Diario de Pasión

El proyecto estrella de promoción y la TV de la Semana Santa se desinflan

  • Uno de los planes más importantes del Consejo se estanca y queda en mínimos en acciones y ejecución

Un cámara en pleno trabajo durante la Semana Santa. Un cámara en pleno trabajo durante la Semana Santa.

Un cámara en pleno trabajo durante la Semana Santa.

A bombo y platillo, el actual Consejo anunció en su programa con el que concurrió a las elecciones, que la promoción de la Semana Santa seria un aspecto más que fundamental de la gestión. Se habló de acciones promocionales a escalas nacional e internacional mediante iniciativas pactadas o contratadas con medios de comunicación europeos y norteamericanos; presencia en las ferias turísticas y, de forma sobresaliente, la propuesta de poner en marcha un canal de TV que retransmitiera la Semana Santa para todo el mundo con señal en alta definición y abierto a todas las emisoras que desearan captar las imágenes, un símil a lo que sucede en Sevilla, gestionado por el Consejo de allí, en la Campana.

Todo esto ha quedado en su mínima expresión; de un proyecto ambicioso se ha pasado a algo más casero y a aprovechar todo lo que esté a la mano, eso sí, con un bajo coste. Un factor que ha sido clave para que todo este plan se desinfle es la crisis que atravesó el Consejo jerezano hace unos meses que acabó con la destitución del vicepresidente, alma mater de este conjunto de acciones. Sin embargo, el actual ejecutivo del organismo cofrade no renuncia a exportar la Semana Santa y los valores cofrades jerezanos aunque sea aprovechando las redes sociales y las herramientas que ponen a disposición de los usuarios.

El experimento más trabajado ha sido con motivo del pasado Vía Crucis de las hermandades, que fue transmitido a través de Facebook mediante la opción que permite la emisión en directo de un evento, eso sí, a costa de los megas de los usuarios y sin la fidelidad y garantías que da un trabajo con medios profesionales. Esta experiencia también la han llevado a cabo en actos como la presentación de la cartelería cofrade que se llevó a cabo en Madrid coincidiendo con Fitur. De cara a la inminente Semana Santa, no veremos cámaras y tecnologías de una productora desplegada en la Carrera Oficial, pero sí se va a emitir, por la misma red social determinados momentos del paso de las cofradías con la colaboración de una web local especializada en vídeos cofrades.

El vivo debate que despertó la idea de la señal única de la Carrera Oficial para todos los medios televisivos, se centró en el coste que tendría la contratación de los medios técnicos y humanos o una productora. Se hablaba, entonces, de unos 100.000 euros que saldrían de la venta de publicidad, patrocinios, etc.

Y si resultaba deficitaria o no se alcanzaba el objetivo económico, derrama entre todas las hermandades para amortizar costes, algo que se garantizaba que no sucedería. No obstante y pese a que el juego era peligroso en lo monetario, se pusieron por delante los beneficios para la ciudad a escala promocional y el retorno que eso tendría en la industria turística local, de ahí que se llegara a tocar la puerta del Ayuntamiento para obtener financiación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios