Pepe Masegosa | Entrenador del Xerez DFC "Tenemos que ser el equipo que hemos sido las dos anteriores jornadas"

  • El técnico recela del Arcos: "Tenemos que alejarnos de las circunstancias del rival y mirarnos a nosotros mismos, ser exigentes y protagonistas"

Masegosa, en la sala de prensa de Chapín. Masegosa, en la sala de prensa de Chapín.

Masegosa, en la sala de prensa de Chapín. / Xerezdeportivofc.com

El Xerez Deportivo FC recibe mañana al Arcos en Chapín dispuesto a mantener su nivel de juego y su entrenador, Pepe Masegosa, apuesta por ello aunque sin fiarse del Arcos.

-El objetivo es la tercera victoria consecutiva...

-Hemos sabido arrancar bastante bien después de las vacaciones, decíamos antes del partido de Lepe que era una buena oportunidad para darle continuidad a esas buenas sensaciones que vimos el día del Utrera en casa y creo que estamos un poco en esa línea justo antes del partido del San Roque, pero hay que tener claro que no podemos quedarnos en una buena imagen o en dos buenas imágenes, y que tenemos que ser muy constantes y bastante seguros a la hora de coger buenas dinámicas. Independientemente de todo lo que nos podamos encontrar en cuanto a rivales,  entorno y demás, nosotros tenemos que ser el equipo que hemos sido las dos últimas jornadas, un equipo que ha transmitido mucho dentro del campo y eso creo que ha sido una de las claves por las cuales hemos conectado afición y equipo.

-Llega un rival en crisis y con bajas pero hay que huir del exceso de confianza...

-Mira, yo estoy cansado de ver en el fútbol situaciones complicadas: todos los equipos la tenemos, todos los equipos tienen en algún momento de su trayectoria a lo largo de una temporada un momento delicado ya sea en cuanto bajas, en cuanto a inseguridades de cobro, a mil cosas que se pueden dar. Pero una vez que echa el balón a rodar a veces eso sirve como alimentación para motivarse. La clave en este tipo de situaciones es que tenemos que ser conscientes que nos tenemos que mirar a nosotros mismos: nosotros mismos tenemos que ser exigentes y nosotros mismos tenemos que ser los protagonistas. Tenemos que saber que mirándonos a nosotros mismos tenemos mucho terreno ganado. Por lo tanto, independientemente de las circunstancias del rival, ya sea San Roque de Lepe que también tenía sus circunstancias; ya sea Écija cuando vino, que también tenía sus circunstancias; o ya sea Arcos, que también tendrá sus circunstancias; independientemente de todo eso nosotros tenemos que focalizar la atención en las cosas que tenemos que hacer bien.

-Como referencia puede servir el partido contra el Guadalcacín, al que costó mucho trabajo ganar en Chapín.

-Y no sólo eso sino que dos semanas más tarde ganó en Coria, no solo nos lo puso difícil a nosotros. Ganó en Coria y a la semana siguiente el Coria ganó 0-4 en Algeciras. Lo que no podemos hacer es engañarnos con las condiciones de los rivales: algunos estarán en un momento, otros estarán pasando un mal momento por circunstancias que no conozco ni valoro porque no las conozco, pero todos tienen sus dificultades. El Écija en el momento de mayor de dificultad ha sido cuando más partidos ha ganado. Por lo tanto, muchas veces eso sirve para alimentar la motivación, la rebeldía en contra de la situación, y hace que den un plus. Independientemente de todo eso nosotros tenemos que alejarnos de las circunstancias del rival y ser un equipo que transmite, un equipo que vaya a por el partido y ser un equipo reconocible como lo ha sido estas dos últimas jornadas.

-¿Es un mensaje para que no se confíe la afición?

-No, es más de cara a mis jugadores. La afición cuando se sienta para ver a nuestro equipo está esperando que nosotros le demos esa viveza, esa transmisión de energía en cada jugada, apretar después de perder el balón, apretar inmediatamente, de esa forma de jugar en campo contrario... Yo creo que eso es lo que esperan independientemente de que venga el Utrera, que venga el Arcos o que venga el Ceuta. Creo que les da igual. Es más de cara a mis jugadores, que no pueden salir nada, nada confiados porque el rival esté en un momento delicado porque estamos cansados de ver en el fútbol situaciones de equipos delicados que sacan partidos adelante. Por lo tanto, tenemos que ser muy muy conscientes de que la responsabilidad de sacar el partido la tenemos que tener nosotros, somos los que tenemos que transmitir, somos los que tenemos que meter a la afición y somos los que tenemos que ser el equipo fiable que hemos sido en las dos últimas jornadas.

-En referencia a los futbolistas, ¿Tanto han calado los mensajes públicos? Se han puesto las pilas después de que Edu Villegas, el director deportivo, avisara de que podía haber más salidas...

-Es que el ser humano es extraño, todo no es tan claro. Hay algunos, y aquí nos metemos todos, incluso el entrenador y cualquier persona: algunas veces con que te lo digan una vez basta y tú rectificas; a veces no vale con la palabra sino que tienes que ver un gesto, un gesto significativo e incluso después de varios fracasos en tu vida sigues cometiendo el mismo error. Es decir, creo que las reacciones en el ser humano a veces vienen de forma instantánea y a veces cuestan mucho. En este caso no creo que haya sido simplemente la situación complicada en cuanto a bajas y demás, creo que también se han juntado ciertos factores más como que hemos podido entrenar bastante mejor porque ha habido un parón y nos ha dado cierto respiro; que se han incorporado dos chavales que nos han dado algo que no teníamos... Es decir, no creo que sea solo una causa el motivo por el cual el equipo ha reaccionado como está reaccionando en estas dos jornadas. Creo que seguramente se han acumulado muchas cosas más, incluso alguna que ni siquiera hemos reparado en ella y que ha tenido algún efecto positivo.

-El Xerez DFC ya ganó en Arcos en la primera vuelta. ¿Qué rival espera en Chapín?

-Creo que van a salir unos chavales muy motivados, con muchas ganas de demostrar que tienen una situación complicada y que la quieren revertir, que quieren poner su granito de arena para arreglar la situación porque al final todos sabemos que el tema deportivo arregla mucho el tema institucional. Eso ha sido toda la vida así. Me espero un equipo con cierta capacidad defensiva esperando su oportunidad para salir a la contra con los hombres rápidos que tienen arriba. Un poco esa es la línea de partido que me espero, algo bastante distinto al partido de ida. También es verdad que nosotros somos distintos al partido de ida.

-¿Está el entorno más tranquilo?

-Sí, y también creo que lo he dicho cuando he hablado un poco del Arcos: el tema deportivo calma cualquier tema institucional, así que cuando lo deportivo va bien todo lo demás se puede arreglar. Todo lo demás, sea lo más complicado que hay, porque las victorias te dan ese optimismo de afrontar cada problema, después de ganar uno piensa que todo tiene solución; cuando vienen las derrotas viene el pesimismo y ahí es difícil levantar la cabeza. Por lo tanto, el entorno confía más porque nosotros hemos ganado. Si no hubiésemos ganado estaríamos muy parecidos a hace unas semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios