Xerez CD

Xerecistas rojiblancos

  • Los mellizos Javi y Rubén, traspasados por el Deportivo al Granada en junio, destacan en la pretemporada El medio ha disputado ya dos encuentros con el filial de Segunda B

Rubén y Javi Gómez ya destacan en la pretemporada de la cantera del Granada. Los mellizos, traspasados en junio por el Xerez al club rojiblanco, han visto cumplido su sueño de dar el salto a una entidad de Primera, aunque en su día también pasaron por el Betis, y están dispuestos a aprovechar esta nueva oportunidad.

De todos modos, la suerte ha sonreído más al medio Javi que al punta Rubén. El centrocampista se ha convertido en un habitual en los entrenamientos y en los partidos del filial del Granada, de 2ª B, mientras que Rubén está lesionado y no se ha estrenado con el B.

El atacante explica que "me lesioné en un amistoso con el División de Honor y tengo problemas de espalda, me dieron un rodillazo. Espero recuperarme pronto y seguir los pasos de mi hermano. Con el juvenil ya he marcado y no me puedo quejar".

Javi, por su parte, asegura estar viviendo "una experiencia muy bonita. Nunca llegué a imaginar que con 17 años podría trabajar con un club de este nivel. En los minutos que me den espero ganarme la confianza del míster, Joseba Aguado, y quedarme en la plantilla, aunque tampoco está nada mal jugar en División de Honor. En el último partido, ante el Al Shamal SC catarí, entré en la segunda parte, ganamos y me sentí cómodo. No podemos dejar pasar esta oportunidad, hay que trabajar duro y ser muy constantes".

Nunca han estado tan lejos de su familia y eso lo lleva peor Rubén que Javi. El centrocampista relata: "Vivimos en un piso junto a otros dos compañeros y yo me he adaptado bien, a mi hermano le está costando más. En estos primeros días en Granada han estado mis padres con nosotros".

Echan de menos a su familia y a sus amigos y tampoco olvidan su paso por el Xerez. Rubén, que la pasada temporada en Tercera también se estrenó como goleador con Higuera, afirma: "A pesar de todos los problemas y del descenso, aprendimos mucho y pasamos buenos momentos con los juveniles. Echo de menos a mis compañeros, aunque la mayoría ya tampoco están. La situación del club es delicada y es una pena, ojalá pueda salir adelante".

Javi se expresa en términos muy parecidos a los de su hermano y destaca que "mi paso por el Xerez fue importante. Vivimos muy buenos momentos y debutar en Tercera División también fue una experiencia bonita. Fue una lástima que al final el equipo no lograra la permanencia . Los más jóvenes lo dimos todo al final pero no pudo ser. Ojalá puedan volver a la categoría que merecen".

De familia muy futbolera, no podían faltarles los consejos de su abuelo paterno, Cristóbal Gómez 'Cristi', entrenador del Flamenco durante muchos años: "Nos ha comentado que estamos ante una oportunidad única, que trabajemos duro porque que tenemos que aprovecharla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios