La Fiscalía se opone a dejar en libertad a Carcaño por riesgo de fuga

  • El fiscal considera además que el asesino confeso podría ocultar pruebas sobre el paradero del cuerpo de Marta.

Comentarios 4

La Fiscalía se ha opuesto nuevamente a dejar en libertad a Miguel Carcaño, en prisión desde el día 16 de febrero de 2009 por la violación y el asesinato de la joven Marta del Castillo, ya que entiende que existe riesgo de fuga y de ocultación de pruebas, pues el cadáver aún no ha aparecido, según han informado fuentes del departamento que dirige María José Segarra.

En este sentido, las mismas fuentes han explicado que, en un escrito elevado esta semana al Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla, el Ministerio Público se opone al recurso de reforma planteado por la abogada del asesino confeso, Paloma Pérez Sendino, contra el auto en el que el juez Francisco de Asís Molina ha prorrogado dos años más la prisión preventiva a su cliente. 

Las mismas fuentes consultadas han argumentado que este rechazo a la petición planteada por la letrada se debe a que existe riesgo de fuga y de ocultación de pruebas, a la inminencia del juicio, que podría celebrarse una vez acabado el próximo verano,  y por la gravedad de los hechos que se le imputan.

De su lado, la abogada de Carcaño, el único de los implicados que permanece en la cárcel, entiende que la prórroga de la prisión preventiva "es para casos muy excepcionales". 

Conviene recordar que, el pasado día 1 del presente mes de febrero, el juez instructor ya rechazó dejar en libertad al asesino confeso de Marta del Castillo, quien, ese mismo día aseguró que desconoce el paradero del cuerpo de la joven y que fueron Samuel Benítez y el Cuco, también imputados en el caso, quienes se deshicieron del cadáver, todo ello mientras él se quedó limpiando el piso de León XIII donde tuvo lugar el crimen.

Golpe con el cenicero

De este modo, Miguel se acogió a su última declaración judicial, prestada en septiembre del año 2009, cuando aseveró que no violó a la joven y que la mató mediante un golpe propinado con un cenicero, tras todo lo cual su amigo Samuel y el menor que está siendo enjuiciado estos días se deshicieron del cuerpo de la víctima utilizando el coche de un tío suyo, que incluso fue llamado a declarar ante la Policía Nacional, quedando en libertad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios