Xerez DFC-Arcos | La crónica Inesperado revés el día menos oportuno (0-0)

  • Los azulinos regalan la primera mitad, reaccionan en la segunda y no pasan del empate ante un rival mermado por las bajas pero competitivo 

Álvaro Ramírez agarra de la camiseta al xerecista Adrián Gallardo. Álvaro Ramírez agarra de la camiseta al xerecista Adrián Gallardo.

Álvaro Ramírez agarra de la camiseta al xerecista Adrián Gallardo. / Vanesa Lobo

Revés inesperado. El Xerez DFC no pudo pasar del empate a cero en Chapín frente al Arcos en el día menos indicado. Los azulinos habían comenzado 2019 en un buen momento, buscaban la tercera victoria consecutiva para seguir escalando posiciones y acercarse a los cuatro primeros pero no pudo ser. Encadenan quince jornadas sin perder pero se mantienen séptimos, a cinco puntos de Los Barrios, que es cuarto.

El Arcos, muy mermado por las bajas y con problemas extradeportivos, supo leer perfectamente el partido, explotó sus recursos de la mejor manera posible y se llevó un punto de forma merecida. Los xerecistas no tuvieron su mejor día en ataque y tampoco estuvieron tan intensos como de costumbre.

Tras la goleada en Lepe ante el San Roque (1-4), Masegosa optó por no mover ficha y apostó de salida por el mismo once, nuevamente con Antonio Jesús por delante de Jorge Herrero y Adri Rodríguez y Bello y Khalok en las bandas, pero con el jerezano escorado a la izquierda y el ex del Conil por la derecha.

El equipo llegaba a la cita tras sumar seis de seis pero no entró al partido de la misma forma que en compromisos anteriores frente a un rival con un once de circunstancias pero que compitió a la perfección y se mostró seguro en defensa. Sufrió pero nunca se agobió.

Nada más arrancar el partido, Adrián Gallardo avisó con un tiro flojo y centrado a las manos de Iván tras un centro de Bello. Todo se quedó en eso, en mero fogueo porque los azulinos no estuvieron finos ni encontraron la forma de generar oportunidades claras.

Tanto fue así que las dos opciones más claras fueron visitantes. La primera, la tuvo Javi Rodríguez (19'), que resbaló y no pudo ni disparar ni disparar en condiciones y la segunda la desbarató Flere con una buena parada. A la salida de un córner, Sergio se sacó un trallazo que el meta xerecista mandó otra vez a saque de esquina. El lanzamiento lo resuelve Joaqui sacando el balón bajo palos y los visitantes reclaman manos dentro del área en uno de los rechaces.

Superados esos primeros 25 minutos, el Xerez DFC apretó un poco el acelerador y subió algo el ritmo. Adri Rodríguez lo intentó desde la frontal del área con un tiro que se le marchó alto y Bello se equivocó al resolver una jugada en los últimos instantes, en los que optó por regatear y meterse hasta dentro en lugar de disparar cuando era la opción más fácil. Con esa acción terminó una primera parte sin historia, escaso juego y pocas ocasiones.

Tras el descanso, Masegosa no tardó en mover ficha. Álex Padilla y Javi Casares saltaron al campo en lugar de Antonio Jesús y Juan Gómez buscando darle un vuelco a la situación. En el primer balón que tocó Casares generó una opción de peligro que terminó en saque de esquina.

El atacante jerezano cambió el rumbo del partido. Segundo balón que tocó, segunda jugada que espoleó a una afición con ganas de triunfo (55'). Se marchó de dos defensas, la puso al corazón de área y Bello mandó la pelota por encima del larguero. Era uno de esos balones destinados a romper la red.

El encuentro ya había cambiado de forma radical. El XDFC se hizo dueño de la situación y comenzó a generar oportunidades. En el minuto 55', con la grada rugiendo, reclamaron penalti sobre Khalok y en el 56', tras un saque de esquina, sacó en la misma línea de cabeza Ramírez un remate de Rodri. El asedio era total. Adrián Gallardo tampoco acertó a concretar un buen balón de Rodri porque Iván realizó una buena intervención (57').

El Arcos se tambaleaba y comenzaba a dar muestras de flaqueza ante un rival que ahora sí había apretado el acelerador a fondo y se había hecho con las riendas del encuentro. No había tregua pero el gol no llegaba y el Arcos empleaba todas las armas a su alcance para aferrarse al empate.

Bermúdez también movió banquillo y sacó a Borja por un agotado Sergio. Masegosa aprovechó el parón para sacar el campo a Jorge Herrero y jugársela también con Tamayo (69'). Acumular gente arriba, apostar por dos puntas y adelantar aún más si cabía a Bello.

Los visitantes, mientras tanto, iban a loo suyo. Serios atrás y a la espera de una contra. En el minuto 76 dispusieron de una buena oportunidad con un tiro del exxerecista Caballero que se topó primero con un defensa y después con Flere, que despejó el balón a banda.

Ya en el tiempo de descuento, Adrián Gallardo mandó alto un saque de esquina de botado por Bello y Khalok también remató demasiado cruzado ante Iván. Podía más el corazón que la cabeza y las piernas. Era demasiado tarde para recuperar los primeros cuarenta y cinco minutos perdidos. Decepción cuando todo apuntaba a la tercera victoria consecutiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios