Fútbol | Tercera División

Calle, técnico del Xerez CD, y Jesús Galván, del Utrera, de compañeros a rivales

  • Los dos entrenadores coincidieron como jugadores en el Recreativo de Huelva y ascendieron a Primera División en la temporada 05/06

Calle (3ª por la i. de pie) y Galván (2º por la d. abajo), en el Recre de la 04/05. Calle (3ª por la i. de pie) y Galván (2º por la d. abajo), en el Recre de la 04/05.

Calle (3ª por la i. de pie) y Galván (2º por la d. abajo), en el Recre de la 04/05.

El encuentro entre Xerez CD y Utrera de esta tarde en La Granja será especial para los técnicos de ambos equipos. Antonio Calle y Jesús Galván volverán a encontrarse años después y con roles diferentes. 

Los dos fueron compañeros en el Recreativo de Huelva en Segunda A durante dos temporadas, concretamente en la 04/05, con Quique Hernández como entrenador en Segunda A, y en la 05/06 con Marcelino García Toral. Aquella campaña fue inolvidable para ellos, ya que lograron el ascenso a Primera División en Los Pajaritos frente al Numancia.

En aquella época, los dos ya daban muestras de tener alma de entrenador. Galván, mayor que Calle, se sacó el Nivel II en el Decano y el madrileño, el Nivel I y guardan excelentes recuerdos de aquella etapa como albiazules.

Calle destaca que "Jesús era un compañero espectacular y no lo digo ahora que me voy a enfrentar a él, lo digo siempre. Era todo pundonor, se lo dejaba todo en el campo, era muy competitivo, un lateral con mucho recorrido, al que le gustaba subir. Como interior también jugó muchos partidos y rendía en todas partes. Era bastante completo, de esos jugadores a los que todo entrenador le gustaría tener en sus equipos siempre".

 Además, recuerda que "era más joven que él, él era de los veteranos de la plantilla, se le respetaba y se hacia respetar. Nos enseñaba cosas, nos corregía y ya se le notaba. Su trayectoria es impecable, ahí está el trabajo que está haciendo y que ha hecho en otros equipos, le deseo lo mejor. Sólo puedo contar cosas buenas de él".

Galván, por su parte, apunta: "A los dos ya nos ilusionaba ser entrenadores, nos tiraba el banquillo. De Huelva me fui al Lleida, estuve allí dos temporadas y colgué las botas. Me llamó mi amigo Monchi, que entonces estaba en el Sevilla, y empecé a entrenar con ellos en la cantera".

El sevillano, que renovó por el Utrera hace unas semanas, apunta que "a Calle, como buen delantero que era, imagino que le gustará que sus equipos toquen, que jueguen bien a la pelota y que tengan posesión. Sé que antes de llegar al Xerez ha pasado por el Villarobledo y por el Pedroñeras. Me agradará volver a verle".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios