José Pérez Herrera | Entrenador del Xerez DFC "Estoy orgulloso del trabajo de todos mis jugadores, ganamos pese a las dificultades"

  • El técnico azulino subraya que "la victoria ante el Ciudad de Lucena es importante, pero no definitiva, queda mucha tela por cortar"

Pérez Herrera cree que supieron hacer su partido y aprovechar sus oportunidades.

Pérez Herrera cree que supieron hacer su partido y aprovechar sus oportunidades. / Manuel Aranda

José Pérez Herrera, entrenador del Xerez DFC, se mostró orgulloso del trabajo realizado por sus jugadores y satisfecho con el triunfo ante el Ciudad de Lucena, que les acerca mucho más a su objetivo. No quiere lanzar las campanas al vuelo y apunta: "Esta victoria es importante, pero no definitiva".

–¿Qué resumen puede realizar del partido?

–Teniendo en cuenta que veníamos de estar muchos días parados y con la incertidumbre de no saber cómo íbamos a responder, sabíamos que veníamos a un campo complicado para enfrentarnos a uno de los rivales más difíciles del grupo, que exige mucho a los rivales. Con esa mentalidad llegamos, teníamos claro que debíamos estar muy organizados para aprovechar nuestras armas y alguna de las ocasiones que se nos presentaran.

–(...) 

–Al final creo que logramos las dos cosas, estar organizados y cederle poca profundidad al rival, nos ha generado pocas oportunidades. Estuvimos preparado para provocar ese zarpazo que a ellos les sacara también un poco de sus planes y lo conseguimos. Estoy muy orgulloso del trabajo de todos los jugadores, de toda la plantilla porque, al final, pese a todas las dificultades que hemos superado en las dos últimas semanas, supone un paso no sólo a nivel deportivo también a nivel moral por la fuerza que nos imprime para lo que nos queda de competición.

–¿Qué importancia tiene esta victoria?

–Mucha, pero no es definitiva, queda mucha tela por cortar, dentro de tres o cuatro días tenemos otro envite en casa contra ellos. Sabemos debemos tener los pies en el suelo, pero ganar en Lucena ha confirmado nuestras ganas de olvidar cuanto antes todos los pensamientos negativos y todas las dudas de cómo nos podía afectar el brote en el partido. Los pensamientos positivos han tenido más fuerza y han permitido que todo nos saliera bien.

–El Xerez DFC en la primera parte ahogó al rival y no le dejó hacer su juego, ¿estuvo ahí la clave del triunfo?

–Sabíamos que el rival siempre es fiel a su estilo a la hora de tener el balón y que nos iba a intentar atraer. Teníamos que estar muy pendientes para que no nos sorprendieran desorganizados y lo logramos. También sufren sin balón, están habituados a exigir a los demás y a no ser exigidos, así que sabíamos que si teníamos posesiones largas iban a sufrir y les iba a mermar moralmente. Marcamos en la acción del penalti y se nos puso el partido de cara.

–En el inicio del segundo tiempo, su equipo sufrió...

–Es lo habitual que suceda cuando juegas como local. Salieron del vestuario fuertes, buscando la reacción para intentar enchufarse y meterse rápido en el partido con un gol. Nos tuvimos que apretar los machos para aguantar ese arreón y también estuvo nuestro portero para hacer su trabajo. Fueron más acercamientos que ocasiones claras y después de aguantar ese arreón nos fuimos creciendo, sobre todo en la parcela defensiva, y ellos entraron en la típica fase de ansiedad a medida que iba pasando el tiempo. Supimos jugar los diferentes partidos que nos podíamos encontrar.

–Su equipo tenía claro que el objetivo era que el Ciudad de Lucena no les sorprendiera y se cargó de faltas y tarjetas...

–Durante la semana incidimos en los puntos fuertes de ellos y uno era evitar las transiciones tan buenas que hacen defensa-ataque porque tienen jugadores rápidos y con calidad arriba. Primero, había que evitar que las hiciesen y si no era posible, faltas tácticas, aunque nos hemos llevado bastantes tarjetas. Había que jugar al límite dentro de la legalidad.

–¿Cómo vio físicamente a su equipo?

–En ese sentido nos hemos visto aliviados. No sabíamos cómo iba a repercutir ese aspecto en el equipo, pero se ha organizado muy bien, con las distancias equilibradas y las líneas muy juntas, por lo que el esfuerzo ha tenido que ser un poco menor. El equipo ha sabido sufrir, correr y ha respondido a la perfección.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios