Fútbol | Tercera División

Álex Padilla, capitán del Xerez DFC, el triunfo de la voluntad

  • El lateral ha comenzado a correr y empieza a dejar atrás su rotura de ligamentos en la rodilla: "Ha sido como una liberación"

Álex Padilla corriendo este sábado en Chapín junto al fisio Miguel Luque. Álex Padilla corriendo este sábado en Chapín junto al fisio Miguel Luque.

Álex Padilla corriendo este sábado en Chapín junto al fisio Miguel Luque. / Xerezdfc.com

El Xerez DFC se encuentra en un buen momento, marcha lanzado hacia el liderato y otra excelente noticia es la cuenta atrás para la recuperación de Álex Padilla. El capitán xerecista no ha podido debutar por una grave lesión de ligamentos en su rodilla que le obligó a pasar por quirófano, ya ha empezado a correr y comienza a ver la luz al final del túnel.

El azulino se muestra feliz: "Tenía muchas ganas de empezar a correr, ha sido como una liberación. Estoy muy contento porque es un primer paso. Los fisios me están ayudando mucho, hay que tener mucha paciencia y gracias a ellos estoy intentando no retroceder, ahora tengo que ir cogiendo confianza".

El lateral confiesa que "se trata de ir sumando todos los días un escaloncito. Tengo a Migue a mi lado, que es un gran profesional, me lo está poniendo todo más fácil y eso para mí es un alivio, se lo agradeceré siempre".

Ya ha comenzado a correr pero aún "me queda un trecho, me queda bastante. Es cierto que cada día que pasa tengo mejores sensaciones pero la lesión fue importante y tengo que ser cauto pensando en el futuro. El tema del fortalecimiento de la articulación es delicado y no puedo precipitarme, tengo que asegurarme de que todo vaya bien".

Su recuperación marcha bien, pero siente envidia sana de sus compañeros. "Las dos victorias ante dos rivales directos nos han afianzado ahí arriba y nos permite llegar más fuertes al tramo final. Confirman el gran trabajo que está haciendo el míster y mis compañeros. Los veo hacerlo tan bien y sufro porque quisiera estar ahí, pero es para estar contento. Están todos implicados y el ambiente es tremendo".

Y a sus compañeros y a los técnicos les agradece "el trato que me están dando porque cuando estás lesionado siempre te quedas de lado, pero a mí me han ayudado a ser uno más y no estar apartado. Se parten la cara por este escudo y es una alegría, me ayudan en mi recuperación".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios