Fútbol | Tercera División

El Xerez CD-Ceuta, detenido un cuarto de hora por insultos racistas a jugadores visitantes

  • El árbitro Lafuente Sánchez para el partido en el minuto 75 y lo reanuda cuando se persona en La Granja la Policía Nacional

Lafuente Sánchez paró el partido en La Granja por insultos racistas. Lafuente Sánchez paró el partido en La Granja por insultos racistas.

Lafuente Sánchez paró el partido en La Granja por insultos racistas. / Xerez CD

El encuentro Xerez CD-AD Ceuta disputado esta tarde en La Granja fue detenido durante trece minutos por insultos racistas de un reducido grupo de aficionados del Deportivo ubicados tras la valla que rodea el terreno de juego a jugadores caballas. El sevillano Fernando Lafuente Sánchez paró el partido en el minuto 75 hasta que se personó en el campo la Policía Nacional. 

Antes de producirse el parón, el colegiado, a instancias de su asistente, ya comunicó al delegado del campo que se iba a ver obligado a detener el partido, puesto que algunos seguidores locales estaban insultando a los futbolistas del Ceuta que se encontraban calentando en la banda.

La decisión la tomó finalmente, según el acta, cuando aumentaron los gritos a un jugador del Ceuta -Benji, según su entrenador- al disponerse a sacar de banda. El encuentro se reanudó sin problemas cuando se presentaron en el campo las fuerzas del orden. En esos momentos, el Xerez CD ya ganaba 1-0.

José Juan Romero, técnico del Ceuta, explicó tras el choque que "según me han comentado, el árbitro para el partido por gritos racistas contra Benji. Hay veces que si en una rueda de prensa uno habla todo lo que piensa parece que está buscando un pretexto y el que me conoce sabe que no soy de buscar excusas. Hay cosas que no son normales y o protegemos este deporte o mejor hacer otra cosa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios