Senderos de Cádiz

Grazalema, flora y fauna únicos

  • Los senderos que se ubican en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema son caminos de diferente dificultad pero todos dentro de esta Reserva de la Bioesfera

Bajada del río Majaceite, en El Bosque. Una ruta para toda la familia. Bajada del río Majaceite, en El Bosque. Una ruta para toda la familia.

Bajada del río Majaceite, en El Bosque. Una ruta para toda la familia.

Dentro del conjunto geológico subbético se encuentra la Sierra de Grazalema. Su composición de rocas principalmente calizas conforma un paisaje kárstico con numerosas cuevas, desfiladeros y dolinas. Sus vistas hacen de esta zona un lugar único en el que deleitarse a través del contacto con la naturaleza más pura.

Los senderos que atraviesan estas tierras son famosos por su riqueza paisajística y su diversidad geológica. Existe una gran variedad de recorridos señalizados que abarcan desde una dificultad media-alta, hasta caminos fácilmente realizables en familia.

Uno de los más famosos es el de la Garganta Verde, un espectacular cañón de roca originado por el azote de las aguas del arroyo Bocaleones, que culmina en la Cueva de la Ermita o ermita de la Garganta, así denominada por su razonable parecido con la cúpula de un templo religioso. Aunque su distancia está datada en 3 kilómetros, su dificultad es alta, ya que se estima una duración es de hora por kilómetro, por lo que se recomienda que los senderistas que se atrevan a descubrir sus encantos, estén correctamente equipados. Es importante señalar que se precisa de la autorización de la Consejería del Medio Ambiente, al tratarse de una zona restringida.

Otro sendero de similar dificultad es el Salto del Cabrero. Parte de la población de Benaocaz y finaliza en el mirador desde el que se puede observar el paisaje que da nombre al sendero, presenta una distancia de 9 kilómetros, y un tiempo aproximado de 5 horas. Se trata de uno de los enclaves más representativos de la Sierra de Grazalema, en la medida en que el Salto del Cabrero es una falla de descomunales paredes verticales separadas entre sí por una distancia de 50 metros.

También de alta complejidad se enmarca el sendero de El Torreón que, con 1.648 metros de altura, se trata del pico más alto de la Sierra del Pinar, el techo de la provincia de Cádiz. Su ascensión se considera bastante dura, aunque el atractivo de su cima compensa la subida.

Para aquellos que no son tan expertos en el senderismo, pero igualmente quieren disfrutar de lo extraordinario de esta actividad, hay rutas de dificultad media, como es el caso de El Pinsapar. Este camino une Grazalema y Benamahoma, y en su trayecto de ascensión por la ladera norte de la Sierra del Pinar se puede apreciar el maravilloso paisaje de la Sierra de las Nieves y Sierra Nevada. Aunque el verdadero atractivo de esta excursión reside en los árboles que le dan nombre, los pinsapos. Estos aparecen dispersos en el inicio del recorrido, pero conforme se vaya aproximando a la zona de umbría, el paisaje se irá tornando progresivamente en un frondoso, denso, tupido y mágico bosque.

Llano del Republicano, en Sierra de Grazalema. Llano del Republicano, en Sierra de Grazalema.

Llano del Republicano, en Sierra de Grazalema.

Por otro lado, el sendero del Puerto de las Presillas ofrece la oportunidad de conocer una de las sierras más características de Grazalema, la del Endrinal. Este recorrido es de gran interés geomorfológico, al presentar unas llamativas formaciones producidas por la disolución de la roca caliza.

En familia

Sin embargo, no todos los recorridos están pensados para profesionales, ya que hay una gran variedad de excursiones aptas para todos los públicos. Ejemplo de ello es el sendero del Río Majaceite se resume en un agradable paseo de 5 kilómetros fácilmente realizable es 2 horas que parte de El Bosque y llega a Benamahoma. El nombre del río que da nombre al sendero también se conoce como ría del Bosque, y es el hogar de una nutrias divertidas y esquivas

Además, su belleza singular reside en la galería de chopos, fresnos y olmos que esconde su maleza, lo que hace de esta lugar una escena típica de cuento de hadas. Otra opción para hacer deporte en familia es el Llano del Republicano, también de 5 kilómetros de largo. Se trata de un recorrido asequible que comienza en Villaluenga del Rosario y culmina en los Llanos de Libar, pasando en su trayecto por los Llanos del Republicano, un lugar en el que la sensación de paz y aislamiento están aseguradas.

Un sendero con mucha historia es el de la calzada romana, una de las excursiones más típicas del Parque Natural de Grazalema. En su parte final, hacia Ubrique, se adentra en un encinar con algunas explotaciones ganaderas.

Finalmente, dentro de los senderos de baja dificultad, se encuentra el de Llanos de Rabel (también conocida como Llanos del Revés), que presenta 6 kilómetros de recorrido y unas 2 horas de duración. Se inicia en las proximidades del Puerto de los Acebuches, y se adentra en el Área de Reserva del Parque Natural, alcanzando la umbría de la Sierra del Pinar.