El funeral por los militares, a la espera del fin de las autopsias

  • Una vez terminado el proceso, los restos mortales serán entregados a los familiares, que serán los que decidan si habrá un funeral conjunto. Los fallecidos vestían la equipación acorde a la seguridad requerida.

Comentarios 13

Los cuerpos de los cinco militares -dos de ellos destinados en San Fernando- muertos en un ejercicio de desactivación de explosivos en la Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares siguen en el Tanatorio de Colmenar Viejo (Madrid), donde se les están practicando las autopsias.

Según han informado fuentes de Defensa, una vez terminado el proceso, los restos mortales de los militares serán entregados a los familiares, que serán los que decidan si habrá un funeral conjunto.

El juez togado militar fue quien decretó que los cuerpos de los fallecidos fueran trasladados al Tanatorio de Colmenar Viejo.

En cuanto a los otros dos militares heridos graves en el accidente, las mismas fuentes han indicado que siguen ingresados en el Hospital Gómez Ulla sometidos a vigilancia intensiva después de ser operados.

El accidente en el que murieron los cinco militares tuvo lugar en el madrileño campo de maniobras de Hoyo de Manzanares al estallar varias minas anticarro que intentaban destruir durante un ejercicio de desactivación de explosivos.

Expertos en desactivación de explosivos de la Academia de Ingenieros han confirmado que los cinco fallecidos llevaban la equipación adecuada y acorde a los protocolos de seguridad para el trabajo que estaban realizando.

Los mismos especialistas han explicado que los militares llevaban todo lo necesario para la destrucción en masa de municiones.

Este equipamiento consiste en un casco reglamentario y un chaleco anti-fragmentos.

Las fuentes citadas han explicado que la destrucción masiva de municiones se realiza mediante empleo de cargas explosivas sobre munición remanente o minas retiradas.

Para esa actividad no es necesario un traje de protección pesado -que es el que, por ejemplo, suelen utilizar los Tedax-, que sí se utiliza en el caso de desactivación de explosivos al ser necesario separar el dispositivo de iniciación de la carga explosiva del artificio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios