Fútbol | Tercera División

Manu Lebrón, muy "ilusionado" con la próxima temporada en el Xerez CD

  • El central quitarse el mal sabor tras caer lesionado en Utrera en el último partido de la 1ª vuelta

  • "El club está fichando jugadores con experiencia y una de las razones de renovar ha sido la continuidad del cuerpo técnico"

Manu Lebrón controla el balón en el partido del Xerez CD ante Los Barrios. Manu Lebrón controla el balón en el partido del Xerez CD ante Los Barrios.

Manu Lebrón controla el balón en el partido del Xerez CD ante Los Barrios. / Manuel Aranda

Manu Lebrón está “muy ilusionado” con el Xerez Club Deportivo de la próxima temporada. El central azulino ha renovado con el club xerecista, al que llegó a mitad de la pasada campaña procedente del CD Rota, y quiere quitarse la espinita de no haber podido jugar más tras la inoportuna lesión que sufrió en el último partido de la primera vuelta en el San Juan Bosco de Utrera cuando, en la última jugada del partido, hizo un esprín para cortar un avance local que le provocó una rotura. Luego, el COVID-19 le impidió reaparecer.

La suerte no ha acompañado al defensa las dos últimas campañas. Tras salir del Xerez DFC -pese a que tenía un año más de contrato- puso rumbo al Arcos, con la mala fortuna de sufrir una fractura abierta de cúbito, radio y codo en la primera jornada contra el Ceuta. “En un balón por arriba salté con David Camps, me hizo la cama y caí en mala posición. Fue una pena porque hice una gran pretemporada y estaba muy ilusionado con hacer un buen año en Arcos”. El jugador tuvo que pasar dos veces por el quirófano tras no quedar bien de la primera operación y se pasó el año en blanco. Esta temporada la comenzó en el Rota, donde jugó con asiduidad y totalmente recuperado, y luego le salió la opción del Xerez CD: “Jugué los tres primeros partidos, me lesioné en Utrera y cuando estaba para reaparecer, el coronavirus acabó con la temporada”.

Así que las miras están puestas ya en el próximo curso. Lo primero ha sido renovar y, en ese sentido, da una importancia capital a la continuidad de Juan Carlos Gómez y el cuerpo técnico al completo: “Una de las razones para renovar ha sido que siga el cuerpo técnico. Es de los mejores de Tercera”, asegura. Y en cuanto a la renovación, apunta: “Ha sido fácil. He tenido que perdonar bastante dinero, eso es verdad, pero Titín y José Manuel nos han dicho que no pueden salir de unas determinadas cantidades y mientras sea para cobrar al mes, que es lo que nos han prometido, pues adelante. Si es para poder cumplir, bienvenido sea”.

"Para mí, el fútbol no es un hobby, me lo tomo muy en serio, me cuido, como bien, descanso..."

Lebrón recuerda que llegó al Deportivo “muy ilusionado por jugar en un club grande e histórico como es el Xerez CD, vestir una camiseta que representa a una ciudad de 220.000 habitantes. Siempre es bonito, además, sentirte arropado por la afición. Pero tuve esa mala fortuna de lesionarme en Utrera. Jugué a un buen nivel los tres primeros partidos y cuando estaba a punto de regresar llegó esto y se acabó. Me quedé con ganas de jugar más, de poder disfrutar de la afición y de sentirme realizado”.

A estas alturas, el XCD tiene ya prácticamente confeccionada media plantilla entre fichajes y renovaciones. El central apunta que “se están haciendo fichajes de jugadores que tienen experiencia en la categoría y muy competentes. Creo que por ahí vamos bien. Personalmente, tengo muchísima ilusión de volver otra vez a sentirme futbolista y sobre todo echar un año bonito representando los colores del Xerez”.

De momento, queda esperar un largo verano, ya que la pretemporada arrancará a finales de agosto y la Liga a mitad de octubre. “Se nos va a hacer largo, es una situación extraña y nueva. Yo el fútbol no me lo tomo como un ‘hobby’, siempre me lo he tomado como un trabajo y a veces le doy hasta más importancia de la que tiene algunas veces. Esto es una droga que llevamos dentro y el día que vea que no tengo ese compromiso o vea que no estoy capacitado para jugar en Tercera División, me iré a echar el rato con los colegas. Mientras tanto, me cuido, como bien, descanso y me mantengo en forma porque hay que cumplir los domingos”. 

"Esta situación es una lección que nos ha mandado la naturaleza. Desgraciadamente, se han perdido muchas vidas por el camino"

Ahora, toca vivir una situación atípica: “A todo se adapta uno, pero se echa de menos el fútbol. Por estas fechas ya uno está pensando en la pretemporada y, de momento, eso está lejos por este año tan atípico. Durante el confinamiento no hemos parado con los trabajos que nos mandaba el cuerpo técnico y aunque ahora por el trabajo he dejado un poco la rutina, ya mismo la retomaré porque José Ortega nos va a marcar las directrices a principios de julio para llegar a la pretemporada bien”.

Como cualquier otra persona, Lebrón extrae conclusiones de esta etapa: “Es una lección que nos ha mandado la naturaleza. Desgraciadamente, se han perdido muchas vidas por el camino. Tendremos que ver las cosas de otra manera, ser más respetuosos con el medio ambiente y cambiar los hábitos. Esperemos que esto poco a poco vaya mejorando, algún rebrote habrá, pero espero que no volvamos a la situación de la que venimos. Yo creo que, por norma general, la sociedad se ha comportado bastante bien. Soy optimista y pienso que no vamos a volver para atrás”.

Y una reflexión: “Esto se ha cargado la economía a nivel mundial. Cada país habrá gestionado mejor o peor, pero esto hay que reactivarlo y el dinero hay que empezar de nuevo a moverlo. Hoy tienes trabajo pero si mañana no sabes si lo vas a tener, ya no te vas de vacaciones o, si te ibas a comprar algo ahora echas el freno de mano. Es una rueda”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios