TV-Comunicación

RTVV readmitirá a los trabajadores del ERE, pero no en sus puestos

  • El nuevo director de la cadena asegura que ya tiene el modelo con el que se irá poniendo fin a la corporación. El comité pide a Fabra negociar un "modelo sostenible".

La RTVV acatará la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana y, a partir de la próxima semana, readmitirá a los 1.000 trabajadores que resultaron afectados por el Expediente de Regulación de Empleo de esta sociedad. Así lo hizo público ayer por la tarde el nuevo director general de RTVV, Ernesto Moreno, quien matiza, no obstante, que los trabajadores no serán reincorporados a sus puestos de trabajo salvo que así se requiera en casos puntuales y por necesidades productivas. En cualquier caso, los empleados que resultaron afectados por el ERE disfrutarán primero de las vacaciones que tienen pendientes en la empresa y, posteriormente, de un permiso retribuido. Antes de comenzar la readmisión de estos trabajadores, la empresa emitirá una comisión individualizada a cada afectado y pondrá a disposición de los trabajadores un teléfono y un correo electrónico para analizar casos específicos. El nuevo director de RTVV comunicó esta decisión al comité de empresa después de que a primera hora de la mañana hubiera comunicado que la empresa estaba "diseñando un plan para dar cumplimiento a la sentencia". El cierre seguirá adelante tras la resolución a finales de mes de la Cortes por la que se derogará los puntos del Estatut referentes a la cadena pública. Moreno está llamado a extinguir la empresa.

Los trabajadores siguen en la lucha de mantener Nou y han remitido un escrito dirigido al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en el que demandan que "reconsidere su decisión" y le animan a "encontrar nuevas fórmulas que permitan encajar la sentencia de nulidad del TSJ y la legalidad que conforman el Estatuto de Autonomía, la ley del Estatuto de RTVV y el Contrato programa suscrito enter el Gobierno Valenciano y la propia empresa". Según recalcan, el mantenimiento de este canal es "fundamental para el autogobierno, la vertebración de los valencianos y el mantenimiento de nuestra lengua". Desde el comité de empresa de RTVV argumentan que el cierre de Canal Nou va más allá de ser un conflicto laboral y así quedó claro el pasado fin de semana en las amplias manifestaciones que recorrieron las tres capitales de provincia. Según lamentan, el cierre tendría su impacto no sólo en el sector audiovisual valenciano sino también en el ámbito cultural y en la política lingüística de los valencianos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios