Andrés García Tébar | Entrenador del Xerez DFC “Estoy orgulloso de entrenar en este gran club, me encanta Jerez y soy feliz”

  • Su renovación está prácticamente cerrada y la entidad la hará oficial en las próximas horas

  • "Me duele no estar en el 'play-off', lo merecíamos todos, especialmente jugadores y afición”, dice

Andrés García Tébar asegura que para él es un orgullo entrenar al Xerez DFC. Andrés García Tébar asegura que para él es un orgullo entrenar al Xerez DFC.

Andrés García Tébar asegura que para él es un orgullo entrenar al Xerez DFC. / Pascual

Andrés García Tébar (Albacete, 24 de diciembre de 1958) llegó al Xerez DFC el pasado mes de febrero para suplir a Pepe Masegosa en el banquillo azulino y sólo un objetivo, meter al equipo en 'play-off'. Los xerecistas lograron lo más complicado, remontar y hacer soñar a la afición. Se quedaron fuera en los últimos minutos del último partido de Liga. Ganaron al Gerena pero el Algeciras también superó a Los Barrios y no lograron el objetivo por el enfrentamiento directo con los albirrojos.

El fútbol le va a brindar una segunda oportunidad. La entidad azulina confía en él, está satisfecha con su trabajo -el equipo sería líder en las quince jornadas que ha estado al frente del plantel- y anunciará su renovación en las próximas horas.

No quiere oír hablar de la palabra "fracaso, esto ha sido una decepción", le pone "un notable alto" a la temporada y un diez a su vestuario, "que es extraordinario, de los mejores que he tenido en mi carrera", y cree que "todo es mejorable, este club está en pleno crecimiento y entrar en 'play-off' es posible".

–¿Qué le pasó por la cabeza cuando marcó el Algeciras?

–Fue tremendo, quedaban algunos minutos y siempre me quedaba la esperanza del empate de Los Barrios. En Chapín se notó y lo acusamos, fue uno de los días más tristes que he tenido en el mundo del fútbol.

–¿Ha digerido el vestuario antes de marcharse de vacaciones la decepción?

–Después del partido la decepción era tremenda, los jugadores tenían lágrimas en los ojos y media hora después aún no se habían ni duchado ni marchado a casa. El tiempo lo cura todo y siempre sale el sol.

–Ya en frío, ¿sigue considerando injusto todo lo que sucedió?

–Lo que nos ha ocurrido a nosotros es algo complicado que se vuelva a dar. Hay 18 grupos de Tercera y sólo en el nuestro en la última jornada había un equipo clasificado y había hasta siete que podían entrar. No es normal que un equipo que pierde sólo cinco partidos, que es de los menos goleados del fútbol español, que está más de mil minutos sin encajar un gol y que está 28 jornadas sin perder se quede fuera. Con 77 puntos, nos faltaron apenas cinco minutos para la gloria y un gol.

Tébar cree que la temporada no ha sido un fracaso. Tébar cree que la temporada no ha sido un fracaso.

Tébar cree que la temporada no ha sido un fracaso. / Pascual

–¿Fracaso o decepción?

–He estado en muchos sitios, he conocido muchos vestuarios y tenía tantas ganas y tanta ilusión por conseguir el objetivo que ha sido un palo. Los chavales se lo merecían. Fracaso nunca, es una palabra que no me gusta. La temporada fue de notable alto, es la primera del club en categoría nacional y la diferencia es abismal. Además, tuvimos la mala suerte de encontrarnos con el Grupo X más fuerte de los últimos años.

–¿Cómo se supera un revés de este tipo?

–Todo pasa y hay que corregir errores y confeccionar un equipo que dé alegrías. Somos el club más rico en cuanto a afición y a socios pero no en cuanto a dinero. Las clasificaciones no se logran todas en función del dinero, pero sí en un porcentaje importante. Teníamos el octavo o el noveno presupuesto y en condiciones normales, hubiésemos jugado 'play-off'.

–Se ha referido a su vestuario, ¿cómo lo define?

–Extraordinario. Los chicos me acogieron de forma fenomenal, desde el primer momento creyeron en mí, en lo que les decía, en lo que trabajábamos, estoy orgulloso de entrenarles. Lo mío fue un poco una coincidencia, hubo un punto de inflexión y con algunas cositas que incluí entramos en esa dinámica. Hicimos lo más difícil, que fue llegar, luego nos faltó capacidad para mantenernos.

–Se ha hablado mucho de la falta de gol, ¿ha sido ese el único problema?

–Ha sido uno de ellos pero no el único. Aquí también hay que tener en cuenta la rentabilidad de esos goles. En muchos partidos nos faltó esa situación pero han habido otros temas. En los quince partidos que he estado aquí, y no me gusta el protagonismo porque es de los futbolistas, hemos sumado más puntos que nadie. Con esos números, la situación hubiese sido distinta. Analizándolo todo de forma más global y con frialdad, tuvimos un inicio muy irregular. En las primeras diez jornadas perdimos cuatro partidos y empatamos uno y en el resto, uno. Ahí puede estar uno de los problemas, que nuestro arranque no fue el mejor. Luego, y para mí es un dato de peso, los objetivos se consiguen frente a los equipos de la mitad de la tabla hacia abajo. Si establecemos una clasificación con los equipos de arriba, las distancias serían mínimas, sólo perdimos el golaveraje con Cádiz y Algeciras. Los objetivos se consiguen en campos en los que no estuvimos acertados.

–¿Algún inconveniente más?

–El final de la competición estuvo totalmente adulterado. Lo que no puede ser es que en Primera, Segunda A, Segunda B y en algunos grupos de Tercera los horarios estén unificados en las dos últimas jornadas y en este grupo no sea así con tanto que había en juego. El gran favorecido fue el Algeciras. Tengo muy claro que si el Cádiz B hubiese desconocido el resultado de Utrera, difícilmente el Algeciras hubiese ganado con tanta facilidad. Me pregunto por qué hacen estas cosas. No le damos importancia pero la tiene y mucha. Nos ha perjudicado una barbaridad, podíamos estar ahora jugando la fase de ascenso si las cosas se hubiesen hecho como había que hacerlas.

–¿Su futuro está ligado al del Xerez DFC?

–Hablamos y la predisposición es máxima, está todo avanzado. Estoy tremendamente agradecido al club porque aquí soy feliz. Me encanta Jerez y todo el mundo me ha recibido con los brazos abiertos, me han mostrado respeto y cariño. El club está en pleno crecimiento y estoy dispuesto a ayudar. Hay un director deportivo que es el que decide pero es evidente que si me pide colaboración o me solicita mi opinión por mi experiencia y mis contactos, encantado, me considero un entrenador de club. El momento más importante de una temporada es el de la confección de la plantilla, hay que traer a los mejores jugadores. Edu Villegas es un gran profesional y seguro que lo tiene más que programado.

 

El manchego cree que el club va a seguir creciendo y confía en la afición. El manchego cree que el club va a seguir creciendo y confía en la afición.

El manchego cree que el club va a seguir creciendo y confía en la afición. / Pascual

–¿Qué debe mejorar la entidad para seguir creciendo?

–Es un club joven y siempre hay aspectos que mejorar. Para seguir creciendo, si crece como entidad, será más fácil hacerlo a nivel deportivo. Hay que ser una esponja pero no es menos cierto que este club está consolidado. Hay gente indecisa y es el momento de dar el paso al frente y apoyar más. El tema deportivo depende del económico y el económico se basa en los socios y en la publicidad, no hay más ayudas y depende de ellos el que la entidad tenga una mejor plantilla.

–Lo mejor y peor desde que llegó al club en febrero...

–La mayoría de las cosas han sido positivas. Si hago una lectura de estos quince partidos no encuentro nada malo, hubiésemos quedamos primeros y estaríamos jugando el 'play-off' con un 75% de opciones de ascender. Aquí, aunque estemos en un equipo de Tercera, te sientes entrenador por todo, trabajas por las mañanas, tienes un campo espectacular y lo tienes casi todo. La ciudad es espectacular y estoy feliz y a gusto aquí. Negativo, poco, que en algún partido determinado no hiciésemos las cosas como hubiésemos querido, que a falta de cuatro minutos marque el Algeciras y la lesión de algún jugador, que siempre es lo peor del fútbol.

–¿Habrá muchos cambios en el Xerez DFC 19/20 respecto al de la 18/19?

–En esta vida todo es mejorable, empezando por el entrenador. Si soy la persona que tiene que tomar decisiones, mi obligación es intentar mejorar todo lo que tengo y, desde ahí, creo que he respondido. Ahora, también tengo una cosa clara, en igualdad de condiciones, primero me quedo con lo que conozco y luego, con lo de la casa.

–¿Qué opinión tiene sobre la afición?

–Como he comentado antes respecto al vestuario, es espectacular y no tengo dudas por el tipo de club que es este que va a seguir ahí. Cuando acabó el partido ante el Gerena y nos quedamos fuera, está claro que la decepción nos llegó a todos pero el sol va a salir para nuestro club. El socio, el aficionado, aquí se siente más partícipe que en cualquier otro lado, está identificado con la entidad, es parte de ella y la respuesta va a ser masiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios