García Tébar | Entrenador del Xerez DFC

"Con todos los respetos, en campos como el del Coria hay que ganar para estar arriba"

  • El técnico azulino reconoce que "el partido es importante por lo que nos jugamos, estamos en la recta final, y tengo una fe ciega en este grupo"

García Tébar, técnico azulino, sólo baraja la opción de ganar en Coria. García Tébar, técnico azulino, sólo baraja la opción de ganar en Coria.

García Tébar, técnico azulino, sólo baraja la opción de ganar en Coria. / Miguel Ángel González

Andrés García Tébar, técnico del Xerez DFC, encara la cuenta atrás para el final de Liga con el convencimiento de disputar la fase de ascenso, cree que el encuentro del domingo ante el Coria es "importante por lo que nos estamos jugando", resalta la reacción del rival con la llegada de Manolo Zúñiga y advierte que "con todos los respetos, si queremos estar arriba tenemos que ganar en campos como el Guadalquivir".

-A estas alturas de competición, ¿complican más las cosas los rivales de la parte baja de la tabla que los de arriba?

-Como decía el difunto Luis Aragonés estas diez últimas jornadas de Liga son las decisivas y no hay margen de error para nadie, luche por el objetivo que luche. El Coria ha experimentado una mejoría importante con el cambio de entrenador, he tenido la oportunidad de verle y no da la sensación de ser un equipo de la parte de abajo. Su dinámica es buena, creo que lleva cinco partidos sin perder y eso nos está indicando la importancia que va a tener el partido tanto para ellos como para nosotros.

-¿Cómo espera el compromiso en el Guadalquivir?

-Aquí hago un símil con las corridas de toros, nunca se sabe qué te va a salir por el túnel de vestuarios y qué te vas a encontrar. Vamos a intentar desarrollar nuestro juego. Tengo una teoría que puede parecer de Perogrullo. Si el equipo contrario no juega, a poco que lo hagas tú puedes ganar. Esa es la intención, intentar que ellos jueguen lo menos posible.

-¿Le preocupa que sus jugadores se enchufen menos ante un equipo que pelea por no descender?

-Los objetivos se consiguen, sobre todo, ante los últimos diez clasificados en nuestro caso. Con todos los respetos, si queremos llegar lo más arriba posible, en campos como el del Coria tenemos que ganar.

-¿En qué aspectos ha mejorado el Xerez DFC desde que usted llegó?

-Exceptuando la segunda parte del otro día, en la que se dieron una serie de situaciones especiales y apareció ese miedo a que te empaten, palpo que el equipo transmite buenas sensaciones. Hemos encajado dos goles, uno de penalti muy infantil y otro a balón parado. Somos un equipo tremendamente sólido, al que es complicado hacerle goles, llevamos cuatro sin encajar y eso te da confianza. Los resultados son importantes pero también lo son las sensaciones que me transmite el grupo. El compromiso es total y la actitud, igual. No soy adivino, no sé cómo acabaremos, pero vamos a competir juguemos dónde juguemos.

-¿Está preparado su equipo para aguantar la presión en lo que resta de competición?

-En fútbol no se pueden hacer demasiadas cuentas y tenemos que pensar sólo en el partido que vamos a jugar en Coria. Bendita presión, los jugadores tienen que convivir con ella y ahí tenemos cierta ventaja porque muchos futbolistas de esta plantilla ya han vivido esta situación. Es cuestión de confianza, ellos creen en ellos y si hacemos lo que trabajamos y lo que decimos vamos a competir. Tengo una fe ciega en este grupo porque me lo demuestra a nivel personal y deportivo.

-¿Ha olvidado ya el enfado del pasado domingo por la segunda parte ante el Ciudad de Lucena?

-Me enfadaron varios factores, el que no reaccionáramos con los cambios, que no resolviésemos en las contras que tuvimos y que el árbitro diera cinco minutos de descuento, ese colegiado había pitado diez partidos hasta el domingo, no había ganado ningún equipo local y se lo dije de forma cariñosa. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios