Opinión

¿Qué significa realmente ser verdaderamente sostenible y cómo lo conseguimos? El "pensamiento del diseño" y en el espíritu de la agroecología

Los últimos 5 años de la Cátedra COEXPHAL-UAL han estado llenos de actividades. Los últimos 5 años de la Cátedra COEXPHAL-UAL han estado llenos de actividades.

Los últimos 5 años de la Cátedra COEXPHAL-UAL han estado llenos de actividades.

Cynthia Giagnocavo . Cynthia Giagnocavo .

Cynthia Giagnocavo .

La COVID-19 es un grave problema que plantea retos y tiene repercusiones particulares para el sector agrícola, pero es sólo uno más de los muchos factores que causan incertidumbre y complejidad. Los cambios en el clima, en las tecnologías y demográficos están transformando nuestros sectores productivos y nuestras sociedades. Las alianzas políticas y de mercado existentes están cambiando y están surgiendo nuevas influencias de poder. La unidad fundamental de nuestro sistema agrícola local, la empresa agrícola familiar, está sometida a una fuerte presión. El sector hortícola almeriense se encuentra en un momento difícil y a menudo a la defensiva con respecto a las regulaciones y políticas que parecen favorecer a los competidores, y a la prensa negativa que afecta a su imagen ambiental y social. Más preocupante es el profundo desconocimiento por parte de los consumidores y de la sociedad en general que tienen una noción romántica de lo que significa "agricultura sostenible".

Dejando a un lado los aspectos negativos, Almería debe avanzar en el liderazgo de la producción alimentaria sostenible, incluyendo la transición hacia una dieta y un planeta saludables y una nueva economía digital, manteniendo al mismo tiempo su modelo de negocio de empresa familiar y su estructura cooperativa. Almería tiene una economía social de mercado única y cuenta con los cimientos a partir de los cuales alcanzar esos objetivos. No debe ser reticente a sentirse orgullosa de donde está, pero debe ser mucho más ambiciosa en cuanto a dónde quiere ir. Es necesario organizar suficientes recursos para lograr un conjunto claro de ambiciones, y deben establecerse mecanismos de control críticos y reflexivos para asegurar que se realicen verdaderos progresos. No basta con hablar de "innovación" y estar presente en otra ronda de fotos para la prensa local. El ombligo no es una buena brújula con la que navegar.

Un instrumento para explorar ambiciones y empujar hacia nuevas direcciones fue la creación por parte de COEXPHAL y la Universidad de Almería de la Cátedra COEXPHAL-UAL de Horticultura, Estudios Cooperativos y Desarrollo Sostenible, que lleva funcionando desde hace unos 5 años. Su objetivo inicial era actuar de puente entre el sector y la universidad y cerrar la brecha existente entre el sector y la investigación. Su objetivo ha sido poner en consonancia las iniciativas europeas y a expertos internacionales, el conocimiento local y las competencias y talentos de la Universidad de Almería para ayudar a resolver problemas relevantes para la horticultura protegida almeriense y obtener financiación externa para satisfacer las necesidades de investigación locales.

La Cátedra COEXPHAL-UAL ha construido una envidiable red europea de investigadores y centros de excelencia agrícola y ha obtenido cerca de dos millones de euros en financiación para entidades de investigación y jóvenes investigadores. Junto con científicos de la UAL y la red COEXPHAL, ha obtenido financiación competitiva para iniciativas emblemáticas de investigación e innovación en la digitalización y las iniciativas de agricultura inteligente, como la Internet of Food and Farm (IoF2020) y los SmartAgriHubs. Ha traído a los mejores expertos en liderazgo y gestión cooperativa. Junto con la COEXPHAL I+D, ha sido fundamental para lograr la entrada en el mejor consorcio europeo de expertos en control biológico, así como en una iniciativa sobre cadenas de suministro sostenibles. Ha desarrollado un sólido programa de demostración de fincas en agua y suelo, apoyando el intercambio de conocimientos generados por los agricultores, que se está consolidando en el centro de investigación CIAIMBITAL de la UAL. Ha llevado a cabo iniciativas de desarrollo rural sostenible y emprendimiento, educación cooperativa y herramientas de digitalización para asesores agrícolas. Ha celebrado consultas con una amplia variedad de actores críticos para comprender los principales desafíos que enfrentan los sistemas ambientales y agrícolas en general.

La lista podría continuar, pero basta decir que los últimos 5 años de la Cátedra COEXPHAL-UAL han estado llenos de actividades. Donde vimos una necesidad en el sistema, la Cátedra COEXPHAL-UAL trató de abordarla.

¿Es eso un éxito? Sí y no. Lo que importa es el impacto. El sector ha trabajado para aumentar su eficiencia en la producción, el uso de los insumos, adoptar prácticas alternativas, y tener una altísima calidad y trazabilidad. Pero lo que está pendiente es un rediseño más profundo del sistema productivo basado en procesos ecológicos, y sobre todo, el establecimiento de conexiones entre los productores y los ciudadanos, no sólo en su papel de consumidores, sino como miembros del mismo espacio natural y de la sociedad civil que habitan tanto los agricultores como los compradores.

No es el momento de "seguir como hasta ahora". Uniendo fuerzas para abordar los desafíos, la Cátedra COEXPHAL-UAL se centrará en la búsqueda y creación de valor dentro del conjunto del sistema agroecológico: ¿Qué significa realmente ser verdaderamente sostenible y cómo lo conseguimos? ¿A dónde tiene que ir el sector, dentro de su contexto y sistema, y qué nuevos modelos de negocio son necesarios? Ayudado como siempre por el "pensamiento del diseño" y en el espíritu de la agroecología, el Cátedra COEXPHAL -UAL trabajará para poner a Almería sólidamente con las iniciativas de investigación europeas relacionadas con el Acuerdo Verde Europeo; Una Europa Adecuada para la Era Digital; y Una Economía que Funciona para la Gente. Se guiará por la ciencia de la aplicación de conceptos y principios ecológicos para gestionar nuestro capital humano y natural con el fin de mejorar la seguridad alimentaria, la nutrición y el desarrollo local, reconociendo la importancia de los agricultores almerienses, tanto hombres como mujeres, y de sus cooperativas y empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios