Xerez CD-Betis Deportivo | La crónica Polémica derrota azulina en La Granja (2-3)

  • El Deportivo cae frente al filial verdiblanco en un encuentro que perdía 0-3, con un final de infarto y una parte para cada equipo

  • El árbitro anula un gol a David Narváez en el descuento, suspende el partido por insultos a un línea y lo reanuda con presencia policial

Los jugadores del XCD se quejaron al árbitro por el gol anulado. Los jugadores del XCD se quejaron al árbitro por el gol anulado.

Los jugadores del XCD se quejaron al árbitro por el gol anulado. / Manuel Aranda

El Xerez CD perdió por 2-3 frente al Betis Deportivo un partido loco y marcado por la polémica, especialmente en el tramo final. Un desacertado colegiado desquició a los jugadores de ambos equipos, metió en el encuentro al Deportivo con dos penaltis rigurosos y le anuló un gol en el descuento a David Narváez por un fuera de juego que no existió a instancias de uno de sus asistentes.

La decisión desató la ira de una afición local que no estuvo a la altura con insultos, amenazas y lanzamientos de esputos al línea de la banda de la grada que provocó la suspensión del choque durante diez minutos. Con máxima protección y presencia de la Policía Nacional, se disputaron los pocos minutos que restaban...

Antes de la polémica, hubo de todo. El Betis Deportivo cortó la racha de ocho jornadas sin perder de un Xerez CD que no hizo una buena primera parte ante un rival que le superó, que se acerca otra vez a los puestos de fase de ascenso y que le deja a ocho puntos de la zona de peligro que marca el Coria. Rodri y Rober fueron los dueños de la situación, con la colaboración de un Irizo acertado de cara al gol, tanto que convirtió en oro casi todos los balones que tocó. Tres de tres.

El Deportivo, con el estreno en el once de Alberto Fernández y de Chata y acusando bastante la ausencia por gripe de Sergio Narváez, su futbolista más en forma y por el que pasa todo su juego, se vio sorprendido a los doce minutos. Irizo, con Fran adelantado, marcó de cabeza tras un centro de Rober (11'). Tocaba remar y no era fácil ante un filial con toque y excelente trato del balón.

Tras un aviso de Amin, Pedro Carrión no empató de milagro. El ariete no pudo superar a Tienza, que saltó de forma acertada para despejar el remate (22'). El XCD quería pero ni se encontraba cómodo ni era capaz de hacer daño a su rival, que llegaba a la meta de Fran en cuanto apretaba el acelerador.

Cuando el primer tiempo llegaba a su fin, una pérdida de balón de Amin en el centro del campo permitió al Betis montar una contra de manual que culminó Irizo en un mano a mano ante Fran (44'). Segundo tanto visitante y segundo en la cuenta particular del extremo.

Con el 0-2, Nene movió banquillo tras el descanso. Dejó en la caseta a Luna y apostó por Yeray. Su intención era clara, intentar marcar para meterse en el partido. La misión no era fácil pero el Deportivo lo intentó, primero con un remate de Asier que se le marchó fuera por poco y luego con una falta ejecutada por Chata que atajó el portero.

Todo se le iba a poner mucho más cuesta arriba pronto. En el minuto 55, Dani Jurado cometió penalti sobre Rodri. Rober lo lanzó de forma antirreglamentaria (realizó una 'paradinha' extraña), el árbitro invalidó el lanzamiento y le mostró la cartulina amarilla.

La alegría duró poco a los xerecistas, ya que en el minuto 61, el goleador de la tarde ampliaba la renta bética. Irizo, en esta oportunidad, en una jugada a balón parado. Un libre indirecto se lo dejó en bandeja su compañero Abreu en la frontal del área para que marcase otro excelente gol.

Todo parecía que estaba visto para sentencia con el 0-3. Nada más lejos de la realidad. Dos penaltis rigurosos dieron vida a los azulinos. El primero llegó en un derribo de Edgar a Asier Alonso que transformó el propio delantero (71') y el segundo, por unas manos de Julio dentro del área. En esta oportunidad fue Amin el encargado de anotar. 2-3. Minuto 77.

El Betis Deportivo, que ya no tenía en el campo a sus dos mejores jugadores -Rober y Rodri-, se había ido del partido, ya no mandaba, ya le costaba llegar, ya no era el mismo equipo descarado del inicio. Por contra, el Xerez CD cada vez creía más en la igualada. Y la logró pero se quedó con la miel en los labios. David Narváez, que había entrado por Amin, en el primer minuto de los cinco que el árbitro había dado de descuento marcó.

El delirio se apoderó de La Granja pero sólo duró unos segundos la alegría. El colegiado invalidó el tanto por fuera de juego que no existía a instancias de uno de sus asistentes. La afición, con un comportamiento que dejó mucho que desear, la tomó con el línea. El árbitro suspendió el partido y se retiraron a vestuarios. Tras el parón y con presencia policial, vuelta al juego. No hubo nada más, sólo tiempo para que unos y otros aún se ofuscaran más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios