Xerez CD-Algeciras CF | Crónica

El Deportivo se estrella contra un rival ordenado y un Romero sobresaliente (0-0)

  • Los azulinos mejoran bastante la imagen mostrada ante el Guadalcacín y merecen más frente a un cuadro albirrojo que sólo aprieta al final

  • Las mejores oportunidades de un partido intenso, equilibrado y con escaso fútbol, para los xerecistas Pedro Carrión y David Narváez 

Andrés Salas protesta tras ser agarrado en un saque de esquina. Andrés Salas protesta tras ser agarrado en un saque de esquina.

Andrés Salas protesta tras ser agarrado en un saque de esquina. / Vanesa Lobo

El Xerez CD, en su regreso al campo de La Granja, firmó un buen empate ante el Algeciras, un conjunto que sólo demostró el potencial que se le supone a cuentagotas. El Deportivo realizó un partido notable pero no supo materializar sus ocasiones. Se topó con un Romero sobresaliente, que evitó la derrota de su equipo con un par de paradas que marcaron el resultado final del derbi. Los de Nene Montero, a tres del descenso una jornada más.

Los azulinos, después de la mala imagen ofrecida ante el Guadalcacín en el Fernández Marchán el pasado jueves y ya con Dani Jurado, Israel -que cuajó un gran partido-, Sergio Narváez y Amin en el once titular tras cumplir sanción, aprendieron la lección y apenas dieron concesiones a un Algeciras al que le costó adaptarse al campo y a sus dimensiones, que nunca se sintió cómodo y que cuando intentó crear se topó con unos xerecistas que no se lo permitieron utilizando todas las armas a su alcance.

El Deportivo entró al partido con ganas de enseñar las garras a su rival, que comenzó intentando asustar con un Zafra y un Antonio Sánchez muy activos. Ambos atacantes lo intentaron con disparos lejanos que se marchan fuera. Tras un primer cuarto de hora de tanteo, el Xerez CD le vio por primera vez de forma clara la cara a a Romero con un lanzamiento de Amin que rozó el poste (16').

A los 23 minutos, Antonio Sánchez remató de cabeza una falta botada por Zafra que se le escapó por centímetros. La réplica local no tardó en llegar y fue de las que no se pueden perdonar. Un buen centro desde la izquierda de Adri, que se marchó con fuerza, calidad y velocidad de su par, la remató Pedro Carrión en una posición inmejorable a las manos del portero. Sólo cuatro minutos después, otra vez Carrión y Romero cara a cara. En esta oportunidad, el cabezazo picado del ariete tampoco encontró la recompensa del gol.

El Algeciras pasaba por sus peores momentos pero tampoco perdía de vista la meta de Fran. Le costaba generar y casi marca a balón parado en el minuto 40, cuando la defensa azulina se despistó en un lanzamiento de falta que De Castro mandó al larguero. Sin tiempo pasa asimilar el error, el exalgecirista Salas estuvo a punto de romper las tablas con un remate que acarició el poste derecho de Romero.

El partido estaba abierto y todo podía pasar. Zafra cayó en el área (43') ante Piñero y los visitantes reclamaron pena máxima, mientras que Fran tuvo que emplearse a fondo para ganar un mano a mano ante Antonio Sánchez (44'). Fueron las dos últimas ocasiones de un primer tiempo emocionante.

Tras el descanso, Nene dejó en la caseta a Adri, que se estrenaba como titular, y ocupó su plaza David Narváez, en un claro intento de ir a por el partido. Los xerecistas entraron con una marcha más que su potente rival. Piñero, que jugó de lateral, lo intentó con una internada por la izquierda que no supo finalizar (49') y justo después, Alberto Fuentes casi sorprende a Fran (50').

Una de las mejores jugadas del partido y de ataque del Deportivo llegó en el minuto 55. David Narváez montó una contra de cine pero Pedro Carrión no pudo superar a Romero en el uno contra uno y el balón terminó en saque de esquina. El lanzamiento no acabó en gol de milagro, con hasta tres remates claros que no entraron, el último un buen cabezazo nuevamente de Carrión.

El Xerez CD le había tomado el pulso al encuentro y al Algeciras cada vez le costaba más hacerse notar. David Narváez lo seguía intentando, tenía ganas de sacarse la espinita de no tener el protagonismo que esperaba. En el minuto 74, la tuvo pero Romero se disfrazó de superhéroe. Metió la cara para despejar el remate del mediapunta azulino otra vez en un claro uno contra uno.

Los albirrojos, en el tramo de final del choque, con la entrada de Pipo y Antoñito también mejoraron y casi se llevan una recompensa que no merecían. Pipo no convirtió en gol un despiste en la entrega de Dani Jurado a Fran porque no esperaba el fallo del central. Muy listo, se llevó la pelota pero el meta azulino también estuvo acertado.

Los últimos minutos fueron tensos e intensos. Salas casi apuntilla a su exequipo con un remate de cabeza tras un córner lanzado por Sergio Narváez pero se volvió a encontrar con un gran Romero.

El punto sirve al XCD para encadenar cuatro jornadas sin perder, en las que ha ganado un partido y empatado tres, los tres últimos. También se queda a tres puntos del descenso (24), que en estos momentos marca el Coria con 21 puntos. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios