La unión del xerecismo

La afición del Xerez DFC apuesta por la definitiva unión

  • La asamblea, a la que acuden 363 abonados, aprueba con el 82% de los votos que los socios del Xerez CD de la 12/13 que decidan dar el paso conserven su antigüedad.

Comentarios 5

La asamblea de socios del Xerez Deportivo FC aprobó ayer por mayoría la propuesta de la directiva que preside Pepe Ravelo de aceptar a todos los socios del Xerez Club Deportivo respetando el número de abonado que tenían hasta la temporada 2012/2013, la última en la que los aficionados xerecistas caminaron unidos.

En efecto, 317 de los 363 socios que asistieron anoche al Alcázar de Jerez votaron Sí a la propuesta de la directiva, registrándose 7 abstenciones y 39 noes. La votación se realizó de manera secreta en una papeleta en la que se tenía que marcar el ‘sí’, el ‘no’ o la ‘abstención’ contestando a la siguiente cuestión: “La Junta Directiva del Xerez Deportivo FC somete a la Asamblea su propuesta en orden a alcanzar la definitiva unidad del xerecismo, basada en la igualdad, el respeto a todos los sectores y sensibilidades y sujeción a los valores comunes, dentro de los principios democráticos en que se basan los Estatutos del Club. A tal fin, la Asamblea autoriza a la Junta Directiva para que elabore y apruebe un manifiesto en el que se abra el Club a todos los xerecistas, garantizando su integración en términos de igualdad, valorando su antigüedad y posibilitando su acceso a los derechos y obligaciones de la entidad de acuerdo con las previsiones estatutarias. ¿Aprueba usted dicha propuesta?”.

La asamblea de socios se inició pasadas las nueve de la noche en el Alcázar con los 363 socios azulinos atentos a la mesa presidencial en la que de izquierda a derecha formaron Matías Aguilar, Juan Carlos Corchado, Manuel Cazalla, Pedro Ruiz, Ángel Almagro, Pepe Ravelo, José Antonio Pérez-Rendón, Javier Gómez Vallecillo, Alejandro Coca y Carlos Vera.

Después de unas palabras de Pepe Ravelo en las que el presidente trató de resumir los logros deportivos de las diversas secciones y categorías del club, se pasó al segundo (y principal) punto del orden del día, el sometimiento a la asamblea de la aprobación de la unión de los aficionados xerecistas. Manuel Cazalla tomó la palabra para desgranar los contactos que hubo entre Xerez CD y Xerez DFC para intentar el acercamiento de sus respectivas aficiones tratando de “dejar de una lado lo que nos separa y ver lo que nos une”. Cazalla explicó que cualquier intento de acuerdo se tenía que someter primero a la asamblea de socios. Posteriormente, Juan Carlos Corchado explicó que en las dos semanas entre la primera asamblea de socios del Xerez CD y la de ayer del XDFC “se han hecho manifestaciones que no se ajustan a la realidad” (en clara referencia a Juan Miguel Becerra), explicando que “nunca se ha planteado” en las distintas reuniones “la unificación de las dos entidades”, y que la directiva sólo sometía a consulta de los socios aceptar a los del Xerez CD respetando el número de abonado que tuvieran en la temporada 2012/2013. “Entendemos que es el momento de pasar página porque nuestra sociedad está huérfana de aquellos xerecistas que en su momento no dieron el paso de hacerse socios del Xerez Deportivo FC. Este club debe tener las puertas abiertas y los brazos abiertos”.

A renglón seguido, se abrió turno para las consultas. Algunos abonados preguntaron si iban a perder su sitio con la llegada de antiguos socios del Xerez CD. Matías Aguilar explicó que “el asiento se conserva, el socio no pierde su sitio. Si se admite la propuesta de la directiva -como así sucedió posteriormente- habría esta temporada, por ejemplo, dos números 300 aunque para la siguiente temporada se respetaría siempre el número del socio que lleve más tiempo en el Xerez Deportivo FC”. Esta explicación no quedó demasiado clara a la vista de nuevas cuestiones que lanzaron algunos socios, incluso alguno se negó a tener que compartir número con otro abonado procedente del Xerez CD, lo que motivó bastantes aplausos. Sin embargo, otros socios apelaron a la generosidad, a olvidar rencillas y el propio presidente, Pepe Ravelo, aseguró que, teniendo el número 68, estaba dispuesto a cambiarse por el 8.000 con tal de recuperar a esa masa durmiente de xerecistas que “está en su casa”. La votación salió adelante. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios