Fútbol | Tercera División

Chute de moral para el Xerez CD en Arcos (0-1)

  • Un golazo de Ezequiel desde el centro del campo con el tiempo cumplido da los tres puntos al Deportivo, que logra su segunda victoria consecutiva

David Narváez felicita a Ezequiel tras el 0-1 y Salas se lo dedica a la grada xerecista. David Narváez felicita a Ezequiel tras el 0-1 y Salas se lo dedica a la grada xerecista.

David Narváez felicita a Ezequiel tras el 0-1 y Salas se lo dedica a la grada xerecista. / Ramón Aguilar

El Xerez Club Deportivo se ha hecho con los tres puntos en el Antonio Barbadillo gracias a un golazo desde el centro del campo de Ezequiel cuando el reloj ya había sobrepasado el minuto 90. Por primera vez esta temporada, los azulinos de Antonio Montero 'Nene' logran dos victorias consecutivas, se alejan de la zona de descenso y comienzan a mirar el futuro con algo más de optimismo. La próxima semana en casa ante el Cabecense se debe refrendar esta mejoría.

Y es que el Xerez CD realizó un partido bastante serio, sobre todo en la parcela defensiva, concediendo poco a un Arcos que estuvo muy espeso. Ambos equipos acudían el choque con urgencias. Los locales, porque sólo han ganado dos partidos en el Barbadillo y con el disputado ante los azulinos ya suman cuatro encuentros consecutivos sin ganar en casa; por su parte, los xerecistas no habían estrenado el casillero de victorias a domicilio y necesitaban dar un paso adelante para corroborar que, pese a todos los problemas institucionales -Nene lleva más de un mes en el cargo y sigue sin poder sentarse en el banquillo-, están capacitados para estar más arriba de lo que indica la clasificación.

Nene repitió el mismo equipo que venció al San Roque de Lepe en La Juventud, con Parra tirado a la banda derecha y Piñero en la izquierda, aunque se metía por el centro para apoyar a Sergio Narváez y así Ezequiel tenía espacios para subir la banda izquierda. Arriba, Pedro Carrión fijaba a los centrales arcenses y Amin tenía más libertad para moverse.

Ambos equipos se tomaron el envite con mucha cautela, preocupados en no conceder errores que pudiera aprovechar el contrario. Máxima concentración para hacer los menos errores posibles. Todo estuvo a punto de irse al traste a los cinco minutos de partido tras un mal despeje de Dani Jurado. El central quiso quitarse el balón de encima pero el despeje salió hacia su propia área. Por allí apareció Álvaro González. El ariete controló y ante la oposición de Dani disparó, sacando Fran con el pie. El rechace le cayó a Legupín y su tiro centrado lo volvió a despejar Fran.

A partir de entonces, el Xerez CD tomó el mando del encuentro. Amin lo intentó a los ocho minutos con un lanzamiento lejano que buscaba sorprender a Isi Jareño, pero el meta, bien colocado, atrapó sin problemas el balón. El tinerfeño volvió a llevar peligro cuatro minutos después. Le 'birló la cartera' a Molina en la línea de tres cuartos y sin pensárselo dos veces lanzó, ahora con la izquierda, saliendo el esférico junto al poste izquierdo de un Isi Jareño que acompañó la trayectoria con la mirada.

Estaba mejor plantado el Xerez CD sobre el campo, pero a balón parado tuvo el Arcos su gran oportunidad de ponerse por delante. Cuenca botó un saque de esquina, Fran salió 'a por uvas' y en el segundo palo Maqui remató, absolutamente solo, por encima del larguero.

En el último cuarto de hora de la primera mitad se acentuó el dominio xerecista, que tuvo hasta cuatro ocasiones, dos de ellas clarísimas con Pedro Carrión como protagonista, para colocarse por delante. A la media hora de juego, el punta isleño se adelantó a Benítez y remató al borde del área pequeña un magnífico centro de Ezequiel, pero el testarazo le salió centrado e Isi Jareño pudo atrapar en dos tiempos cuando los fieles azulinos ya cantaban el gol. Poco después, Salas remataba un saque de esquina de Sergio Narváez por encima del larguero. Y antes del descanso, dos nuevas oportunidades. En la primera, Carrión cortó la salida de Bugatto, pero estuvo muy poco preciso en el pase a Amin, que se hubiera quedado solo ante Isi. La segunda, todavía más clara. Balón que lucha Amin con Molina, que se confía y permite al canario ganar la línea de fondo y dar el pase de la muerte a Carrión, quien a puerta vacía remataba fuera para incredulidad de los aficionados locales y lamento de los visitantes.

En la segunda mitad, Pepe Bermúrez movió piezas. Mandó al banquillo a Bugatto y dio entrada a Borja, reorganizando el centro del campo. Pese a todo, el Xerez CD siguió mandando al inicio de la segunda mitad y Parra puso a prueba a Isi con un disparo que cazó en el aire tras un centro de Amin. El Arcos volvió a merodear el área xerecista en un saque de esquina que remataba fuera Borja. Isi volvía a aparecer para atrapar sin problemas un lanzamiento lejano de Amin, que en cuanto tiene ocasión no se las piensa para chutar a portería. En otro centro de Ezequiel, Carrión remataba por encima del larguero local.

Nene movió el banquillo al cuarto de hora, dando entrada a Quirós y mandando al vestuario a Luna, ocupando Parra la posición del cordobés. La idea era tener la profundidad por la banda derecha de la que se había carecido hasta ese momento. Los jugadores arcenses reclamaron un penalti por manos de Quirós que el árbitro no vio como acción punible. Bermúdez dio entrada a Sergio Jiménez y José Antonio mientras que en el Xerez CD David Narváez sustituía a Amin, lesionado. De igual forma, Isra tenía que entrar por Parra, que se retiró con un golpe en el talón.

En los minutos finales, el partido se convirtió en un correcalles, con alternativas en ambas áreas. Dani Jurado evitaba 'in extremis' el remate de Borja y Cuenca no aprovechaba un servicio de Sergio Jiménez, pegándole al aire y desperdiciando una clarísima ocasión. Por su parte, el Xerez CD buscaba a su rival a la contra, pero siempre faltaba el último pase.

Hasta que Ezequiel cortó una pelota en su propio campo, avanzó unos metros, vio adelantado a Isi Jareño y lanzó un zapatazo mitad potencia mitad precisión: la pelota no cogió excesiva altura, voló plana y se coló en la meta del portero local, llevando el júbilo entre los aficionados azulinos que se dieron cita en el Barbadillo. Un gol de esos que antaño se celebraban con pañuelos.

En los minutos restantes, el Arcos intentó el empate metiendo el balón en el área xerecista, pero el equipo de Antonio Montero se defendió con orden y los tres puntos viajaron hasta Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios