Un gran Perera corta dos orejas en la plaza de San Sebastián de los Reyes

  • Sebastián Castella pasea una oreja tras una firme faena y Talavante se muestra apático

El diestro extremeño Miguel Ángel Perera salió ayer a hombros de la plaza madrileña de San Sebastián de los Reyes después de cortar dos orejas importantes a un encastado, exigente y nada fácil ejemplar de Núñez del Cuvillo de una corrida muy deslucida en conjunto. El segundo fue un toro muy incierto y descompuesto al que trató Perera de someter por abajo y con el que estuvo firme. Con el encastado quinto, exigente y nada fácil, Perera le encontró pronto la distancia y lo sometió muy por abajo, muy templado, hasta hacerse con el toro. Muy seguro e importante con el toro y dos orejas de ley.

Castella puso muchas ganas toda la tarde y mucha quietud en dos toros sosos. Alejandro Talavante no tuvo opción con el tercero. Con la espada dio un mitin. El sexto fue un toro que iba y venía sin mayor virtud, y que se encontró a un Talavante muy apático.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios