Crónica televisiva de la Nochevieja

Pues no se nos ha quedado mala noche

  • En un 'prime time' de cameos, el especial coral de José Mota dio una lección al resto de noches del peor año que ha vivido la televisión en abierto en España. 'Cachitos', otra vez salvador

José Mota entre los golpistas de su especial de este año José Mota entre los golpistas de su especial de este año

José Mota entre los golpistas de su especial de este año / RTVE

La televisión en España ha vivido un 2019 tan nefasto que la Nochevieja ha estado muy por encima del nivel medio de las últimas 364 noches pasadas. De hecho habrá habido al menos unas 350 noches más insulsas. Salvamos las electorales, la del estreno de Campeones, el final de temporada de Cuéntame, la final de Tamara o incluso el helicóptero de la Pantoja y poco más.

Ha sido un mal año de la televisión en abierto, bien lo saben en HBO y  en Netflix, y por eso este 31 nos ha parecido incluso mejor.

El señor Barragán, un golpista con gracia El señor Barragán, un golpista con gracia

El señor Barragán, un golpista con gracia / RTVE

En esta Nochevieja hemos tenido a Félix el Gato compartiendo escenas con Santiago Segura e Ignatius Farray, hemos tenido a Juan Carlos Ortega, al Rey imitando a Chiquito, al meteorólogo José Antonio Maldonado hablando con Virginia Díaz, a Amador y Chusa de La que se avecina  en Toma salami, o un glorioso maratón de Leo Harlem que no se lo salta ni youtube. Y Antena 3 en un refrito rescató a Ainhoa Arteta cantando Sin pijama. Y todo entre anuncios para estirar el momento de las campanadas que ya arrancan casi media hora antes.

José Mota, de nuevo encarnando al Felipe VI, en una pose muy 23F José Mota, de nuevo encarnando al Felipe VI, en una pose muy 23F

José Mota, de nuevo encarnando al Felipe VI, en una pose muy 23F / RTVE

No se ha quedado mal el día. Esta Nochevieja ha sido más entretenida que otros 31 de diciembre, dentro de las reglas no escritas de la tradición, la reposición y el karaoke que se imponen en estas horas de cuenta atrás y horas posteriores de empalago ante la pantalla. Y ha sido una noche mucho más divertida que tantos prime time ahogados entre Pablo Motos, el Tvemos, los realities y las series malísimas que hemos sufrido.

31 D. Un golpe de gracia bromeaba con la historia con los bromeadores españoles. José Mota ha elevado su listón con una parodia coral del 23 F adobada con Trump y con Unamuno rapeando. Entre las viejas glorias, un enorme señor Barragán. Este Barragán nos representa, clonado a modo de La casa de papel en la escapatoria de los golpistas cómicos. "A las mariscadas, a las mariscadas"...

Merecerá ver el especial un par de veces más por los detalles perdidos y para contemplar a esa selección de nombres de ayer y de ahora, con la sintonía de Arévalo de los cassettes y la parodia del propio 300 Millones rescatado en Cachitos.

Al contrario de lo que sucede el resto del año, TVE es la que ha estado en cabeza y La 2 brindó otro impagable Cachitos de nueva factura, con adaptaciones de temas nostálgicos como si se hubiera borrado el archivo de RTVE. Ese era el juego que se traía el equipo del programa, con piezas rescatadas, por supuesto, y alusiones a la actualidad.

En la continuación un repaso a momentazos recuperados de otros años e inserciones nuevas. Pepe Domingo Castaño fue trending topic con su campanuda actuación.

Entre los rótulos afortunados...

Y entre uva y uva a Roberto Leal le dio tiempo a empezar el Feliz 2020 en 2019 y continuar con Rocío Muñoz tras las campanadas en un especial lazaroviano con la sucesión de los cantantes de todos los días en un escenario de tonos navideños. Se confundía con lo que se ofrece todas las madrugadas para rebañar derechos a la SGAE. Un especial de costumbre, como manda la fecha y aguantando el reloj mientras la competecia se iba pronto a las teletiendas y a las timbas de póker. Cuando terminó Cachitos La 2 regaló El maravilloso mundo de los cachorros, ains.

Canal Sur, con Manu Sánchez y Eva Ruiz, montaba otro especial típico con estrellas cercanas en el escenario de Tierra de talento.

Antes del tocadiscos de Canal Fiesta la autonómica se trajo de Madrid la idea del Andalucía Directo que ampliaba el mapa más allá del lugar de las campanadas, Antequera. Hubo conexión para El Centenillo, un pueblo de cien habitantes en zonas despobladas de Jaén; una despedida al año gastronómico almeriense y conexiones con el Elcano o con un hospital, ejemplo de todos esos profesionales que afrontan un turno abnegado cuando el resto del mundo está de fiesta. Un buen gesto de la pública andaluza, añadido a sus campanadas inclusivas.

Las privadas, modelitos al margen, fueron a por el refrito sin complicaciones. Mediaset sirvió el embutido de Toma salami, con retazos de otros años de la mano de Paz Padilla y Pablo Chiapella.

Arturo Valls y Anna Simón en el refrito de Antena 3 Arturo Valls y Anna Simón en el refrito de Antena 3

Arturo Valls y Anna Simón en el refrito de Antena 3 / Atresmedia

En Antena 3 la pareja de las reposiciones era la de Anna Simón y Arturo Valls con un karaoke de recortes tras las uvas doradas de Pedroche y Chicote. La Sexta, decíamos, empaquetaba a Leo Harlem y después, más El club de la comedia. Saldos que al menos no hieren.

Cuatro servía en First Dates a una participante transexual antes de entregarse al cine tras pasar por Guadalupe.

Visto así, no estuvo mal. Mejor que tantos días en los que tiraríamos el mando contra los contraprogramadores que retrasan todo a las once de la noche.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios