reserva flamenca

De 50 mil pesetas a 240 mil euros

  • Analizamos la evolución del presupuesto de la Fiesta de la Bulería, un evento que de cara a la edición de 2018 multiplicará sus números en un 140% con respecto al año anterior

Tío Gregorio ‘El Borrico’ recoge la Copa Jerez en la primera Fiesta de la Bulería en 1967, con Juan de la Plata a su derecha. Tío Gregorio ‘El Borrico’ recoge la Copa Jerez en la primera Fiesta de la Bulería en 1967, con Juan de la Plata a su derecha.

Tío Gregorio ‘El Borrico’ recoge la Copa Jerez en la primera Fiesta de la Bulería en 1967, con Juan de la Plata a su derecha. / cedida por el cadf

El presupuesto dotado por el Ayuntamiento a la próxima Fiesta de la Bulería ha levantado una polvareda de críticas, ya no sólo por parte de algunos artistas, sino también por el jerezano de a pie, que no concibe un gasto de este calibre con una ciudad resquebrajada económicamente por todos lados.

La LI edición, que se celebrará del 23 al 25 del próximo mes de agosto, será la más cara de la historia pues cuenta con una dotación presupuestaria de 240.000 euros, es decir, 40 millones de las antiguas pesetas.

Evidentemente, mucho ha llovido desde que Juan de la Plata y el equipo de colaboradores de la Cátedra de Flamencología creasen este evento, nacido como una apología de la bulería y con un marcado contenido localista.

La primera edición, celebrada el 1 de septiembre de 1967, contó con un presupuesto de 50.000 pesetas, de los cuales, casi las dos terceras partes se destinaron al pago de los artistas, que alcanzaron las 30.000 pesetas. Aquellos primeros años, el gasto corría a cargo de la propia Cátedra, principal organizadora, y así se mantuvo hasta mediados de la década de los ochenta. En este primer caso en concreto, fue el productor y empresario Pedro Pérez (entonces propietario del Cine Terraza Tempul, lugar donde se celebró) quien gestionó y abonó los gastos.

Como así descubre la hemeroteca, el paso de los años fue incrementando la cuantía de los presupuestos que a mediados de la década de los setenta alcanzaban ya las 800 mil pesetas.

En los ochenta se pasa brutalmente a los tres millones de pesetas, aunque ya bajo el control del Consistorio. Esta cifra se mantendrá también en los primeros años de los noventa hasta que en 1995 habrá una nueva subida económica, situándose en los 13 millones de pesetas. La inclusión en el cartel de artistas foráneos, caso de José Menese o Remedios Amaya, en ese momento bastante cotizados, encarece una edición en la que también había nombres con buen caché, como Agujetas, Sordera, El Torta y La Macanita, por citar a algunos.

A partir de esa fecha, las cantidades irán subiendo y bajando con poco margen. Así, en 1996 el Ayuntamiento anuncia un presupuesto de 14 millones de pesetas, mientras que un año después, en 1997, se reduce hasta los 10 millones. Esta cantidad se repetirá en los años sucesivos, es decir, 1998 y 1999, y se reducirá en el 2000, cuando la delegación de Cultura anuncia un presupuesto de 9,5 millones de pesetas.

Al empezar el siglo XXI, sobresalen los 16 millones destinados en la Fiesta de la Bulería del 2001, una cifra que volverá a bajar con la llegada del euro, situándose en los años siguientes, 2002, 2003 y 2004 en torno a los 60.000 euros, es decir, los diez millones de pesetas.

A partir de 2005, volverá a haber aumento, fijándose el presupuesto en 80.000 euros, y en 2006, en 90.000, de los cuales 60.000 serán, como afirman en rueda de prensa, para los artistas. Bajo estas cifras, entre los 90 y 120 mil euros, se mantendrán hasta la llegada del Partido Popular a la alcaldía en el año 2011, que promueve una nueva reducción. En su primera Fiesta de la Bulería, la de 2011, se advierte que la anterior (una de las más polémicas de la última época debido a la cantidad de pases de favor que se entregaron) tuvo un déficit de 83.000 euros, ya que sólo se vendieron 1.600 entradas.

Con el paso de los años la media se situará en los 90.000 y 100.000 euros, hasta llegar a la debatida edición de 2014, celebrada en el Mamelón y con acceso gratuito. En esta ocasión serán 85.748,84 euros los que se destinen a la misma, desglosados en 42.000 euros que se llevarán los artistas y en 43.748 euros en gastos de producción.

Al año siguiente, ya con la entrada del actual gobierno municipal, la reducción será drástica. El presupuesto se situará entonces en 45.650 euros, es decir, unos siete millones y medio de las antiguas pesetas, de los cuales 28.000 euros se dedicarán a gastos de producción y 17.650 a artistas. Entre los cambios realizados por el nuevo gobierno será la de celebrar el evento en el patio de San Fernando del Alcázar, cuyo aforo, aumentado con gradas supletoria, se llena hasta los topes.

Un año después, en 2016, el Ayuntamiento decide modificar la ubicación, y la Fiesta de la Bulería se celebrará por primera vez en la historia en la Alameda Vieja. Además, también se modificará por primera vez su estructura, pasando de uno a tres días. En este enclave el presupuesto se fija en 111.175,91 euros, y en pleno municipal se anuncia que los ingresos por venta de entradas fueron de 32.205 euros, y que el coste del sonido, contratado a la empresa sevillana Paradas, fue de 17.908 euros para los tres días de celebración.

El pasado año, en el acto de presentación de la L Fiesta de la Bulería, el Ayuntamiento, a través de su concejal de Cultura, Francisco Camas, comunica que intervención "nos exige además una reducción del 20% sobre las actividades del año anterior, el presupuesto de la Fiesta de la Bulería ha pasado de 120.000 euros a 100.000 euros", confiesa públicamente.

Analizando los datos que se ofrecen en la web del Ayuntamiento, entre las cantidades que se usaron destacan las 44.545 que se destinaron a la contratación de artistas. Al menos eso es lo que se recoge en la junta de gobierno local del 22 de agosto. Otros gastos fueron 2.032 euros en la contratación de las fundas para las sillas, o los 350 euros cargados al seguro de Responsabilidad Civil, que también se pueden encontrar en este mismo apartado municipal.

Asimismo, en el pleno del día 28 de septiembre, Camas cifró en 46.100 euros los ingresos por venta de localidades. A estas cuentas hay que añadir lo que se ingresó en concepto de subvenciones, que fueron 12.000 euros por parte de la Consejería de Cultura y 6.000 por parte de Diputación de Cádiz, tal y como anunció en la rueda de prensa Salvador Puerto.

Por contra, el Ayuntamiento, según se recoge en el perfil del contratante de la web municipal, gastó en promoción unos 65.000 euros, incluyendo la agencia de comunicación externa que se contrató para ello.

Para el presente año, la Fiesta tendrá un presupuesto de 240.000 euros, una cuantía que dejó boquiabiertos a los artistas que acudieron el otro día a la presentación, que siendo generosos cobrarán, según ha podido saber este Diario, en torno a los 90.000 euros por los tres espectáculos. A ello hay que sumar el gasto del sonido que en 2016 y teniendo en cuenta que se celebró en el mismo escenario fue de unos 18.000 euros. Desde el Ayuntamiento se hablaba también de un coste añadido en infraestructura al tener que habilitar la Alameda Vieja, si bien es verdad que cogiendo como patrón la de 2016 la totalidad del presupuesto fue de 111.175 euros, con lo cual no debería ser demasiado elevado.

El capítulo de ingresos, si tenemos en cuenta que el aforo por día será de 2.400 espectadores, será mayor que el de 2017.

Sin especificar a qué se destinará cada partida, algunas fuentes hablan de que dentro de esa cuantía, los 240.000 euros se encuentran también los datos de promoción, aunque de momento nadie ha especificado nada.

El presupuesto anunciado contrasta también con las cifras que se recogían en el Plan de Actuación de Fundarte (este año principal promotora del evento) para este 2018, donde el coste de la Fiesta de la Bulería para este año era de 107.183 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios