Tecnología

Innovación en la hostelería

  • Una 'app' para que las personas ciegas localicen comercios y una cartera virtual para pagar en bares y restaurantes son ideas que contribuyen a la digitalización del sector.

La transformación digital de la hostelería es un reto con el que, a través de la tecnología, los profesionales del sector pueden encontrar nuevas formas de acercarse a los clientes, de gestionar los locales, de conseguir llevar tráfico al punto de venta, fomentar la fidelidad, etc. Con el objetivo de impulsar nuevas ideas tecnológicas que impulsen esta transformación en bares y establecimientos del sector Horeca, se ha creado la aceleradora de startups Barlab, impulsada por Mahou San Miguel.

En esta primera edición se han seleccionado cinco proyectos de un total de 150 propuestas y dos de ellas son andaluzas: InVibe y Outbarriers.

Outbarriers es la iniciativa de la granadina Digitalilusion. Se trata de una aplicación para smartphones que hace visibles a los comercios para las personas invidentes, a través de mensajes audibles que se envían al móvil. La app también avisa de barreras arquitectónicas y paradas de autobús, entre otros. Esta tecnología "inclusiva", señala el cofundador de Digitalilusion, Adrián Martínez, "da a los ciegos la capacidad saber dónde están los comercios de su ciudad y de hacer compras en su barrio". Outbarriers cuenta con un pequeño dispositivo -una baliza- que, colocado sobre la puerta del establecimiento, detecta mediante Bluetooth a los móviles que tienen la app instalada y que pasan a cinco metros de la entrada como máximo. A partir de ahí, el usuario puede acceder a la información asociada al local: oferta comercial, menú, etc., y puede descargarse más información e incluso un mapa mental con información verificada de accesibilidad para saber moverse por el negocio. Así, Outbarriers permite al invidente "saber que el comercio está ahí, saber cómo entrar y saber dónde está la puerta".

El proyecto se ha validado ya en 120 comercios céntricos de Granada, cuenta con una comunidad de 50 usuarios activos y ha generado interés en otras ciudades. El equipo espera que su paso por Barlab sirva para impulsar la escalabilidad de la idea y llegar a las principales ciudades españolas.

La onubense InVibe se concibió como una cartera virtual para pagar en un establecimiento sin sacar el teléfono del bolsillo. El local reconoce la presencia del usuario por Bluetooth y el pago se realiza a través del móvil, incluso aunque no se lleve encima. El cofundador de InVibe, Curi Gallardo, apunta que entre las ventajas de esta aplicación -para iOS y Android- está la posibilidad de dejar el móvil y la cartera en casa y la agilidad a la hora de pagar. Pero además, durante su paso por Barlab el equipo ha incluido otra característica a su herramienta, un club de fidelización junto a Mahou en el que el usuario obtiene vales de descuento y puntos canjeables por regalos y experiencias. Por su parte, al premiar la asistencia a un local geolocalizado, el barista consigue aumentar el tráfico en el punto de venta. InVibe ha sido testado un año en bares y tiendas de Londres y Dubái y ha generado compras por valor de 80.000 euros. Su objetivo ahora es llegar a una amplia red comercial.

Como explica la responsable de Barlab, Eloísa Ochoa de Zabalegui, en los seis meses de aceleración en Madrid los proyectos accederán a financiación, recibirán sesiones de mentoring, talleres formativos, oportunidades de networking y podrán desarrollar el modelo de negocio y hacer pruebas piloto de sus productos en bares.

Los otros tres proyectos acelerados en Barlab son HeyPlease, una plataforma de pago móvil para pagar desde la mesa sin esperar a que te traigan el datáfono; Lhings, una herramienta para agilizar la gestión de pedidos en establecimientos; y TableTech, una aplicación de menú digital para restaurantes, cafeterías y hoteles que permite la visualización y pedido de todos los productos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios