La última campanada de los políticos

  • El PSOE se queda solo en la aprobación de los presupuestos 2008 y al aprobar la disolución de la GMU · La alcaldesa anuncia "acciones judiciales" contra Ramírez por su afirmación sobre los sueldos de asesores

Se sabía de antemano que el último pleno del año iba a ser 'movidito'. La aprobación del Presupuesto General 2008 y de la disolución de los organismos autónomos (la Gerencia Municipal de Urbanismo y la de Deportes, entre otros) traía cola desde hacía semanas y ayer ambos temas se les atragantaron a los concejales casi tanto como las uvas de Fin de Año. Al final, los dos asuntos fueron aprobados con la mayoría absoluta del PSOE y con el 'no' unánime de la oposición que acusó una vez más al gobierno de "oscurantismo" y "falta de transparencia". Intervenciones demasiado largas, el anuncio de una querella por parte de la alcaldesa y la manifestación de la CGT en la entrada del Consistorio, que estaba totalmente vallada y controlada por la Policía, convirtieron el último pleno del año en un acto casi tan pesado como las comidas navideñas.

Pese a las críticas, tanto el delegado de Recursos, Juan Manuel García Bermúdez, como la alcaldesa Pilar Sánchez, resaltaron que el próximo año la ciudad tendrá unos presupuestos "inversores" y "austeros", cumpliendo el Plan de Saneamiento. Un discurso totalmente opuesto al esgrimido por los concejales de la oposición. Desde IU, Joaquín del Valle, aseguró que las cuentas previstas por el PSOE no cumplen las recomendaciones de ahorro del propio Ayuntamiento y que los presupuestos denotan que las elecciones están cercanas. Al mismo tiempo, apuntó que las inversiones previstas por el gobierno "están sujetas a los aprovechamientos urbanísticos, lo que no da seguridad de que se cumplan". Palabras similares a las de Raúl Ramírez, quien por el PSA defendió que la regidora se dedica a hacer una política "de marketing y mediática", incumpliendo a su juicio todos los plazos legales para informar a la oposición sobre presupuestos y cualquier otro asunto de calado para la ciudad. Así, negó que se esté haciendo una política de ahorro y aprovechó para hacer referencia al supuesto cobro de sueldos de 72.000 euros por parte de los asesores del gobierno. Una última afirmación que le valió una rotunda respuesta de Pilar Sánchez: "Quiero que consten literalmente las palabras de Raúl Ramírez, porque voy a emprender acciones judiciales". De este modo, la regidora advertía de que el argumento de los sueldos millonarios está ya muy pasado y no permitirá que se especule con "algo que está ya aprobado en pleno y saben todos los concejales", dijo momentos después apuntando que estas remuneraciones están cifradas en 56.000 euros.

La negativa del PP para apoyar estos presupuestos estuvo basada también en la falta de información y en el no cumplimiento de los plazos legales para ofrecer dichos datos. Bernardo Villar, cuyo discurso se prolongó durante 29 interminables minutos justificados porque "estamos hablando de 373 millones de euros", preguntó al gobierno que si realmente se quiere ahorrar, "¿por qué el presupuesto de Onda Jerez se incrementa un 23%? Son 900.000 mil euros más de presupuestos cuando se dice que estamos escasos de recursos". A la vez, negó que se haya congelado el gasto corriente puesto que "se ha pasado de 71 millones a 80".

La réplica de García Bermúdez, que inauguró su discurso 'tirando de archivo' y enumerando los logros económicos del PSOE desde 2005, se basó en subrayar que el Plan de Saneamiento "es un documento vivo y abierto" y que el gasto corriente "decimos que no se incrementa porque sube por debajo de la inflación". En cuanto a los retrasos en la falta de información, el delegado hizo referencia en varias ocasiones al Ayuntamiento de Cádiz (PP): "Allí dieron los presupuestos 2 ó 3 días antes del pleno", zanjó, para disculpar al gobierno jerezano. Incluso, García Bermúdez perdió por unos momentos el espíritu navideño de estos días cuando salió en defensa de los asesores, cuyos sueldos nunca parecen pasar de actualidad. Aseguró que "ellos trabajan muchas horas, más incluso que algunos concejales que también cobran de este Ayuntamiento". Momento en el que la alcaldesa llamó al orden, ante el visible enfado de los populares, y el delegado pidió disculpas continuando con un discurso más pausado.

El que no perdió los nervios fue el delegado de Presidencia, Casto Sánchez, que explicó que la disolución de los organismos autónomos (Cultura, Promoción, Deportes y Urbanismo) corresponde a una decisión "irreversible que garantiza todos los derechos de las plantillas". Un cambio en el organigrama municipal para adaptarse al Plan de Saneamiento y para hacer frente a la "insostenible situación financiera". Casto Sánchez recordó, al mismo tiempo, que desde que gobierna el PSOE se ha hecho frente a la deuda con la Seguridad Social y se ha recuperado la Participación en los Ingresos del Estado, por lo que esta medida forma parte también "de un nuevo impulso a una gestión coherente". Para la oposición, sin embargo, la disolución de los entes autónomos es sinónimo de "menos control" por parte del resto de partidos.

El concejal de IU, Joaquín del Valle, matizó las palabras del portavoz de Presidencia asegurando que los órganos autónomos no son ni buenos ni malos, "todo depende de la gestión que se haga de ellos". Por ello, subrayó que la optimización de recursos materiales, económicos y humanos "también es posible de otra forma" y pidió el voto "responsable" de la oposición. Desde el PSA, su portavoz Rosario Rodríguez pidió explicaciones sobre la forma en la que se llevará a cabo la anunciada disolución e incidió en que dicha decisión responde a la intención de la alcaldesa "de reescribir la historia, porque ya avisó de que de la GMU no quedaría ni el logotipo". El mensaje navideño de la responsable del PSA fue más allá y adelantó que, pese a estos cambios, Pilar Sánchez pasará a la historia como "la alcaldesa del paro y la soberbia". Por su parte, la popular María José García Pelayo también cuestionó la viabilidad de disolver los órganos autónomos, así cómo la forma en que se realizará. De hecho, insistió especialmente en que en los informes del interventor y del secretario del Ayuntamiento "se realizan hasta 9 advertencias en torno a este proceso". En esta ocasión, Casto Sánchez descartó entrar en polémicas innecesarias y acusó al PP de realizar "un discurso teatral y torticero"; a Rosario Rodríguez de "hablar con voz despechada"; y a Del Valle le aseguró que el proceso "se hará con todas las garantías".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios