Sociedad

La Policía mexicana desbarata el secuestro de un avión con 104 pasajeros procedente de Cancún

  • Los raptores, que fueron detenidos en el interior del aparato, exigían hablar con el presidente Calderón

Un avión de la empresa Aeroméxico procedente de Cancún fue secuestrado ayer y al cabo de una hora de angustia, los 104 pasajeros fueron liberados en el aeropuerto de la capital mexicana y agentes federales detuvieron a varios secuestradores.

"El Gobierno de la República declara bajo control" la situación, "todos los pasajeros han sido evacuados sanos y salvos, no hay bomba en el aparato", dijo el ministro de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas. Imágenes de televisión mostraron además que seis personas, presumiblemente los secuestradores, fueron sacados esposados del aparato. El ministro rehusó confirmar sin embargo si hubo detenidos.

El avión, un Boeing 737, había partido desde el balneario internacional de Cancún, sobre el Caribe Méxicano, en dirección a ciudad de México como el vuelo 576 de Aeroméxico. La nave transportaba 104 pasajeros según información extraoficial.

Los secuestradores, de los que se desconocían de momento sus motivos, al parecer habían exigido audiencia con el presidente mexicano, Felipe Calderón. Los secuestradores del avión "nunca pudieron entrar a la cabina ni comprometieron la seguridad del aparato", añadió el ministro de Comunicaciones y Transportes azteca.

Daniel Fernández, uno de los pasajeros liberados, dijo en entrevista telefónica a la emisora a emisora Televisa Molinar Horcasitas que uno de los detenidos "llevaba una biblia".

La Embajada de España en México confirmó a Efe que no había españoles entre los pasajeros del vuelo secuestrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios