'Jaque mate' a los díscolos

  • La corriente crítica proponía incluir a 4 personas entre los 10 primeros puestos

Comentarios 3

Pilar ha movido ficha y habla de 'jaque mate' a los díscolos. Después de una tensa e infructuosa "primera toma de contacto" con su jefe provincial, Francisco González Cabaña, la alcaldesa y secretaria general del PSOE de Jerez se mantiene firme en su postura de diseñar de su puño y letra, sin influencias, imposiciones, ni pactos externos, la candidatura con la que pretende mantenerse en el poder municipal más allá del próximo 22 de mayo. Dejando claro que hasta nueve de los actuales delegados municipales no continuarán, éstos se dividen entre los cinco concejales que ya han expresado, en público o privado, que abandonarán la política local y otros cuatro que se mantienen a la espera de un posible -utópico, casi, a día de hoy- pacto de integración a nivel provincial que aglutine a las diferentes sensibilidades y corrientes del PSOE local.

Comoquiera que es harto improbable que Sánchez ceda a las presiones de arriba, su objetivo es literalmente saltarse a la ejecutiva provincial -como ya ocurriese con la aprobación de su designación para tratar de revalidar la Alcaldía- para que sea la cúpula regional la que directamente avale su propuesta. Ni que decir tiene que la pelea por entrar en la lista de las personas críticas con la alcaldesa y secretaria general del PSOE local siempre pasaría por una salida de Sánchez de llegar a consumarse la debacle electoral socialista que auguran la mayoría de encuestas. De hecho, la estrategia que maneja el sector crítico del partido pasa por que sea Pilar Sánchez quien decida los puestos de salida y situar, a partir del número 4 o 5, a miembros de otras sensibilidades a la espera de lo que pudiese ocurrir la noche del 22-M, que en caso de debacle, entienden, "obligaría a Sánchez y parte de los suyos a renunciar y dar paso a una regeneración del partido en la ciudad".

De hecho, los críticos ya le han hecho llegar en las últimas semanas una propuesta en la que le demandan que integre entre los diez primeros puestos de la lista a cuatro concejales pertenecientes a la otra corriente del partido: Francisco Benavent, Juan Manuel García Bermúdez, Antonio Fernández Ortega y Margarida Ledo. Obviamente, por la mente de la alcaldesa no pasa otra cosa que no sea desterrar a los "desleales", como ponen de manifiesto personas de su entorno que así lo ha reiterado por activa y por pasiva, por lo que parece muy difícil que pueda llegarse a punto de consenso con Cabaña, instalado en su idea de imponer parte de la lista jerezana desde Cádiz por lo que pueda pasar el día D en relación con hipotéticas alianzas de gobierno -¿con Pacheco?- en Jerez y en la Diputación provincial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios