Xerez CD-San Roque | Crónica Álex Colorado deja al Deportivo a las puertas del sueño (1-0)

  • Los azulinos se vuelven a imponer por la mínima a un rival que tiene en Robador a su mejor jugador

  • El cuadro de Esteban Vigo logrará el ascenso si gana en Puente Genil 

Álex Colorado celebra el tanto del triunfo, con Ramón Verdú y Palacios gritando el tanto de su compañero..

Álex Colorado celebra el tanto del triunfo, con Ramón Verdú y Palacios gritando el tanto de su compañero..

Todo es posible en La Juventud. El Xerez CD se impone al San Roque con un golazo de cabeza de Álex Colorado (18') en un partido intenso y emocionante, en el que fue mejor que un rival que apenas generó peligro y que no asustó ni en el tramo decisivo. El Deportivo sigue vivo y se encuentra a noventa minutos de la gloria. Sus tres puntos ante los aurinegros le permiten depender de sí mismo y si gana en el Manuel Polinario al Puente Genil será equipo de Segunda RFEF. 

Era el día. Sólo valía ganar y Esteban Vigo optó por retocar el once respecto al que perdió el sábado ante el Ciudad de Lucena por 1-0. Salvi Carrasco repitió en portería y la defensa también fue la misma, con una línea de cuatro en la que Ramón Verdú volvió a ocupar el lateral izquierdo. Para Laínez fue el derecho y en el centro de la zaga, Lucas Correa y Dani Jurado.

En la sala de máquinas, Álex Colorado junto a Lolo Garrido, con Pato y Palacios, una de las novedades, en las bandas, Juanito de enganche, que tampoco salió frente al cuadro de Dimas Carrasco, y Chuma arriba.

A los 41 segundos y sin tiempo ni para respirar, Juan Gómez metió el miedo en el cuerpo al Xerez CD. Se plantó ante Salvi Carrasco y el guardameta azulino se tuvo que estirar para evitar el primero de la tarde.

El encuentro era intenso, con un rival presionando fuerte y un Deportivo que no se arrugaba y peleaba cada balón jaleado por una grada entregada. De todos modos, hasta el minuto doce no probó fortuna con un disparo lejano de Álex Colorado que se marchó muy alto.

Esa acción espoleó al cuadro xerecista, que comenzaba a sentirse protagonista y cuajaba sus mejores minutos, poniendo cerco a la meta de un Robador al que se le acumulaba el trabajo. Superado el cuarto de hora, Palacios puso boca abajo La Juventud con una jugada que culminó con un centro al área que se paseó hasta que Robador acertó a mandarlo a saque de esquina. Lo lanzó Verdú, lo remató de cabeza Lucas Correa y el balón terminó nuevamente en córner.

Delirio

En esta oportunidad el Deportivo no perdonó. Juanito botó el lanzamiento desde la esquina, lo peinó Ramón Verdú y apareció imperial Álex Colorado para mandar con la testa el balón al fondo de las mallas. Se desató la locura. No era para menos. 1-0. Minuto 18.

El tanto sacó un poco del partido a un San Roque al que le costaba tener el balón y sufría pero el encuentro bajó los decibelios y el Deportivo no remató la faena con un segundo gol que hubiese sido importante.

A la media hora, Esteban Vigo se vio obligado a mover el banquillo por la lesión de Pato. El extremo, que estaba muy activo, se rompió. Se echó mano a la parte posterior del muslo del pierna izquierda, fue atendido en la banda e intentó continuar, pero no pudo. Carlos Calvo ocupó su puesto.

Los azulinos intentaban controlar la situación, pero ya no eran tan letales. Sólo dos lanzamientos lejanos de Lolo Garrido sirvieron para animar aún más a una grada que se encendió con el colegiado cuando en el minuto 37 se  desentendió del juego y no señaló en el vértice del área un clarísimo agarrón a un Palacios que se marchaba.

En las filas aurinegras también se lesionó el central Becken y los jugadores se ganaron un descanso que el rival pedía a gritos. Apenas se dejó ver en ataque, pero había conseguido mantenerse en el partido y marcharse a la caseta perdiendo sólo por la mínima. 

Descanso necesario

En el descanso, no salió Joel en las filas visitantes y entró el habilidoso Fernandito. Antonio Fernández buscaba mordiente. La derrota dejaba a su equipo fuera de la lucha por el ascenso directo y los leperos salieron más enchufados y apretando con internadas por banda.

De todos modos, la primera del segundo tiempo la tuvo Chuma, que remató de cabeza fuera ajustado al palo, un buen centro de Palacios a los 48 minutos. El encuentro se hacía cada vez más emocionante y el árbitro, nefasto por cierto, le ponía suspense.

La ocasión más clara de todo el encuentro fue para el Deportivo y por partida doble. Robador se convirtió en protagonista. Realizó dos paradones impresionantes y evitó que su equipo encajara el segundo tanto en el minuto 68. Primero detuvo un tiro de Palacios que ya la grada cantaba como gol y luego voló para despejar un remate buenísimo de cabeza de Juanito.

El Deportivo, al  igual que en el primer tiempo, merecía mayor renta, pero la puntilla no llegaba. El tramo final fue agónico, más por lo ajustado del marcador que por el  peligro de los aurinegros, que en ningún momento se sintieron cómodos ni fueron acreedores de un mejor resultado. 

Con tres minutos de descuento, La Juventud rugía como nunca y cuando el árbitro pitó el final, el sí, sí, sí lo vamos a conseguir fue el grito unánime....  

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios