Cofradías

Jornada de cenizas para el arranque de la Cuaresma

  • El Santísimo Cristo de la Salud de las Tres Caídas y el Señor de los Trabajos de la Soledad, estuvieron expuestos en solemne función de veneración

Acto de veneración al Santísimo Cristo de la Salud en San Lucas. Acto de veneración al Santísimo Cristo de la Salud en San Lucas.

Acto de veneración al Santísimo Cristo de la Salud en San Lucas. / Vanesa Lobo (Jerez)

Gran jornada de Miércoles de Ceniza la que se pudo vivir ayer en Jerez en lo que a la meteorología se refiere. Un sol que reinaba en todo lo alto y gran luminosidad que hace ya presagiar una Semana Santa espectacular. Pues ya lo apunta el viejo dicho que asevera que cuando el Miércoles de Ceniza hace buen tiempo es la señal de que la Semana Mayor vendrá con buen tiempo. Un dicho que, por cierto, no siempre se ha cumplido.

Era la de ayer la jornada que abría paso a la Cuaresma con la celebración de las imposición de la ceniza.

Los templos del centro de Jerez abrieron sus puertas para renovar este antiguo rito litúrgico que ya se narraba en estas páginas antes de ayer y que se remonta a la Iglesia primitiva.

Fueron muchos los fieles que se acercaron ayer a celebrar la eucaristía y recibir, como arranque al tiempo de conversión, la ceniza en una fórmula nueva que anulaba  la imposición en la frente y se llevaba a cabo en la cabeza para respetar las medidas sanitarias.

San Francisco, a primera hora de la mañana, acogía la semanal misa de miércoles con gran número de fieles. Muchos preguntaban la razón por la que el Señor de la Vía-Crucis no estaba expuesto en solemne función de veneración como se viene haciendo años atrás. Las Cinco Llagas ha decidido este año poner a sus imágenes el Jueves Santo. Y suspender su quinario y hasta el rezo del Vía-Crucis que este año lo organizará los grupos de la fraternidad franciscana.

Veneraciones

Tampoco hubo función de veneración en San Miguel con la imagen del Santo Crucifijo de la Salud. Ni la Sagrada Mortaja que sí organizó un turno de vela al Santísimo en Capuchinos.

En el santuario diocesano de San Lucas sí estuvo presente a la espera de los fieles el Cristo de la Salud. Se ha habilitado un altar al pie de templo donde este año se celebrarán los cultos al estar en fase de restauración el retablo mayor. Una recuperación que Jerez deberá de agradecer y mucho a la hermandad de las Tres Caídas por su compromiso con el histórico templo.

En la iglesia de la Victoria, el Señor de los Trabajos también estuvo expuesto en solemne veneración. Trabajo que tanto falta en muchas familias y que tan necesario es. 

Por último, reseñar que el Cristo de las Almas presidió ayer el Vía Crucis que todos los años organiza la Sacramental de Santiago para el primer sábado de Cuaresma y que este año tuvo que celebrarse en el interior del templo parroquial guardando todas las medidas sanitarias.

Por tanto, fue una Miércoles de Ceniza distinto pero no por ello ineficaz. Arranca la Cuaresma distinta. La más intimista como la hemos denominado en este medio. Una Cuaresma que también será para el recuerdo por la falta de actos y tradiciones que verán la luz en años venideros. A buen seguro que sí.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios