tradición

El arte de vestir de corto

  • Antolín Díaz presentará su libro el 9 de septiembre en la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre

  • Un recorrido a través de toda una vida de dedicación

Antolín Díaz, sentado en su museo del traje corto. Antolín Díaz, sentado en su museo del traje corto.

Antolín Díaz, sentado en su museo del traje corto. / manuel aranda

El traje de corto andaluz proviene de los trajes de trabajo que utilizaban los vaqueros de nuestra tierra en faenas como el traslado de ganado, el acoso y derribo o el apartado de reses. Poco a poco se comenzó a utilizar en ferias y para fines diferentes, lo que supuso la aparición de distintos tejidos y tonalidades, adornos y bordados. Hoy en día existen hasta siete variedades distintas del traje de corto.

Antolín Díaz Salazar lleva 63 años dedicándose al diseño y confección de este tipo de vestimenta. Comenzó cuando tenía 16 años, al volver del servicio militar ayudando en el negocio de su padre y sus tíos, que sólo hacían trajes simples. Fue ahí cuando descubrió su auténtica vocación, la elaboración de trajes especiales y únicos. "Con 23 años me independicé con un pequeño negocio en la plaza Estévez y después me compré esta casa, que ha sido mi taller hasta hace año y medio, cuando decidí jubilarme", cuenta Antolín.

"Cuando se casó la infanta me encargaron los trajes de los cocheros tres días antes""Quiero abrir mi museo al público incluso sin cobrar nada pero no reúne las condiciones"

Durante toda una vida de trabajo, Díaz ha contado con clientes del mundo del toreo como El Juli o Paco Ojeda, e incluso la Casa Real. "La infanta se casó en Sevilla y me encargaron los trajes que llevaban los cocheros y los guardaespaldas de la pareja. Me los hicieron hacer tres días antes y todos bordados a mano", comenta el diseñador.

Pero casi la mitad de su vida laboral la ha dedicado a la confección de los trajes para la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre, lugar donde presenta su libro 'El Traje Corto' el próximo 9 de septiembre. Con esta obra, su autor quiere plasmar la experiencia de 63 años de vida profesional "para dejar constancia de todo, ya que del traje corto no hay nada escrito" explica Díaz. El libro lleva ilustraciones de los trajes, patrones utilizados y personajes que lo han llevado puesto. "Lo vamos a sacar también en inglés y queríamos también en chino, pero no hay quien pueda traducir las palabras técnicas a ese idioma", afirma este veterano.

Pero su libro no es el único proyecto que Antolín ha tenido en mente durante toda su vida profesional. También cuenta con un museo en su propia casa, la cual data del año 1836, con aproximadamente 160 trajes nuevos. "Los he ido acumulando poco a poco, he ido dejando ejemplos de todos los modelos que he hecho pensando en esta colección. Esto lo inauguró el periodista Luis de Olmo hace 25 años, pero no vale nada si el público no lo puede ver. Lo quiero abrir incluso sin cobrar nada, pero no puedo porque no reúne las condiciones", resalta Antolín.

Hoy en día hay muchos que se dedican a confeccionar este tipo de trajes, ya extendidos por todo el mundo del caballo y del toreo, pero este experimentado diseñador destaca que "hay pocos que los hacen como son, porque no se han documentado de cómo es la estética clásica de esta vestimenta, y aquí ya está todo inventado".

El próximo 9 septiembre, a las 13 horas, en el Museo del Enganche de la Real Escuela, Antolín Díaz presentará su libro 'El Traje Corto', un recorrido por la labor de toda una vida de trabajo dedicada a esta vestimenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios