fútbol división de honor

Preparando la fiesta

  • El Xerez DFC se exige los tres puntos de hoy ante el Pozoblanco para poder celebrar el ascenso con el Conil

Joaqui y Álex Expósito, sonriendo en un entrenamiento. Joaqui y Álex Expósito, sonriendo en un entrenamiento.

Joaqui y Álex Expósito, sonriendo en un entrenamiento. / manuel aranda

A siete jornadas del final y con nueve puntos de ventaja con respecto al tercero, que es el que va a marcar el ascenso directo vista la racha del Ceuta, el Xerez Deportivo FC hace cuentas para celebrar el ascenso a Tercera División y todas las cábalas más optimistas -celebrar en Chapín contra el Conil- pasan por sumar los tres puntos ante el Pozoblanco esta tarde (18:30) en el estadio.

En efecto, para el líder las cuentas son sencillas: para festejar en el próximo partido en casa es imprescindible y obligatorio sumar de tres en tres para cerrar la jornada 30 con 12 o más puntos de ventaja con respecto al tercer clasificado. Y para ello, no hay otra que sumar los tres puntos de esta tarde en el regreso a la competición tras el parón de Semana Santa, dos semanas de inactividad que han abierto un paréntesis en la racha del equipo, que acumulaba siete victorias consecutivas hasta empatar en la visita al colista antes del descanso liguero.

Y pese a que cualquier parón es observado con recelo por los entrenadores, no hay indicio alguno que apunte a que el equipo no vaya a mantener su impecable trayectoria y siga con un ritmo irresistible para sus rivales. Además, volver en casa sin duda ayudará a que la inactividad no juegue en contra sino lo contrario, que motive a los futbolistas al calor de la afición para mantener la inmaculada racha en Chapín, donde los de Masegosa cuentan sus trece partidos por victorias.

Y además de a Laura Álvarez, delegada de Deportes que ha anunciado su asistencia al partido, también se espera una afición motivada después de un mes sin ver a su equipo en el estadio y preparando ya la fiesta del ascenso porque, como bien dijo Masegosa el viernes, la realidad es que el Xerez DFC ya lo tiene en su mano y de mantener la línea ya solo es cuestión de poner fecha a la fiesta y a la celebración. Eso sí, para que no sea el cuento de la lechera lo primero es el Pozoblanco, que llega a Chapín necesitado de puntos si pretende mantener la cuarta posición -que a final de temporada y según ascensos y descensos de superiores categorías puede valer su peso en oro- y que ya en la primera vuelta pudo con los xerecistas, que ya están avisados del potencial cordobés.

Pepe Masegosa no puede contar con Caballero -baja este fin de semana por motivos personales- y ha citado a los otros diecisiete ya que están todos disponibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios