Cofradías

Las hermandades reciben la suspensión de las procesiones con normalidad

  • Las corporaciones tendrán que organizar ahora la logística necesaria para cumplir con las restricciones ante los miles de fieles que visitarán los templos en Cuaresma y Semana Santa

San Mateo se preparaba para abrir sus puertas tras el largo confinamiento del pasado año. San Mateo se preparaba para abrir sus puertas tras el largo confinamiento del pasado año.

San Mateo se preparaba para abrir sus puertas tras el largo confinamiento del pasado año. / Pascual (Jerez)

No ha habido reacción alguna por parte de las cofradías ni del consejo local de la Unión de Hermandades tras la noticia de un decreto que se esperaba de forma inminente. Con total normalidad ha sido acogida esta disposición de la Iglesia local que salía en la mañana de este lunes desde el Obispado para toda la Diócesis y que forma parte casi de un formalismo que por otro lado era más que necesario. No ha sido un terremoto cofrade el que se ha podido ver tras lo que todos esperaban.

Una mayoría de corporaciones nazarenas están trabajando ahora en la magna exposición que tendrá lugar en los Claustros de Santo Domingo entre los días 19 de marzo y el 11 de abril. Por otro lado, las priostías ya están inmersas en la preparación de los cultos que, si las restricciones sanitarias lo permiten, tendrán lugar en muchos templos y cofradías. Por tanto es momento de montaje de altares de cultos y disponer de las herramientas tecnológicas que están al alcance de todos para poder ofrecer cultos y actos a través de los distintos canales que mantienen las corporaciones para llevar a cada hermano aquellos actos piadosos que se organicen tal y como ocurría el pasado año tras la declaración de estado de alarma el 15 de marzo.

Logística

Por otro lado, nos acercamos a un escenario en el que los referentes de la Semana Santa se situarán en el interior de los templos en el que las hermandades tendrán que montar toda una logística para poder llevar a cabo los grandes actos de exposición de sus imágenes que serán muy visitadas en los días de Semana Santa como no podía ser de otra manera. Controles de entrada y salida a los templos y situación de aforos concretos.

En las grandes iglesias esta logística será mucho más llevadera. Sin embargo, en cofradías con sedes muy pequeñas, será todo un dispositivo el que se tendrán que desplegar para llevar un exhaustivo control de entrada y salida así como garantizar la separación física necesaria para evitar contagios. 

Decreto necesario

Finalmente, reseñar que el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, lo comentaba en una entrevista ofrecida en Canal Sur. “Cada diócesis es independiente y cada obispo tendrá que hacer su decreto de suspensión”, afirmaba. Era necesaria esta disposición para no tener problemas en el transcurso de la Cuaresma. Imaginemos que la incidencia de la pandemia bajara y las restricciones también. Con la autoridad civil en otra disposición y sin decreto, podría haberse dado el caso de sacar una imagen a la calle aunque hubiera sido para el rezo de un Vía Crucis. Ahora, todo este escenario queda también suspendido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios