Xerez DFC-Écija Balompié | Crónica Heredia lleva el delirio a la grada en el descuento con un buen gol de falta directa (2-1)

  • El Xerez DFC sufre para derrotar al Écija pero lo consigue de forma totalmente justa en el minuto 92 con un tanto del extremo zurdo 

  • Casares adelanta a su equipo a los once minutos e Isuardi firma las tablas en un lanzamiento directo antes del final de la primera parte

Los xerecistas abrazan a su compañero Heredia tras el gol en el descuento. Los xerecistas abrazan a su compañero Heredia tras el gol en el descuento.

Los xerecistas abrazan a su compañero Heredia tras el gol en el descuento. / Miguel Ángel González

Comentarios 0

El fútbol te da y te quita. A veces es justo y otras, no tanto. En esta ocasión lo fue con el Xerez DFC y con Pepe Masegosa, un técnico cuestionado por un sector de la afición al que no acaban de convencer ni sus métodos, ni sus planteamientos ni su forma de concebir el juego pero al que a día de hoy avalan su trabajo y los resultados, esos que ponen y apartan a los entrenadores de sus cargos. La película de Los Barrios se vivió con distinto final. 

El cuadro azulino consiguió una victoria tan agónica como merecida y recorta distancias con la cuarta plaza. Los xerecistas no realizaron un buen partido pero sí lo pusieron todo para ganar y arriesgaron mucho más que un rival que llegó a Chapín a nadar y a guardar la ropa para intentar al menos sumar un punto. Se adelantaron en el marcador a los once minutos con un gol de Casares, que asumió los galones en ausencia de Bello, pero que vio cómo antes del descanso Isuardi nivelaba la cita con un gol de falta en el que Juan Flere ni coloca bien la barrera ni está afortunado al atajar el balón, que entró por su palo.

Masegosa, con bajas importantes por sanción y lesión, tuvo que retocar el once, aunque mantuvo su defensa de tres -Adri, Rodri y Rojas-, reforzó la medular con cinco jugadores -Padilla, Jorge Herrero, Jojo, Álex Colorado y Marcelo, que finalmente pudo jugar con un aparatoso vendaje en su mano izquirda- y apostó por Adrián Gallardo y Javi Casares en punta.

Y precisamente Javi Casares fue el encargado de desequilibrar el choque muy pronto, a los once minutos. El delantero aprovechó casi al borde del área pequeña un buen rechace del portero tras una buena acción de Jojo. El punta jerazano no dudó en acudir corriendo al banquillo para dedicárselo a su entrenador. Sus compañeros le siguieron para hacer una gran piña.

El Xerez DFC había entrado fuerte al partido y antes del gol, ya Casares pudo abrir la lata a los dos minutos, al protagonizar una bonita jugada en la que dejó sentados a dos rivales. Su disparo acabó mansamente en las manos de Fernando. Justo después (4'), Juan Delgado enganchó un zapatazo desde la frontal que se marchó ajustado al poste.

El tanto dio vida a un XDFC que se hizo dueño del juego y que buscaba con mucha fe el 2-0. A balón parado, Álex Colorado mandó alta una falta (24') y a reglón seguido, otra vez respuesta de un cuadro astigitano que no estaba dispuesto a perderle la cara al encuentro.

Un despiste de Flere, al intentar jugar el balón con los pies, casi lo aprovecha Juan Delgado (30'), en el 32', un centro-chut de Borja García lo atajó el meta azulino y en el 38', Isuardi no perdonó de falta directa. Con la barrera mal colocada, ajustó el balón abajo a la izquierda y por fuera de los dos jugadores que tapaban el disparo.

Los azulinos intentaron reponerse al mazazo pero su capacidad de reacción no les llegó para mucho. El árbitro señaló el final del primer tiempo y la afición mostró su disconformidad con bastantes pitos.

Tras el paso por el vestuario, pocos cambios. El Xerez DFC intentaba crear ante un rival replegado y bien plantado, que buscaba no cometer errores y aprovechar los de un rival al que le costaba llegar. Necesitaba matar a la contra pero tampoco era capaz de montarlas claras. Control sin peligro.

En el minuto 54, una centro de Adrián Gallardo no lo remató por poco Álex Colorado de cabeza. Al combinado xerecista, a medida que pasaban los minutos, se le hacía más complicado gestionar la presión y las llegadas. Masegosa movió ficha buscando soluciones. Retiró del campo a Jorge Herrero para dar entrada a Heredia y retocó el sistema, recuperando la defensa de cuatro, con Padilla, Rojas, Rodri y Marcelo. Heredia se abrió por la izquierda y Casares a la derecha.

En el 72', Álex Colorado reclamó penalti. A balón parado, en el 76', buscaron desnivelar las tablas los azulinos, con un lanzamiento de falta de Heredia que se paseó por el área y atajó el guardameta Fernando después de se que Adrián Gallardo lo tacase muy flojo. En el 77', Marcelo probó fortuna con un lanzamiento lejano que se le marchó alto.

La afición empujaba, se enfadaba con el árbitro, los astigitanos perdían tiempo y el reloj volaba. Javi Tamayo entró por Colorado y tanto Heredia como Casares intentaban colgar balones que cazaran alguno de los dos arietes.

Heredia botó bien un córner en el 83' y Javi Tamayo lo cabeceó fuera por muy poco. En el 88', Fernando se quedó con un cabezazo de Rojas tras un saque de esquina. En el 92', el delirio. Una falta de Ocaña sobre Casares en el mismo pico del área terminó con gol de Heredia, que colocó el balón en la escuadra. Los xerecistas se volvieron locos y Chapín explotó de júbilo como esta temporada no lo había hecho. Justo premio y rota la racha de empates. El XDFC sigue octavo (34) pero ahora a tres puntos del Ceuta, que es cuarto clasificado (37).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios