Xerez CD -Atlético Espeleño | Crónica El Deportivo se reencuentra con el triunfo en La Granja y perdona una goleada (3-1)

  • Dani Jurado y Amin en la primera parte y David Narvaéz en la segunda le ponen la firma a los goles azulinos en una victoria tan corta como justa

Alberto y Sergio Narváez felicitan a Amin tras su gol de falta. Alberto y Sergio Narváez felicitan a Amin tras su gol de falta.

Alberto y Sergio Narváez felicitan a Amin tras su gol de falta. / Miguel Ángel González (Jerez)

El Xerez CD necesitaba ganar tras dos jornadas sin hacerlo y no falló en La Granja. El Deportivo solventó su partido ante el Atlético Espeleño con una victoria tan justa como corta. Los azulinos perdonaron hasta cinco oportunidades clarísimas ante el guardameta Gonzalo, el mejor de su equipo, y a punto estuvieron de ver peligrar un triunfo que tuvieron en el bolsillo desde el primer cuarto de hora.

Los xerecistas se colocan décimos con 36 puntos, a trece del Ceuta, que es cuarto y marca la zona de 'play-off', y a once del Coria, que en estos momentos marca el descenso a División Honor. Alcanzar el objetivo de la permanencia cuanto antes es el reto. Luego, no descartan soñar tal y como está de igualada la categoría.

Nene Montero le dio una vuelta al once respecto al que ha venido utilizado y al de Conil y sorprendió de inicio apostando por un centro del campo con Naranjo, Alberto y Sergio Narváez -trabajo, talento y calidad para dar y regalar-, con Chata y Amin pegados a banda y con Asier Alonso en lugar de Pedro Carrión en punta. Atrás, confió en Alberto Fernández y Piñero, que se marcó un partidazo, en los laterales.

El Xerez CD entró al partido con intensidad y ganas de solventar la cita por la vía rápida y en apenas un cuarto de hora ya ganaba 2-0. Dos goles en dos acciones a balón parado le concedían una renta importante en lo que se presumía una buena tarde de fútbol y goles. 

Dani Jurado adelantó a los azulinos a los ocho minutos, al rematar de cabeza en el segundo palo un saque de esquina botado por Sergio Narváez después de que un jugador rival despejase mal. El choque no podía comenzar mejor. Sólo cinco minutos más tarde, Amin hacia el 2-0 de falta directa desde la frontal del área.

Lo más complicado estaba hecho, hacer daño a un rival muy necesitado, que tenía que arriesgar para rascar algo en su visita a La Granja. Garrido realizó un doble cambio y su equipo se reactivó aprovechando la confianza de un Xerez CD que ya daba el choque por ganado. Lucena y Sergio Ortiz lo intentaron con lanzamientos lejanos que intimidaron a los azulinos.

Aún así, los de Nene perdonaron marcharse al descanso con el encuentro finiquitado. Asier Alonso no aprovechó un mano a mano con Gonzalo (38') que sacó el portero con el pie, un minuto después el ariete no llegó por milímetros a un centro de Chata y en el 43, Sergio Narváez se plantó solo ante el portero pero se le fue largo el balón en el control y tampoco pudo hacer el 3-0.

El descanso sirvió al Deportivo para regresar al verde con las pilas cargadas. Nada más sacar de centro, Amin se marchó por velocidad en una buena contra que Gonzalo desbarató y justo después, a Sergio Narváez se le marchó por alto.

El Espeleño, con buen trato de balón y dejando muchos espacios en su afán por acortar distancias y meterse en el encuentro ante la cascada de oportunidades falladas por los locales, a duras penas enseñaba las garras. Un saque de esquina muy cerrado de Sergio Ortiz lo tuvo que sacar la zaga azulina con apuros.

A la hora de partido, Asier volvió a perdonar para desesperación de una grada ansiosa por celebrar el tercer tanto de la tarde. Otra vez se topó con Gonzalo. En el 62', Chata se metió a la afición en el bolsillo con un jugadón que mereció terminar en gol. Se marchó de dos defensas pegado a la banda, se metió por el centro superando a otro y le dejó un balón de oro a Amin, que lo mandó fuera de forma incomprensible.

Quien no desaprovechó su oportunidad fue el Espeleño en el minuto 69. Troyano acortó distancias tras un saque de esquina después de un fallo en cadena de la defensa azulina y también del portero. Dani Jurado sacó el balón desde la línea cuando se colaba pero su despeje le cayó al defensa cordobés y mojó.

El susto reactivó a los xerecistas, ya sin Alberto y sin Sergio Narváez en el campo, que aprovecharon para abrir brecha y sentenciar un partido que debió ser mucho más cómodo. Pedro Carrión se sacó un buen pase para dejar solo a David Narváez, que se plantó ante Gonzalo y él si que no perdonó. Con calidad y sangre fría hizo el 3-1. Era el minuto 81. Final feliz para una fría tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios