La campaña del olivar

Cae la producción de aceituna, que logra mejor precio

  • La cosecha se ha adelantado y el volumen total ha sido menor, quedando en Sevilla a la mitad en Manzanilla y Gordal Estados Unidos e Italia siguen siendo los principales destinos de la exportación nacional y andaluza y baja la importación

Tareas de recogida de la aceituna, conocido como verdeo. Tareas de recogida de la aceituna, conocido como verdeo.

Tareas de recogida de la aceituna, conocido como verdeo.

Al finalizar la campaña de verdeo, muy adelantada este año, el balance que hace el sector es que es ha sido rápida, con menor volumen, calibres buenos y precios superiores a los de campaña anteriores. Sin embargo, el descenso de producción vuelve a reducir el margen de los agricultores, ya que el precio más alto no llega a compensar a quienes no han tenido producción, lo que se suma a la inquietud generada por las incidencias en las exportaciones.

El déficit hídrico ha determinado la producción y calidad de la campaña de verdeo, viéndose agravada esta situación por las incidencias climatológicas durante las últimas fases de maduración y recolección, según los datos facilitados por el Observatorio de Precios y Mercados, donde se registra un descenso generalizado de la producción de las variedades cultivadas mayoritariamente en Sevilla, reduciéndose casi a la mitad la cosecha de Manzanilla y Gordal.

La campaña de comercialización 2018/19 ha sido un 6,6% superior a la precedente, gracias al ascenso de la exportación de Hojiblanca y Gordal. EEUU e Italia siguen siendo los principales destinos de la exportación nacional y andaluza. Destacan los incrementos logrados en otros mercados como Polonia, Canadá y Rusia y al tiempo, ha habido un descenso de las importaciones de aceituna desde otros países, debido a la mayor producción disponible.

Las temperaturas anormalmente altas de febrero y marzo, así como las olas de calor de mayo, con vientos secos, interfirieron en el desarrollo fenológico del olivar, reduciendo la floración y el cuajado. El verano, con temperaturas máximas suaves al principio, favoreció el rápido crecimiento de los escasos frutos que alcanzaban muy buenos calibres. Sin embargo, con la subida de las temperaturas se puso de manifiesto el estrés acumulado por el árbol, iniciándose el arrugado y amoratado de los frutos, lo que precipitó la campaña de Manzanilla, Gordal y otras variedades tempranas, para evitar mayores pérdidas en una producción ya muy mermada.

Adelanto

En general, y dada la poca cantidad de aceituna cosechable, ha sido una de las campañas de verdeo más cortas de los últimos años. Se ha adelantado una semana respecto a las fechas habituales en Gordal y Manzanilla y casi dos en Hojiblanca. Las necesidades de mano de obra han sido discontinuas porque había que ir seleccionando zonas, parcelas y árboles, buscando las aceitunas de calidad.En el conjunto nacional, la producción de aceituna cruda neta de la campaña de verdeo 2019 ha sumado 454.570 toneladas, un 23% menos que en la campaña anterior.

En concreto en las variedades Manzanilla, Gordal y Hojiblanca, que representan el 80% del total de la producción nacional de aceituna para entamar, la producción ha sido de 365.771 toneladas, un 31% inferior a la producción de la campaña de 2018, debido al descenso de producción de Manzanilla y Gordal. En concreto, Manzanilla ha disminuido su producción a nivel nacional un 46%, mientras Gordal ha descendido un 52% y Hojiblanca un 16%. El resto de variedades, sin embargo, han incrementado su producción un 42%.

La producción neta de aceituna cruda de Andalucía, con 336.520 toneladas, representa el 74% de la producción nacional total, reduciéndose la importancia relativa de la comunidad en la contabilidad nacional por la caída acusada de la producción de Manzanilla. La aceituna verdeada en 2019 ha sido un 31% inferior a la campaña anterior y un 25% inferior a la media de las campañas 2011-2018.

La producción de Manzanilla, Gordal y Hojiblanca andaluza (314.590 toneladas) representa el 86% de la producción de estas variedades a nivel nacional, y ha decrecido un 33% respecto a lo producido en la campaña precedente.

En cuanto a los precios percibidos por el agricultor, el Observatorio señala que con estimaciones de cosecha por debajo de las necesidades de abastecimiento de la industria, se ha producido una recuperación de los precios en origen en todas las variedades, pero más especialmente en las que han tenido una producción más escasa. Los precios en general han sido ascendentes a lo largo de la campaña, aunque siempre en función de las calidades y calibres de las aceitunas.

La campaña de comercialización 2018/19, con 440.400 toneladas de aceituna cruda comercializada, fue un 6,6% superior al volumen comercializado en la campaña anterior y un 6,4% por encima del promedio de las campañas 2011 a 20183.

Mercado exterior

La exportación experimentó un ascenso del 8,6% respecto a la campaña 2017/18, mientras que el mercado interior solo incrementó un 3%.

Hojiblanca y Gordal han sido el motor del incremento de la comercialización, tanto en la exportación, como en el comercio interior, mientras que Manzanilla y la categoría de “Otras variedades” han sufrido el descenso en ambos mercados.

En concreto se comercializaron 243.950 toneladas de Hojiblanca, un 10% más que la anterior campaña y un 6% por encima del promedio de las campañas comercializadas entre 2011 y 2017, dedicando el 75% a la exportación. De Gordal, se comercializaron 52.380 toneladas, lo que supone un incremento del 37% respecto a la campaña anterior y un 73% por encima de la media de las 7 campañas anteriores, dedicando el 57% a la exportación. La Manzanilla, sin embargo, descendió un 5% su comercialización con 131.330 toneladas, de las cuales el 55% se dedicó a la exportación.

Las existencias al finalizar la campaña y que sirven de enlace con la siguiente, se incrementaron un 4%, compensándose el descenso de las existencias de Gordal y Hojiblanca con el ascenso de la Manzanilla y resto de variedades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios