Una mirada atrás

1990: un solo día con lluvia y sin cofradías, Domingo de Ramos

  • Ese año la Hermandad del Cristo del Amor celebró 50 años de fundación, presidiendo el crucificado el Via Crucis

Pies descalzos bajo los faldones de una cuadrilla al completo en 1990. Pies descalzos bajo los faldones de una cuadrilla al completo en 1990.

Pies descalzos bajo los faldones de una cuadrilla al completo en 1990.

La entrada de la década de los noventa nos dejó una Semana Santa que se escapó de la lluvia por los pelos excepto el Domingo de Ramos, el 8 de abril, que dejó a las cuatro de la jornada sin salir. Donde más se sintió la suspensión de la procesión fue en la Merced donde los sentimientos se dejaron correr.

No resignados a ver los pasos en sus posiciones de salida, las bandas de música de cada paso interpretaron marchas con el palio y el misterio arriba, situación que no gustó en los despachos eclesiásticos, pero sí nos dejó una estampa del inolvidable Diego Conde, hermano mayor, consternado ante tan mala suerte ese domingo.

En 1990 el cartel fue del palio de La Paz en su Mayor Aflicción, visto desde atrás, y el cofrade de Las Angustias, Manuel Ruiz Cortina dio el pregón. El Cristo del Amor presidió el Via Crucis, por las bodas de oro que celebraba.

A esta sección traemos una fotografía que representa algo que hoy en día es impensable: costaleros descalzos bajo el paso. Por aquel tiempo era muy común que alguno se descalzara para agudizar su penitencia. Con el tiempo quedó totalmente prohibido hacerlo ya que el riesgo de graves lesiones es importante, junto a que el rendimiento no es el mismo. Ese año, la cuadrilla del Amor tomó la decisión de ir descalza al completo.

Diego Conde y cofrades del Transporte en un triste Domingo de Ramos. Diego Conde y cofrades del Transporte en un triste Domingo de Ramos.

Diego Conde y cofrades del Transporte en un triste Domingo de Ramos. / Archivo (Jerez)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios