Toros El Juli, Manzanares y Roca Rey abren la temporada sevillana

  • La terna, inédita en la fecha del Domingo de Resurrección, lidiará un encierro de Victoriano del Río-Toros de Cortés

Plaza de toros de Sevillla Plaza de toros de Sevillla

Plaza de toros de Sevillla / Juan Carlos Vázquez

Cartel de alto votaje para este Domingo de Resurrección en el que están anunciados Julián López El Juli, José María Manzanares y Andrés Roca Rey, con toros de la ganadería de Victoriano del Río-Toros de Cortés. Un espectáculo en la plaza de toros de La Maestranza de Sevilla para el que se prevé el cartel de No hay billetes y que se celebrará a partir de las 18:30 de la tarde.

En la propuesta inicial, la empresa contaba con José Antonio Morante de la Puebla, quien al no admitir que su actuación fuera retransmitida por Canal Toros Televisión, quedó descartado. Tanto la corrida del Domingo de Resurrección como la denominada Feria de Abril será emitida por el citado canal de pago.

Será la primera vez que El Juli, Manzanares y Roca Rey hagan el paseíllo juntos, en la emblemática fecha, en el coso del Arenal.

El Juli

El Juli, triunfador de la pasada Feria abrileña, cumplirá su octava corrida de Resurrección y suma cinco salidas a hombros por la Puerta del Príncipe –la primera de ellas, en 1999, no la materializó al ser herido por su segundo toro–. Su última tarde en la señera fecha sucedió en 2013 y abrió la citada Puerta. El año pasado cuajó una actuación memorable en la que cortó cuatro orejas y realizó una faena excelsa al toro Orgullito, de Garcigrande, que fue indultado.

El madrileño, en su mejor exhibición global en La Maestranza, plasmó su tauromaquia en una faena con dominio, poder y ligazón, brillando al natural y con la diestra, con pases en los que barrió literalmente el albero, siendo premiado con dos orejas simbólicas. Al otro astado lo desorejó por una labor con dominio y ajuste. En su segunda tarde dio una vuelta al ruedo tras petición de oreja.

Manzanares

Manzanares, adoptado y adorado por la afición sevillana, alcanzará su décima corrida en esta emblemática fecha. En los últimos años únicamente faltó en 2014, cuando el G-5 -grupo de cinco figuras- se negó a torear en Sevilla. El alicantino también cortó un total de cuatro orejas en su paso por las ferias de Abril y San Miguel. Pasó de puntillas con el peor lote el Domingo de Resurrección.

En su segunda cita se alzó por derecho propio como triunfador en un festejo en el que cortó dos merecidas orejas al gran Encendido, de Cuvillo. La estocada en la suerte de recibir fue una rúbrica perfecta. En su última tarde abrileña cortó una oreja por una faena desigual. En San Miguel retornó a lo grande, rozando la Puerta del Príncipe, que no alcanzó por el fallo con los aceros en su segundo toro.

Roca Rey

Roca Rey, el fenómeno de masas actual, quien concita el mayor tirón taquillero y que en 2018 fue líder con una gran regularidad, cumplirá su tercer paseíllo consecutivo en el cartel que abre el Domingo de Resurrección. El año pasado sumó en Sevilla cuatro tardes y cortó dos orejas.

El limeño hizo triplete en primavera y resultó triunfador el Domingo de Resurrección con estoicismo, clase, improvisación y algunos naturales exquisitos al ralentí ante un toro noble. Ganó un trofeo de mucho valor. En las otras dos tardes se fue de vacío. Y en septiembre cortó una oreja a un sobrero manso y anovillado de la casa Matilla.

La ganadería de Victoriano del Río-Toros de Cortés, encaste Juan Pedro Domecq, que pasta en Miraflores de la Sierra (Madrid), lidió precisamente el Domingo de Resurrección del año pasado. Jugó un encierro de desiguales hechuras y juego dispar, siendo los mejores el encastado tercero y el noble cuarto y resultando el resto deslucidos, con un toro peligroso en segundo lugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios