El precio de la vivienda en Jerez se mantiene por debajo de 900 euros

  • El metro cuadrado se sitúa al cierre del primer trimestre en 892 euros, 400 euros menos que la media provincial

  • Los precios asequibles y la segunda mano animan el mercado inmobiliario

Cartel que anuncia una vivienda a la venta en la plaza Plateros. Cartel que anuncia una vivienda a la venta en la plaza Plateros.

Cartel que anuncia una vivienda a la venta en la plaza Plateros. / vanesa lobo

La vivienda en Jerez se revalorizó cerca de un 5% en el primer trimestre del año, hasta alcanzar los 884 euros por metro cuadrado. Pese al repunte trimestral, los precios en el municipio jerezano, junto a los de algunas localidades de la sierra, siguen siendo de los más bajos de la provincia, donde el valor medio de los inmuebles se situó entre enero y marzo en 1.288 euros tras una caída trimestral del 2,6%, según reflejan los últimos datos del sector publicados por el Ministerio de Fomento.

Es decir, el metro de vivienda en Jerez es del orden de 400 euros más barato que en su entorno provincial, donde en el último año los precios apenas registran variación, al igual que en Jerez, donde los inmuebles hace doce meses cotizaban sólo ocho euros menos por metro que en la actualidad. Es decir, en una vivienda tipo de 90 metros cuadrados, la diferencia en el precio de un año a año rondaría los 1.200 euros.

Los precios bajos atraen a inversionistas en busca de casas para reformar y destinarlas a alquiler

Y es que el precio de los inmuebles jerezanos apenas ha variado en el último año un 0,9%, como también ocurre en la provincia, en la que el valor de la vivienda apenas cede un 0,1% en el conjunto de los doce últimos meses.

"Los precios están sostenidos y no hay repuntes ni bajadas significativas", explica José Antonio Fontal, propietario de la inmobiliaria Fonkal, quien destaca no obstante las grandes diferencias que existen dentro del municipio, donde hay zonas, como la sur y el centro, que tienden a la baja o en las que no hay variación, frente al alza que registran los inmuebles en la zona norte, considerada la milla de oro y que concentra mayor demanda.

En la zona sur es fácil encontrar un piso de tres dormitorios y dos cuartos de bajo por debajo de 90.000 euros, también en el centro, pero en la zona norte el precio se dispara por encima de los 100.000 euros si es que hay alguno disponible, señala el titular de esta céntrica inmobiliaria, una de las quince de la ciudad integradas en el grupo Gica -asociación de Gestores Inmobiliarios de la provincia de Cádiz-.

La planificación de algunas nuevas promociones en la ciudad animan el mercado, que sin embargo se mueve al ritmo que marcan las compraventas de segunda mano, la gran bolsa de viviendas disponibles en la ciudad y cuyo principal atractivo siguen siendo los bajos precios.

"En Jerez hay mucha vivienda vacía, aunque no en todas las zonas, y las de nueva obra también están saliendo bien gracias a que los bancos se han marcado los préstamos hipotecarios como objetivo prioritario", asegura Fontal, quien puntualiza que, por razones obvias, las entidades financieras miden más los riesgos, pero cualquier persona con cierta estabilidad puede acceder a una hipoteca por el 80% del valor tasado de la vivienda, que suele estar por encima del valor de mercado.

Este profesional del sector inmobiliario está convencido de que los tiempos del "todo vale", en los que la hipoteca daba para comprar la casa amueblarla, adquirir un coche nuevo y irse de luna de miel, "no volverán", pero hay mucha vivienda bancaria a la que también se quiere dar salida, lo que contribuye a mantener el valor de los inmuebles a raya.

El precio medio del metro cuadrado en Jerez tocó suelo en el cuatro trimestre del año pasado, situándose en 856 euros. El valor actual sigue estando por debajo de los 900 euros y hace ya cuatro años que el municipio jerezano bajó de los mil euros tras un descenso vertiginoso iniciado tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, con la que el metro de vivienda llegó a superar en 2007 los 1.700 euros.

Después de bajar de la nube, el mercado inmobiliario jerezano se resintió con una fuerte caída de las transacciones, desde las más de 4.000 que se superaban sin problemas antes de la burbuja hasta las apenas 885 con las que cerró el ejercicio de 2013.

El freno en la actividad se llevó por delante a un buen número de constructoras e inmobiliarias, si bien estas últimas hace algunos años que empezaron a resurgir al hilo de la recuperación de las compraventas de inmuebles, que en el último ejercicio alcanzaron las 1.800 tras un incremento del 21,6%.

En el primer trimestre de este año se registraron 458 transacciones, una decena más que la media trimestral del ejercicio anterior, con lo que se mantiene la tendencia al alza del mercado, en el que, según Fontal, en los últimos tiempos han hecho acto de aparición algunos inversionistas en busca de viviendas grandes a precios asequibles, sobre todo en el centro, para reformarlas y destinarlas a alquileres turísticos.

También hay mucho turista nacional y extranjero que viene a Jerez dos o tres veces al año y al que a la postre le sale más rentable comprar que alquilar. El Brexit no se nota de momento, entre otros motivos, porque a los británicos les gusta más la costa, explica Fontal, quien detalla que los extranjeros interesados en Jerez son de muy diversa procedencia, ya que hay mucho francés, belgas y también alemanes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios