fútbol tercera división

A la séptima fue la vencida (1-3)

  • El Xerez CD asalta el Municipal de Lebrija y suma su primera victoria del curso

  • Pedro Carrión, Paco Borrego y David Narváez, goleadores del Deportivo

El Xerez Club Deportivo logró derrotar a la Unión Balompédica Lebrijana por 1-3 y sumó la primera victoria en lo que va de campeonato liguero. Siete jornadas le han hecho falta al Xerez para sumar los primeros tres puntos de victoria en su casillero del Grupo X de Tercera División, y éstos han llegado contra pronóstico, en la visita de los de Vargas a uno de los equipos que había demostrado estar en mejor forma en el comienzo del campeonato liguero, ya que los locales tan solo habían cedido una derrota en el campeonato, ante el Puente Genil, también en casa, el pasado 3 de septiembre cuando se disputaba la segunda jornada.

Con los tres puntos, el Xerez CD corta una racha de tres derrotas consecutivas y de seis partidos sin conocer la victoria, un hecho que había hecho saltar las alarmas entre la parroquia xerecista, ya que el buen hacer de los pupilos de Vargas no se veía traducido en puntos ni en victorias, y los ánimos comenzaban a mostrar cierta preocupación por el rumbo del conjunto jerezano.

Así, el Deportivo se presentaba en el campo de uno de los gallitos de la categoría, una Balompédica Lebrijana que llegaba tras cinco partidos sin conocer la derrota y con la ambición de sumar tres nuevos puntos que le permitiesen acabar la jornada en la zona de play off de ascenso. Sin embargo, el Xerez CD hizo de su necesidad de sumar tres puntos en Lebrija una virtud, y tras un gran inicio de partido ya ganaba por dos goles.

El primer gol de la mañana llegaría a los seis minutos de juego, tras una buena jugada por banda derecha que finalizaba Pedro Carrión con un testarazo de veterano que ponía al Xerez CD por delante en el marcador. Apenas diez minutos después, Paco Borrego doblaba la ventaja visitante tras finalizar una buena jugada colectiva ante la desesperación local.

La ventaja jerezana hizo que la Lebrijana tratase de reaccionar, aunque la presión y la ansiedad de los locales hizo que el partido se pusiese todavía más cuesta arriba, tras quedarse en inferioridad numérica a los 22 minutos de juego de la primera mitad, tras la segunda cartulina amarilla mostrada a Selu.

La tensión y los nervios de ambos equipos -especialmente en el bando local- era evidente tanto en la grada como sobre el verde, y las entradas duras y los parones constantes impedían que se desarrollase buen fútbol. Con más corazón que cabeza, la Lebrijana lo intentaba, pero antes de cumplirse la primera media hora de juego, el punta local Álvaro vería la cartulina roja directa tras una fea entrada sobre David Narváez cuando la pelota ya había salido por la línea de banda.

Pese a la ventaja de dos goles visitante, la Unión Balompédica Lebrijana no bajó en ningún momento los brazos, comenzando un asedio sobre la meta de Álex García aunque sin demasiada fortuna de cara al gol. Mientras, los minutos pasaban y el marcador no se movía del 0-2 que tanto nerviosismo habría generado tanto en las gradas del Municipal de Lebrija como sobre el césped del mismo. Juande dispuso de la ocasión más clara de la Lebrijana en la primera mitad, aunque no supo definir ante Álex García, llegando al descanso con la ventaja de dos goles para los pupilos de Vicente Vargas, que tras un buen comienzo había conseguido sobrevivir a la tensión e irse al tiempo de descanso con ventaja.

Si se esperaba que el tiempo intermedio calmase los ánimos entre ambos conjuntos, el choque no hizo más que llevarle la contraria, ya que la tensión y las numerosas entradas a destiempo no pararon de llegar por parte de ambos conjuntos.

La Lebrijana, espoleada por los suyos, comenzó la segunda parte en la última marcha, dispuesta a darle la vuelta al marcador, jugando con mucha intensidad y con mucho coraje, y las primeras ocasiones de la segunda mitad no tardarían en producirse. Los locales apretaban y subían el ritmo pese a la inferioridad numérica de dos hombres, comenzando un asedio sobre la meta de Álex García que sin embargo no encontraría premio hasta los últimos minutos del choque, cuando Rafa recortaba distancias al trasformar una pena máxima cometida por el portero xerecista. Apenas un par de minutos antes del gol lebrijano, Polaco había dejado a los suyos con diez tras una entrada dura en el centro del campo.

Con algo más de diez minutos por delante, la Lebrijana atisbaba luz al final del túnel, y el asedio sobre la meta de Álex García pudo poner la igualada en el luminoso aunque a un par de minutos del final, una contra bien llevada por el veterano Pedro Carrión acabaría en gol, tras irse éste en velocidad por la banda derecha, apurar línea de fondo y poner el pase de la muerte para que david Narváez fusilase a Javi Gómez y permitiese a los de Vicente Vargas sumar la primera victoria de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios