Toros

El Cid consigue la única oreja de un encierro de Pereda nulo de contenido

  • Fandiño, que debutaba en Huelva y Daniel Luque, quisieron pero no hubo toros

GANADERÍA: Toros de José Luis Pereda, el sexto con el hierro de "La Dehesilla", bien presentados, pero de poco juego, con las excepciones de primero y cuarto, que "sirvieron" mucho, los dos por el pitón derecho al . TOREROS: El Cid, tabaco y oro, pinchazo y estocada, gran ovación tras petición y bajonazo y estocada, oreja; Iván Fandiño, verde esmeralda y oro, estocada trasera y ligeramente contraria, y cuatro descabellos palmas, y estocada silencio. Daniel Luque, grana y oro cabos blancos, estocada y descabello, silencio y, pinchazo y descabello, silencio. Incidencias: Algo más de tres cuartos de entrada y mucho calor. Monterazo de El Boni tras parear al cuarto.

El Cid cortó la única oreja de una corrida sin contenido de Pereda, que propició que tanto Fandiño como Luque se fueran de vacío.

Magnífica tarde para poder hablar de la de hoy, en la que comparecerá el esperado José Tomás.

Quisieron mucho los toreros, pero no hubo toros. Sólo dio opciones el lote del Cid, con el que el torero anduvo con altibajos.

Elegante en el recibo de capote al primero. La faena de muleta tuvo fases bien distintas, dubitativa por parte de toro y torero en las dos primeras tandas a derechas. Sin embargo, en la tercera, perfecta compenetración. El toro metió la cara abajo con El Cid descolgándose de hombros, muy encajada la figura, muy firme, los muletazos tuvieron mando y sentimiento, limpieza y ligazón.

Pero no hubo continuidad, pues al cambiar de mano la respuesta del toro fue otra, y aunque todavía El Cid le anduvo por la cara con marchosería, aquello ya no fue tan rotundo. La espada entró en el segundo intento.

El cuarto colaboró mucho, igualmente por el pitón derecho. El Cid lo toreó sin dilaciones desde el principio sobre la mano derecha, muy centrado y con gusto, llevándole por abajo. Y entre tandas, algunas cositas de mucha categoría. Pero fue al cambiar otra vez de pitón, y perder muchos puntos. También el trasteo se vino un poco abajo. No fue faena compacta, notablemente de más a menos. Y también un bajonazo antes de la estocada.

A Fandiño, que debutaba en Huelva, no le sirvió ninguno de sus toros. Ambos con las fuerzas muy justas, sin empuje.

El primero de Luque anduvo en el límite de la invalidez. Imposible armar faena. El sexto fue incómodo, Luque lo intentó machaconamente, sin llegar a ninguna parte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios