"Nunca ha sido un juego, soy torero desde los seis años"

juan pedro garcía 'calerito'. novillero

El sevillano, que el año pasado conquistó el certamen de becerradas, ha ganado el XXII Ciclo de novilladas de las Escuelas Taurinas de Andalucía

Calerito, con el trofeo al triunfador de novilladas de Escuelas de Andalucía.
Calerito, con el trofeo al triunfador de novilladas de Escuelas de Andalucía.
Luis Nieto

04 de agosto 2016 - 01:00

Juan Pedro García Calerito (Sevilla, 1999), perteneciente a la Escuela de Sevilla, en cuyo centro tiene como maestro a Luis de Pauloba, se ha alzado como triunfador del XXII Ciclo de novilladas de las Escuelas Taurinas de Andalucía, tras la final celebrada el pasado domingo en Almedinilla, en la que consiguó tres trofeos. El torero sevillano también obtuvo el año pasado el galardón al triunfador del certamen de becerristas. Apodado Calerito porque a su bisabuelo paterno le impusieron el alias de Calero porque hacía cal y a su padre el de Calerín, desde que Juan Pedro García debutara en público, el 29 de junio de 2013 en un festival en Aznalcóllar, considerado su pueblo y donde reside, sus éxitos se han sucedido.

-Juan Pedro, ¿qué supone ganar el ciclo de Escuelas Andaluzas?

-Ganar este certamen ha sido realizar un sueño que perseguía desde niño. Además, sucedió rodeado de toda mi gente y en un día irrepetible.

-¿Han salido más contratos?

-A lo largo de este certamen me han ofrecido torear como una decena de novilladas.

-¿Ha pensado en el debut con picadores?

-Por supuesto. La próxima temporada.

-¿Dónde le gustaría que fuera?

-Por la categoría de la plaza y la fecha, en Olivenza, a principio de temporada.

-Es extraño que no piense en Sevilla...

-Quiero torear con picadores en Sevilla, pero debo llegar sin precipitarme; después de haber toreado varias novilladas.

-¿Qué ha sido lo más difícil hasta alcanzar la final y ganarla?

-En mi caso, como gané el año pasado el certamen de becerradas, no tuve que pasar los tentaderos de clasificación. Hemos competido veinticuatro novilleros y la tarde más complicada fue en la semifinal, donde ya había más nivel y me salió un novillo más complicado. Gracias a Dios todo salió bien y llegué a la final.

-¿Cómo se desarrolló?

-Tuve un lote que ni era fácil ni tampoco malo; con posibilidades para el triunfo. Las dos faenas fueron diferentes. Pude torear bien de capote, que me gusta mucho. Y recibí una volterera al entrar a matar al segundo. En conjunto, disfruté mucho.

-¿Cómo ha encajado que varios profesionales le hayan seguido desde niño?

-Más que imponerme, me responsabiliza. Ha supuesto que me entregue más en el día a día.

-¿Usted veía en principio el toreo como un juego?

-Nunca ha sido un juego, soy torero desde los 6 años, cuando di mi primer muletazo. Vi que era mi vida y entré en la Escuela de Espartinas.

-¿En qué ha evolucionado más y qué debe mejorar?

-He progresado en todo, siempre intentando ese concepto de pureza que busco, con un corte artístico, como tiene Pauloba, un corte muy parecido al mío.

-¿Cuál es su meta en el toreo?

-Llegar a ser figurón del toreo.

También te puede interesar

stats