellas fueron llevadas por la tarde al patio de deportes del colegio para celebrar allí una misa de campaña con una importante asistencia de hermanos. No cabe duda que la decisión de la cofradía afianza más los vínculos con la orden religiosa que regenta el centro, el cual se está convirtiendo en una fuente de hermanos. Ese era el objetivo junto a tener un espacio más amplio para la celebración en un lugar abierto.

La afluencia fue constante a San Rafael. La afluencia fue constante a San Rafael.

La afluencia fue constante a San Rafael. / M. Aranda / V. LObo / M. A. González

La iglesia de San Rafael fue un hervidero de cofrades y devotos desde que se abrió la puerta para la veneración de su titular, el Señor de la Salud. Situado en un altar en el interior, cientos de velas votivas alumbraron a la talla creada por Fernando Aguado. Alegría, sí. Pero el pesar estaba muy presente en una hermandad joven recién llegada al martes y que ni siquiera se ha podido confirmar ante el Jerez cofrade más implacable que solo lo ha visto pasar una vez por Carrera Oficial. Le hubiera venido de lujo poder salir, pero seguramente por esa juventud y ganas, superar el mal trago de ayer se hizo muy cuesta arriba para muchos. Del mismo modo que en Las Torres los cofrades de La Salvación festejaron su primer Martes Santo pero en los adentros del Perpetuo Socorro. Al menos montaron al Señor en el paso que mostró el tallado de su frontal. La Dolorosa de la joven cofradía ocupó espacio en el lateral contrario al Nazareno. Un altar sencillo para una mañana agridulce.

Bondad y Misericordia es la otra hermandad que estrenaba día. Tras salir en el Jueves de Pasión desde sus inicios, ahora forma parte del Martes Santo. No fue ni mucho menos el estreno soñado pero los hermanos de la cofradía que nació al amparo de la Orden de San Juan de Dios recorren una nueva historia en la zona de Juan XXIII en una parroquia de corta edad que acoge a una hermandad también en pañales. Allí se montó el acto de veneración con el Señor en un lateral rodeado de cera con la jarra y jofaina a sus pies, piezas de estreno, igual que un broche para su túnica.

Saeta a los pies de Jesús de las Penas en San Mateo. Saeta a los pies de Jesús de las Penas en San Mateo.

Saeta a los pies de Jesús de las Penas en San Mateo. / M. Aranda / V. LObo / M. A. González

Saetas, gente y cola para acceder a San Mateo, como cabía esperar. A la hermandad más popular y señera de la jornada le costó un gran esfuerzo mantener la normativa sanitaria. Y eso que pusieron a un propio en la puerta con termómetro en mano. La animación fue subiendo conforme avanzó la mañana. Hubo misa y por la tarde la Exaltación de la Saeta, cante que también resonó con fuerza al mediodía en las voces de los ganadores del concurso de la Buena Gente. La hermandad dispuso a sus titulares tal y como se vieron en el besamanos. El conjunto, con el Señor delante, el ‘verruga’, que junto al ‘bizco’ son los dos judíos que se ocupan de componer la cruz, a su vera y detrás, El Desconsuelo, vestida con sencillez sin ningún bordado, arrimada a San Juan. Todo recrea un viejo lienzo que se conserva en la hermandad en el que se pintó lo que por allí consideran como la primera estampa de sus titulares. Un cuadro que se pudo ver colgado en la reja de la capilla sacramental a modo de referencia de lo que se vio en presente, aunque el sitio habitual del viejo óleo es la casa de hermandad.

Así pasó el Martes Santo cuando el ecuador de todo esto está alcanzando las simbólicas grapas que unen los libritos de horarios e itinerarios y que dicen que la contraportada está más cerca; que esto se acaba. Y que, siendo honrados, mejor que se acabe y pongamos la vista en el 10 de abril del 22.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios