Semana Santa 2019

Un Sábado de Pasión con cuatro cofradías y en un claro descenso

  • Las hermandades de la Mortaja, la Salvación, la Misión Redentora y Entrega en la pedanía de Guadalcacín harán hoy su estación de penitencia a distintos templos

Nazarenos de la cofradía de la Salvación Nazarenos de la cofradía de la Salvación

Nazarenos de la cofradía de la Salvación / Manuel Aranda (Jerez de la Frontera)

Si se pudiera observar mediante un gráfico en línea el desarrollo de la jornada del Sábado de Pasión de los últimos veinte años se podría observar al forma de una cúspide que desde hace tres años ha entrado en un claro descenso. La gráfica indicaría un comienzo incipiente en los años finales de los noventa y primeros del nuevo siglos. Años en los que salía la hermandad de la Clemencia, el Consuelo, la Redención o el Soberano Poder. A partir de ahí, estas tres cofradías entrarían en la carrera oficial y comenzaba un nuevo tiempo que llegaba a su cenit en el año 2016 en el que llegaron a salir hasta seis cofradías. Unas vísperas cargadas de público en las calles y de buen ambiente de muchos que visitaban la ciudad para disfrutar de estas nuevas cofradías que venían de distintos barrios.

La jornada de hoy ya refleja un claro descenso. Muy posiblemente hasta la desaparición de la jornada, llegando a engrosarse todas y cada una en los distintos días de la Semana Santa. Pero todavía existe vida en esta jornada con cuatro cofradías que saldrán a las calles.

Por un lado la Salvación que saldrá desde la barriada de Las Torres. Lugar muy indicado para disfrutar de los más de cien hermanos que vestirán la túnica. La corporación estrenará dos nuevas imágenes, la de Pilatos y Caifás. Obras de Alejandro Oliveras de Perea y que culmina este misterio en el que aparece el Señor con la cruz al hombro. Acompañará al paso la banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba.

Por otro lado, una cofradía de clara identidad mercedaria saldrá desde el barrio de Picadueñas. La Misión Redentora con su imagen del Señor que cae con la cruz y que obra de Fernando Murciano. La hermandad este año ha hecho un drástico cambio de itinerario alargando mucho la carrera y tomando por calles emblemáticas del centro como son la Tornería, Porvera o Ancha para ir buscando la basílica de la Merced. Este impresionante misterio en fase de construcción estrena la talla de los candelabros de guardabrisa, obra de David Medina. Acompañaran al Señor un nutrido cortejo de nazarenos con el hábito blanco de los religiosos mercedarios y la cuadrilla estará comandada por Manuel Monje Virués de Segovia y su equipo de trabajo.

En Guadalcacín saldrá la cofradía de la Entrega. Una hermandad hecha para la pedanía y en la que todos los vecinos se vuelcan. Un Señor que sale al encuentro de sus devotos cada Sábado de Pasión. Un paso que este año sacará por primera vez Tomás Sampalo y que va poco a poco construyendo ese gran barco que en su día quedará culminado para orgullo de los vecinos de Guadalcacín.

Cierra la jornada la hermandad de la Mortaja que sale desde la iglesia conventual de Divina Pastora en Capuchinos. Una hermandad de corte clásico, de túnica negra y de capilla musical. El misterio portentoso que representa el momento en el que amortajaron al Señor. Una cofradía que hay que darse prisa para ir a contemplarla, pues a pesar de hacer estación de penitencia en San Dionisio, apenas está en la calle tres horas.

En definitiva una jornada abocada a la desaparición de sus procesiones. Unas vísperas que se narrará como lo que fue, un día grande cofradías y que finalmente quedará sin cofradías. El año que viene podrían pasar a los días de la Semana Santa las tres hermandades jerezanas. Y la Entrega que quedará en su pedanía de Guadalcacín según se desprende desde la delegación diocesana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios