Xerez DFC

Antonio Bello, detenido en la operación policial por amaños de partidos

  • El futbolista del Xerez DFC, investigado por su etapa en el Jumilla, pasó la noche en Comisaría y hoy declara en el juzgado de Zafra

Antonio Bello, jugador del Xerez Deportivo FC. Antonio Bello, jugador del Xerez Deportivo FC.

Antonio Bello, jugador del Xerez Deportivo FC. / vanesa lobo

Antonio Bello, futbolista del Xerez DFC, fue detenido ayer en el transcurso de la macroperación policial desarrollada contra una presunta trama dedicada al amaño de partidos de fútbol de Segunda B y Tercera División. El jugador jerezano quedó detenido por hechos acaecidos en su etapa en el Jumilla, la temporada pasada, y desde fuentes de la investigación se subraya que la operación es contra determinados futbolistas, en ningún caso contra los clubes.

Bello pasó la noche en la Comisaría y hoy será trasladado a Zafra, donde prestará declaración, y es que la investigación por un delito de estafa y corrupción en los negocios la ha centralizado un juzgado de Zafra (Badajoz) al tener constancia la Fiscalía de supuestos amaños que afectaban a la Tercera extremeña. La Policía ha seguido el rastro a los indicios sobre que varios jugadores de diferentes equipos de fútbol habían realizado apuestas en varios partidos para obtener beneficios.

En total, la Policía Nacional ha practicado 28 detenciones por la trama de amaños en las apuestas del fútbol en Segunda B y Tercera que lideraban dos exfutbolistas también arrestados, según informaron fuentes policiales.

Otros futbolistas del Jumilla, club en el que Bello militó la pasada campaña, también se han visto afectados y en Murcia, cinco de los seis jugadores que fueron detenidos ayer por la mañana por la Unidad de Delitos Especializados y Violentos salieron a última hora de la tarde de la Comisaría de Policía de Murcia en libertad y con los rostros tapados, mientras que el sexto ha sido trasladado a dependencias policiales madrileñas.

Varios medios de comunicación congregados en la Comisaría fueron los testigos de la salida por la puerta principal de los cinco jugadores que ocultaban su rostro, mientras que el sexto futbolista había salido anteriormente en un coche policial, también con el rostro tapado, por la puerta de atrás, por lo que se desconoce su identidad.

El secreto que rodea a las actuaciones ha impedido conocer las identidades de los jugadores, si bien un club de fútbol, el Fútbol Club Jumilla, de Segunda B, que preside el chino Li Xiang, ha emitido un comunicado de prensa en el que reconoce la detención de dos de sus jugadores advirtiendo que se trataría de unos hechos que no tienen relación con este equipo, sino con otros en los que ambos estuvieron con anterioridad.

El Fútbol Club Jumilla se encontraba entrenando no en su localidad, sino a unos 57 kilómetros, cuando la UDEV se presentó inesperadamente para detener al barcelonés Juan Carlos Ceballos, hasta hace un mes capitán del Cartagena, y el alicantino José Manuel Catalá. Los agentes se presentaron por la mañana en el entrenamiento del Jumilla, que tuvo lugar en las instalaciones del campo de fútbol de Ceutí, y se llevaron a los dos jugadores.

Según fuentes cercanas a la investigación, otros dos futbolistas pertenecerían al Aguilas, y el resto al Pulpileño (Almería).

La Federación de Fútbol de la Región de Murcia (FFRM) ha condenado "con rotundidad" cualquier acción que vaya en contra de la integridad y la pureza de la competición y ha recordado que creó un comité específico para centrarse en esa lucha relacionada con las apuestas ilegales en los partidos de fútbol.

La operación la ha desarrollando la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV) de la Policía Nacional. Los agentes han practicado registros en despachos e instalaciones desde primera hora de ayer lunes en Badajoz -donde se inició la investigación-, Jerez, Albacete, Madrid y Barcelona.

En marzo de 2017, la Fiscalía Provincial de Badajoz acordó remitir actuaciones al Juzgado Decano de Zafra por el posible amaño de partidos de Tercera División en Extremadura al tener indicios de haberse cometido delitos relacionados con la alteración de apuestas deportivas.

La iniciativa de la Fiscalía respondía a una actuación de la propia Federación Extremeña de dirigida a recabar información ante la "preocupación" de algunos dirigentes de clubes sobre la posibilidad de que hubiera existido "alteración" y "manipulación" de algunos partidos en la temporada pasada y el inicio de la actual.

Una vez recabados informes y recibido la declaración de posibles personas implicadas, la Fiscalía expuso que, "al menos indiciariamente, en los partidos de fútbol celebrados los días 7, 14 y 21 de agosto de 2016 pudo haberse dado algún tipo de amaño".

Los partidos fueron entre el Unión Deportiva Fuente de Cantos y el Jerez Club de Fútbol, entre el Club Deportivo Don Benito y el Club Deportivo Badajoz, y entre el Jerez Club de Fútbol y el Club Deportivo Badajoz.

De esta forma, según el Ministerio Fiscal, "algunos jugadores que participaron en tales partidos, pese a tenerlo prohibido, y personas directamente relacionadas con ellos, incluido uno de los cuales regenta un negocio de apuestas de este tipo, realizaron apuestas a través de casas de apuestas dedicadas a ello".

Así se acreditó, a juicio de la Fiscalía, que en el primero de los partidos aludidos "se obtuvo por uno de los jugadores de la plantilla del Jerez Club de Fútbol ganancias próximas a 5.000 euros a través de apuestas realizadas en dos casas de apuestas deportivas en la modalidad de superar el número de saques de esquina en una cifra determinada".

Asimismo, hay "indicios racionales", afirma, de que en fecha no exactamente concretada pero en todo caso en los días inmediatamente anteriores al 21 de agosto de 2016 un implicado llamó por teléfono a uno de los jugadores del club local de los que iban a celebrar el partido, semifinal de la Copa Federación, para interesarse sobre si era posible "hacer córners".

Tras concertar una reunión con él en el bar El Metro de Zafra de dicha localidad se reunió con el jugador en uno de los días previos al partido y le pidió que hablara con sus compañeros del Jerez Club de Fútbol para "amañar" el tema de los córners "y le ofreció un total de 3.000 euros a cambio de ello sin que se enterase el capitán". Según la investigación, que se remonta a varios meses, en la trama participaban varios jugadores de diferentes clubes españoles que supuestamente tenían conexión con una red de amaños gestionada desde China.

Los jugadores habían sido previamente instruidos para forzar situaciones en los partidos de fútbol (penaltis, saques de esquina, faltas, etc.) sobre las que, posteriormente, se hacían apuestas suculentas.

Además, se sabe que uno de los detenidos ayer por la mañana en Argentona (Barcelona) es Jonan García, futbolista retirado en 2015 y cuya carrera se desarrolló en el Athletic, Castellón, Ciudad de Murcia, Aris Salónica, Ibiza, Huesca, Lleida, Écija, Guadalajara, Alavés, AEL Kalloni y Othellos Athienou (Grecia). El vasco podría ser presuntamente uno de los cabecillas de la trama de amaños de partidos en Segunda B y Tercera, y estaría operando los últimos tres años desde esta localidad barcelonesa. Según fuentes consultadas próximas al propio exfutbolista, intentó interesarse también por la compra de árbitros de estas categorías.

Ayer por la mañana, la Policía Nacional se personaba en su domicilio de Argentona para proceder a la detención y también para recopilar pruebas. Dentro de este entramado, y según fuentes policiales, los cabecillas eran presuntamente dos exjugadores de Primera División y uno de ellos sería Jonan García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios