DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol

34 años del ascenso del Xerez CD de Moncho a Segunda A

  • El 18 de mayo de 1986, el XCD derrota al Ceuta en Domecq con un gol de Antonio Poyatos y sube a la categoría de plata, donde se mantuvo cinco temporadas

  • El equipo empieza la Liga en Carranza por la resiembra del Estadio y protagoniza un encierro, que se prolonga casi un mes, por impagos

Minuto 50. Cabalgada de Suárez por la banda derecha, supera el centro del campo tras marcharse de un contrario, cede al 'Poni' Adolfo, que apura hasta casi la línea de fondo, centra, toca el balón en un defensa del Ceuta, pero el balón le llega perfecto a Antonio Poyatos, que de cabeza bate a José Luis Burgueña. Delirio en el antiguo Domecq. El Xerez CD de José Ramón Pérez Rodríguez 'Moncho' - que nos dejó hace nueve años- acaba ganando el partido 1-0 y asciende a Segunda División A. Se cumplen hoy, exactamente, 34 años de aquella gloriosa tarde.

En efecto, el 18 de mayo de 1986 el Xerez CD culminaba la proeza de ascender a Segunda División A, categoría en la que se mantendría durante cinco temporadas. Los azulinos tuvieron que superar muchísimos obstáculos hasta conseguir el ascenso, pasando al inicio de campaña por un encierro en protesta por los impagos que sufría la plantilla y que se prolongó durante casi un mes.

La Segunda División B estaba formada por dos grupos y esa temporada era crucial acabar entre los siete primeros, ya que los clasificados del octavo al vigésimo puesto descendían a Tercera División. Sólo el campeón ascendía a Segunda A. Al año siguiente, sólo hubo un grupo de 22 equipos en 2ª B, donde no hubo descensos a la categoría inferior, paso previo a la reestructuración con configuración de los cuatro grupos que hoy día se mantienen.

Varios jugadores del XCD, entre ellos Pepe Correa y Osma, colchones en ristre durante el encierro. Varios jugadores del XCD, entre ellos Pepe Correa y Osma, colchones en ristre durante el encierro.

Varios jugadores del XCD, entre ellos Pepe Correa y Osma, colchones en ristre durante el encierro. / Archivo R. Romero Tarrío

Inicio en Carranza y encierro

La Liga comenzó el 31 de agosto de 1985 y los azulinos caían en el Ramón de Carranza (donde empezó la temporada al estar Domecq de resiembra) por 1-2 contra el Talavera. A la postre, fue la única derrota en casa en toda la temporada. Apenas unos días más tarde, el 7 de septiembre, la plantilla se encerraba en el propio Estadio en protesta por los impagos. Tras el último entrenamiento en el campo de la Hijuela del Polo antes de partir hacia Jaén para jugar la segunda jornada, el capitán del equipo, Pedro Valencia, comparecía para anunciar el encierro: “Hemos estado hablando y hemos llegado a la conclusión de que la única manera de que se arregle algo es por medio de un encierro. Sólo dejaremos el encierro para entrenar y para jugar los partidos, porque como profesionales que somos no podemos dejar de hacerlo”, comentaba por entonces el capitán azulino.

En la segunda jornada, el Xerez CD arrancaba un punto del Santo Reino en un partido que supo a poco. Tras adelantarse 0-2 con goles de Antoñito y Torres, los jiennenses lograban empatar a siete minutos del final. Tras un nuevo empate en casa (ahora en El Cuvillo portuense), en esta ocasión ante el Córdoba, llegaba la primera victoria de la temporada en casa del Alcalá, gracias al tanto de Antonio Poyatos. En la quinta jornada, nuevo empate en El Puerto (contra el Manacor) y posteriormente dos triunfos consecutivos: 1-3 en Lorca y, por fin, el primero de la temporada en casa, goleando 4-0 al Algeciras en el primer partido disputado en Domecq. Tras los primeros siete partidos, el XCD era sexto con 9 puntos, a dos del liderato.

Fin del encierro y estreno en Domecq

El 2 de octubre, la plantilla abandona el encierro. Los jugadores cobran todo lo adeudado de la temporada anterior y, por fin, se pueden centrar en lo deportivo. Curiosamente, el fin del encierro coincide con la peor racha de la temporada, cuatro jornadas consecutivas en las que el equipo suma tres derrotas y un empate, aunque por medio elimina al Cádiz en la Copa del Rey tras empatar en Domecq (primer partido de la temporada que disputaba en el Estadio) y ganar (1-3) en el Ramón de Carranza. En Liga, los xerecistas rompen su racha venciendo al Linares, para luego encadenar otras tres jornadas sin ganar, cayendo también en la Copa contra el Celta de Vigo.

Formación inicial del XCD: Osma, Suárez, Perdigones, Valencia, Poyatos, Rivas, Pozo, Adolfo, Queco, Torres y Juan Moreno. Formación inicial del XCD: Osma, Suárez, Perdigones, Valencia, Poyatos, Rivas, Pozo, Adolfo, Queco, Torres y Juan Moreno.

Formación inicial del XCD: Osma, Suárez, Perdigones, Valencia, Poyatos, Rivas, Pozo, Adolfo, Queco, Torres y Juan Moreno. / Archivo R. Romero Tarrío

Posteriormente, los azulinos ganan tres partidos seguidos contra Balona, Betis Deportivo y Levante y cierran la primera vuelta cayendo 1-0 en Ceuta. Tras las primeras 19 jornadas, los de Moncho marchan séptimos con 20 puntos, a cuatro del liderato e igualados con Talavera y Calvo Sotelo, ambos en puestos de descenso a Tercera.

Apasionante segunda vuelta

El XCD enfila la directa en la segunda vuelta con una racha de 6 triunfos en 8 partidos, que le catapultan a la primera plaza en la jornada 26 tras ganar 0-1 en Algeciras con un tanto de Torres en el tiempo de descuento. Una semana más tarde, victoria en casa contra el Calvo Sotelo, que afianza a los azulinos en lo más alto de la tabla aunque con un solo punto de ventaja sobre la Balompédica Linense. La racha se corta en Orihuela, donde los de Moncho caen 2-0 aunque mantienen la primera plaza gracias a que la Balona también pierde en Alcalá de Henares. Los jerezanos afrontan dos jornadas seguidas en Domecq, en las que vencen al Alcoyano y empatan contra el Poblense. Otro empate, en este caso en Linares, hace que el Xerez caiga de la primera plaza, que recupera una semana después pese a igualar en casa contra el Plasencia y gracias a la derrota de los balonos en terreno del Calvo Sotelo.

Las victorias contra Parla y Granada permiten a los azulinos afrontar el partido en La Línea con dos puntos de ventaja. Los de Moncho caen 1-0, pero conservan el liderato por el mejor average particular (se ganó 3-1 en la ida). A falta de tres jornadas, Xerez y Balona suman 42 puntos, 41 el Ceuta y 40 el Córdoba.

Última jornada, gol de Poyatos y delirio contra el Ceuta

Se llega a la última jornada con Xerez y Balona igualados a 45 puntos y Córdoba y Ceuta con 43. A los azulinos les vale el mismo resultado que coseche la Balona para ascender. Por contra, al Ceuta sólo le vale ganar y esperar. Moncho alinea a los siguientes jugadores: Osma, Suárez, Valencia, Rivas, Perdigones, Queco, Poyatos, Torres, Pozo, Juan Moreno y Adolfo (Correa). Lleno hasta la bandera en Domecq, con una afición entregada a su equipo y que empujó en los momentos complicados. No faltó ni Manolo 'El del Bombo' en las gradas. En Preferencia se desplegó una enorme bandera de 25 metros, según recoge la crónica de Jiménez Laz en Diario de Jerez.

En la zona de Preferencia se desplegó una enorme bandera de 25 metros. En la zona de Preferencia se desplegó una enorme bandera de 25 metros.

En la zona de Preferencia se desplegó una enorme bandera de 25 metros.

A los 11 minutos de juego, el colegiado Lago Sánchez expulsa al local Juan Moreno y al visitante Quintero. Rivas perdonó el 1-0 en el minuto 20 tras una gran jugada de Suárez y la grada celebra como propio el gol del Lorca a la Balona. A los cinco minutos de la reanudación, el tanto por el que Poyatos pasa a la historia del club xerecista. A partir de ahí, el Ceuta se lanza al ataque y el Xerez CD se defiende con orden. Adolfo tiene la sentencia a diez minutos del final, pero no acierta. Lago Sánchez decreta el final, los aficionados pasan de las gradas al campo para celebrar el ascenso a Segunda A y la ciudad se desborda. Pedro Pacheco anuncia que ese mismo verano comenzarían las obras para dotar al Estadio de una visera en la parte de Tribuna, trabajos que nunca verían la luz, ya que apenas dos años después, se construye el Municipal de Chapín y con él se pierde el romanticismo que sí tenía el antiguo Domecq.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios