Procesiones de Gloria

La Virgen de la Cabeza cumplió su mayoría de edad

  • Elegante rosario vespertino en la Sed con la Virgen del Amparo

A las seis de la tarde muchos devotos se congregaban en la puerta de la parroquia del Corpus Christi. Llegaba la hora de la procesión de ‘pequeña morenita’, la imagen de la Virgen de la Cabeza que recibe culto en el barrio de Picadueñas durante todo el año gracias a la labor de un comprometido número de hermanos. La enorme huella dejada por el padre Jesús Fernández de la Puebla Viso, religioso mercedario, que fundó esta fraternidad en el Corpus Christi, y la gran personalidad de este fraile que fue pregonero de la Semana Santa de Jerez para poco acudir a los brazos del Padre, se vio en la tarde ayer, un año más, visibilizada en esta humilde procesión que el barrio prepara con tanto primor. Una salida que le concede el título de la mayoría de edad al ser esta la dieciocho edición consecutiva de su salida procesional.

A la salida, la banda de la "Unión Musical Asidonense" atacaba con el pasodoble ‘Luz Romera’ que Antonio Jesús Pareja Castillo regalaba a la Virgen de la Cabeza de Jerez el pasado año. Las banderas tremolando como costumbre en la romería de Andújar para la salida de la pequeñita pero grande en devoción.

Más de cincuenta hermanos antecedían a la Señora que un año más fue llevada por los hombres de Martín Gómez con buen son y elegancia. Y en la gruta del Rocío del Picadueñas, el actual mayordomo José Antonio Ortega, ofreció a la Virgen una nueva sevillana como ofrenda. Justo cuando la banda tocaba la gran marcha de Vidriet ‘Rocío’. Gran momento como cada año el vivido entre la Virgen y los suyos.

A partir de ahí, la visita a San Mateo con las hermandades de los Judíos y Santa Marta. Un guiño siempre a las cofradías que siempre están al lado de estos esforzados devotos de la Cabeza que no se cansan en ofrecer a la Virgen actos, citas y continuadas actividades. Y fue primero San Mateo porque la procesión este año tomó su itinerario pero al revés. Así que la cita con la Patrona de la ciudad estaba por llegar. En la basílica de Nuestra Señora de la Merced, se volvió a intensificar ese fervor a María, con la entrega a la marcha ‘Salve Madre Jerezana y Coronada’ del mismo autor de ‘Luz Romera’. 

Destacar en el cortejo la presencia del padre Miguel Ángel Aguado junto a seis estudiantes del seminario mercedario de Salamanca y un promotor vocacional de los padres de la orden de San Pedro Nolasco.

Finalmente la Santísima Virgen quedó recogida en su parroquia hasta el próximo año tras una vuelta al barrio cargada de fervor y marchas.

Rosario en la Sed

Por otro lado, también a las seis de la tarde, se celebraba el acto piadoso del rosario de forma vespertina con la presencia de la Santísima Virgen de la Amparo de la cofradía de la Sed. El acompañamiento musicial lo puso el coro 'Campanilleros de la Aurora'. Desde la parroquia de San Juan Grande, en ese barrio nuevo de la Zona Sur, los buenos cofrades de la Sed volvieron a marcar elegancia, recogimiento y buen son con su guapísima Virgen del Amparo. Una tarde que muchos cofrades de esta cofradía del Lunes Santo llevan a gala a ser una de las grandes citas al sacar a las calles de la feligresía a su imagen titular, que acompaña durante todo el año al portentoso y magnífico crucificado de la Sed.

Tras este acto piadoso, la cofradía regresó a la parroquia y celebró su función solemne bajo la presidencia de su director espiritual, el sacerdote Antonio Aguilar Verdugo. Enhorabuena a ambas corporaciones por sus elegantes actos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios