Fútbol

Notable estreno del Xerez DFC ante el Real Madrid Castilla (2-1)

  • Los azulinos se imponen al filial blanco con goles de Javilillo y Máyor y conquistan el Trofeo de la Vendimia con Chapín entregado

Los jugadores del Xerez DFC posan orgullosos con el Trofeo de la Vendimia  conquistado ante el RM Castilla.l

Los jugadores del Xerez DFC posan orgullosos con el Trofeo de la Vendimia conquistado ante el RM Castilla.l / Vanesa Lobo

El Xerez DFC abrió la pretemporada 21/22 con excelentes sensaciones y un triunfo de prestigio en Chapín al imponerse al Real Madrid Castilla por 2-1 y adjudicarse el Trofeo de la Vendimia. Los azulinos se impusieron con goles de Javilillo y Máyor en los primeros diez minutos de un partido intenso y con un ritmo alto, pese a ser el primero de la pretemporada para ambas escuadras.

El encuentro respondió a las expectativas, los aficionados se lo pasaron en grande y disfrutaron como hacía tiempo que no lo hacían cuando Antonio Bello levantó el trofeo de campeón que recibió de manos de Pablo Lozano, presidente de la Federación Andaluza de Fútbol, que fue invitado y no quiso perderse la cita. El 'vamos Xerez' se oyó más fuerte que nunca. La normalidad aún no ha vuelto, pero ya comienza a aparecer.

Ocho jugadores del pasado curso salieron en el primer once de Pérez Herrera. Ocho jugadores del pasado curso salieron en el primer once de Pérez Herrera.

Ocho jugadores del pasado curso salieron en el primer once de Pérez Herrera. / Vanesa Lobo

Primer once

Pérez Herrera, con un equipo aún por formar, apostó por un once de salida con muchos jugadores del pasado curso, hasta ocho, y se notó el buen engranaje de las piezas. Camacho salió en la portería, con una defensa con Marcelo y Ocaña como laterales y Oca y Alvarado en el centro. Curro Rivelott, Goma y Bello un poco más adelantado ocuparon la zona ancha, con Javilillo por la derecha, Álex Rueda escorado a la izquierda y Máyor como referente arriba.

El Xerez DFC salió intenso y presionando arriba a la perfección, mostrando sus señas de identidad de la pasada campaña y que le condujeron a lograr el ascenso de categoría con autoridad, y tardó tres minutos en abrir un encuentro en el que quería disfrutar, pero también ganar para comenzar a asentar las bases de un bloque sólido y sumar  buenas sensaciones.

Javilillo fue el autor del primer gol del partido y de la pretemporada azulina. Javilillo fue el autor del primer gol del partido y de la pretemporada azulina.

Javilillo fue el autor del primer gol del partido y de la pretemporada azulina. / Vanesa Lobo

Primer gol

Javilillo adelantó a los azulinos con un disparo a bocajarro tras un centro de Bello, Máyor perdonó el segundo a los diez minutos y justo después no falló. El ariete aprovechó en el minuto diez un malentendido entre la defensa y el portero blanco para abrir brecha en el marcador.

La afición celebró los goles a lo grande. Tenía ganas de fútbol y de alegrías después de tantos meses ausente de Chapín y sin poder disfrutar de su equipo desde su asiento habitual.

Los azulinos tenían el choque controlado, pero superada la media hora, Vaca Núñez consideró penalti una caída de Vallejo que el propio jugador convirtió con calidad y engañando a Camacho. 

Bello se lleva el balón perseguido por Morante. Bello se lleva el balón perseguido por Morante.

Bello se lleva el balón perseguido por Morante. / Vanesa Lobo

Superioridad local

Los jugadores se marcharon al descanso con ventaja xerecista y muy buena imagen de un cuadro azulino que realizó una notable primera mitad, con un primer cuarto de hora a un gran nivel en todas las facetas ante un rival al que le costó tomarle el pulso al encuentro, no se encontró cómodo y apenas generó peligro.

El segundo tiempo arrancó con un Xerez DFC que apostó por un once nuevo, en el que sólo permaneció Ocaña. Jugaron César, Hugo, Manu Castillo, Álex Cruz, Ocaña, Rifat, Antonio Jesús, Brando, Manu Baeza, Jacobo y Pepe Sainz.

Los azulinos también empezaron fuertes, pero el filial mejoró con los cambios arriba y nada más arrancar el segundo acto César evitó el empate al despejar con el pie un tiro de Peter. Aún así, el cuadro de Pérez Herrera siempre estaba más cerca del tercero que el filial de nivelar el encuentro. Primero Manu Baeza, luego Pepe Sainz y más tarde Jacobo, con un gran zurdazo, acariciaron el tercero.

El ritmo bajó con el carrusel de cambios y en la recta final, el Xerez DFC supo mantener la distancia en el marcador ante el equipo de Raúl González, que casi nunca pudo tener el control. No tenía la pelota y le resultaba complicado generar.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios